Abstenciones

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números 6:1 a 6:3: El Señor habló a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: El hombre o la mujer que se aparte para hacer un voto nazareo de abstenerse en beneficio del Señor. Se abstendrá de vino nuevo y añejo; no beberá [incluso] vinagre de vino hecho de vino nuevo o añejado, ni podrá beber ningún licor de uva y no comerá ni uvas frescas ni secas.

Un nazareo (Nazir), un monje, es una persona que toma el voto de dedicarse al Creador y por lo tanto, se abstiene de consumir productos relacionados con vino o con uvas.

Por un lado, aparentemente es algo bueno y, a veces, es incluso necesario. Sin embargo, por otro lado, no es deseable ya que el objetivo de la creación es deleitar a la persona y a toda la humanidad como una sola alma. Resulta que, en realidad, un monje se niega a recibir placer.

Si te niegas a consumir algo que no es kosher –es decir que no es apto para la corrección interna, como la carne no kosher o la carne y la leche, las líneas derecha e izquierda que quedan sin un Masaj (pantalla)– simplemente, no puedes recibirlo con la intención de otorgar ya que no tiene estos poderes.

Al final de la corrección, todo va a estar completo y tendrás esos poderes y podrás consumir todo con el atributo absoluto de otorgamiento. No habrá limitaciones, ni mandamientos y todo va a pertenecer al pasado. Los mandamientos son sólo las acciones de corrección que son necesarias, siempre y cuando no hayas corregido todas las partes de tu alma.

Un monje, por el contrario, se restringe a sí mismo y parece decir: “No voy a corregir esto ni aquello” En este caso, por supuesto, es mucho más fácil para él porque puede ser libre de muchas acciones, pero tiene que compensar la falta de trabajo en determinadas condiciones y con ciertos deseos. Esta es la razón por la que un monje debe hacer sacrificio y así compensar la parte sin corregir. Este es un sistema complejo y todo depende de la calidad del alma.

Pregunta: Cuando hablamos de comida que no es kosher, está claro que no debemos consumirla, pero el vino es kosher.

Respuesta: El vino simboliza una Luz muy alta, la Luz de Jojmá. Un monje entiende que no puede recibir y utilizar esta Luz para alcanzar Jojmá, por el bien del Creador y que, en ese caso le servirá de manera opuesta y lo intoxicará, como en el caso de Shimshon-Nazir el monje que fue obligado a beber y se embriagó, lo que significa que no pudo recibir la Luz por su progreso espiritual y sintió una tragedia. Esta es la razón por la que un monje no funciona con esta Luz. Todos podemos experimentar este estado. En general, también es claro que se trata de un estado interno que no tiene nada que ver con nuestros atributos físicos.
[160960]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/ene/15

Material  relacionado:
Vino estimulante
Sacrificando el ego por el bien del otorgamiento
El trabajo rutinario no trae beneficio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: