Comunismo: Utopía o realidad, Parte 3

555Genes espirituales del pueblo judío

Pregunta: ¿Por qué específicamente los judíos siempre mantienen la idea revolucionaria de llegar a ser como una familia?

Respuesta: Es muy natural que esta idea haya estado muy cercana a los judíos cuando ellos salieron más allá de la Zona de Residencia. Ellos sentían que, para ellos, se había abierto una nueva ventana por la cual desaparecer y, sin remordimiento, abandonaron su fe porque estaba más allá de ellos; esta no les dio respuestas a ninguna pregunta, y se les obligó a llevar a cabo ciegamente lo que estaba en sus libros de ley religiosa. Ellos no querían vivir en el exilio (en aldeas remotas), entonces la revolución para ellos fue libertad, y empezaron a estar activamente integrados en esta.

Más allá de eso, en ellos ardía un anhelo por llevar a todo el mundo hacia una sociedad feliz, porque este deseo es latente en el carácter judío. Sin embargo, está enterrado bajo muchas capas egoístas que son típicas del obstinado pueblo judío. Resulta que por una parte, el ego del judío anhela la convergencia, la ayuda mutua, y el trabajo entre ellos. Sin embargo, por otra parte, está dirigido hacia el opuesto completo: la competencia, la acumulación de riqueza y la separación.

En principio, es típico de ellos tener un carácter opuesto, un carácter que es muy agudo en sus manifestaciones positivas y negativas porque por 1,5000 años – desde los días de Abraham hasta la destrucción del segundo Beit HaMikdash (Templo) – los judíos vivieron de acuerdo a la ley, ¨ama a tu prójimo como a ti mismo¨. Después de eso, cayeron de este nivel de amor mutuo al nivel del odio.

Guardaron en ellos las impresiones del conocimiento de los dos niveles, entonces no se mitigaron y ocultaron aquello dentro de sí mismos. Guardaron en ellos las impresiones del conocimiento de los dos niveles, en consecuencia son inquietos y contradictorios. Como dice el refrán: ¨Donde hay dos judíos, hay cuatro  opiniones¨, y en verdad es así. Todo esto se deriva de su pasado.

Sin embargo, cuando se revela en ellos una idea que empata al menos en una de las dos direcciones, sea la realización egoísta o la realización altruista (comunista), saltan y se sumergen de cabeza en ella.

Es así como también fue en Rusia cuando se apresuraron a construir el comunismo para llevar a toda la humanidad a la felicidad. Ellos no pensaron sobre nada más. Después de todo, en ese tiempo, la destrucción, el hambre, el tifus, el terrorismo y el vandalismo prevalecían en Rusia. ¿Quién podía imaginar hacerse rico a las expensas de alguien más en condiciones como esas y luego dar la vuelta en una dirección diferente? ¡Esto no podía ser!

Sin embargo, aquí apareció una contradicción entre aquellos que eran atraídos y seducidos por los rostros brillantes del comunismo y aquellos que pensaban que esto tenía que ejecutarse bajo una supervisión precisa. Al final, Stalin y su pequeño grupo tomaron el poder porque el pueblo era cercano a ellos y los entendían más que a los ideales de Trotsky, y su seguidores trataron de hacerse cargo de las masas.

En cualquier caso, entendemos a Marx porque él explicó que la construcción del comunismo requiere de una investigación contínua. No necesitamos mirar esta teoría a través de los lentes de los oportunistas que lo distorsionaron y prepararon el suelo para una revolución sin fundamento, Marx explicó que una nación como Rusia, de acuerdo a su desarrollo social, no era apropiada para la realización de ningún paso en dirección de la sociedad comunista.

Pregunta: Cuando se habla sobre el proceso general del desarrollo humano y el rol del pueblo judío en este, entendemos que no hay accidentes. Todo sucede de forma natural. El pueblo judío en Rusia aceptó inmediatamente la idea del comunismo y se desarraigaron hacia esta y huyeron de la religión, la cual básicamente no les permitió realizarse a sí mismo por dos mil años.

Respuesta: La Zona de Residencia no les dio a los judíos la oportunidad de realizarse a sí mismos. Además, la imagen general de la religión, que empezó a desarrollarse incluso a mediados del siglo, jugó su parte aquí. Nuestro egoísmo empezó a crecer y a ponerse por encima de la opinión aceptada por todos acerca de Dios, el infierno y el cielo. Ya no era posible para la persona permanecer como un primitivo, esclavizándose a sí mismo a tal vida con el fin de algún paraíso en la siguiente vida. ¡El creciente egoísmo no le hizo posible actuar así! Este atrajo a la persona hacia todo tipo de áreas, la desgarró en pedazos: industria, comercio, arte y cultura, ¡cualquier cosa que sea posible!

Los judíos no tenían tal posibilidad, ya que estaban sujetos a las órdenes del Zar en relación a la Zona de Residencia, y cuando todas estas leyes de pronto colapsaron, se desató inmediatamente el infierno.

Continuará.
[160131]
De Kabyv  “Sobre nuestra vida” 11/may/15

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: