El espíritu de los celos

thumbs_laitman_224La Torá, “Números” 5:14: Pero un espíritu de celos había venido sobre él y él empezó a celar a su mujer, habiéndose ella contaminado o bien, un espíritu de celos había venido sobre él y él era celoso de su esposa y ella no estaba contaminada.

Una persona hace un gran esfuerzo para conectarse al Creador por sus deseos que se dirigen a la meta. Cuando él entra en el siguiente nivel de Ibur (gestación) piensa que él puede aferrarse a este estado, pero de repente algo trágico sucede y él cae. Él ya entra en el siguiente nivel, el Partzuf superior y, de repente se cae debido a que algunos de sus deseos se han desprendido de la intención correcta. No hay nada que puedas hacer aquí, sino examinar tus deseos.

Comentario: ¿Resulta qué todo en este mundo proviene de raíces espirituales?

Respuesta: ¡Nada en este mundo pueda ser de otra manera! Lo que es más, nuestro mundo es muy plano.

Hay diferentes estados en el mundo espiritual, incluyendo celos y fraudes. Una persona utiliza todo lo que puede para su ascenso espiritual. No pasa nada en vano en este proceso, mientras que en nuestro mundo un hombre puede suicidarse y matar a su mujer a causa de sus celos. Si una pareja son socios en una cierta búsqueda y de pronto ella se siente atraída físicamente a otro hombre, ella se desprende a sí misma de la idea general, del anhelo mutuo por su hombre y él no puede alcanzar la meta que se han fijado para sí mismos sin ella.

Resulta que ella ha traicionado su movimiento común y ha matado totalmente su estado, pero sin ella es imposible cumplir la corrección espiritual porque ella es la mitad del Partzuf común.
[160854]
De Kab TV  “Secretos del Libro Eterno”  21/ene/15

Material relacionado:
Amor y lealtad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta