Figuras en el tablero de la vida

Dr. Michael LaitmanPregunta: Estoy profundamente mortificado por el intento de boicotear el equipo de fútbol de Israel, para evitar su participación en el campeonato del mundo. Parece poco importante, sólo es fútbol, sólo un juego, pero esto ha provocado una profunda preocupación por la existencia misma del Estado de Israel.

¿Cuál es el papel del juego en nuestras vidas? Después de todo, nos levantamos por la mañana, sin comprender qué juegos juega la vida con nosotros, quién mueve “las piezas en el tablero”

Respuesta: Como dijo Shakespeare: “El mundo entero es un teatro y la gente ahí son actores” El problema es que no entendemos que juego jugamos, qué papel estamos haciendo y quién es el director. No sabemos quién mueve las piezas en el tablero de la vida.

Cada segundo aparecen nuevos deseos, pensamientos, miedos, ansiedades y cálculos tirando en direcciones diferentes. Supuestamente elegimos a dónde ir y pensamos que esa decisión determina nuestro próximo instante. Pero, ¿en realidad tomamos decisiones por nuestra cuenta o, alguien lo hace por nosotros?

En esencia, estamos dentro de un gran campo de fuerza que nos impulsa a unirnos y separarnos unos de otros. Así es toda nuestra vida.

Todo lo que nos sucede está determinado por un campo de fuerza especial llamado “Creador”, naturaleza. Este campo llena todo el universo y nosotros nadamos en él, como en un océano de agua.

Este campo juega con nosotros, como se dice en el Libro del Zohar, “¿Qué hace el Creador? Se sienta y juega con el leviatán“, con el enorme deseo de la creación: la naturaleza inanimada, plantas, animales y personas.

La diferencia entre estas cuatro etapas de la creación se encuentra en el nivel de sus deseos, el grado de su egoísmo, con lo que el Creador juega. Este es un juego real en el que no somos sólo espectadores, tenemos parte directa.

El juego de la vida es un asunto muy serio. Es un juego en el que repetidamente jugamos roles diferentes: alguien juega conmigo y yo juego con él. Tenemos que conocer las reglas del juego, ver quién realmente mueve “las piezas”, cuál es el propósito del juego y en qué tipo de “actuación” vivimos…

Pregunta: ¿Qué somos nosotros en este show: peones indefensos o actores?

Respuesta: Somos actores, pero seguimos un programa preestablecido. No tenemos libertad en absoluto. ¿Cómo podemos ser libres si no sabemos qué va a pasar con nosotros en un momento o en mil años?

¡No sabemos nada! Por eso no podemos dirigir la obra. Si queremos tener algún control sobre la función, debemos familiarizarnos con el Director -el campo de fuerza global- y entender a dónde nos lleva.

Así, seremos capaces de participar consciente, racional y responsablemente en el juego de la vida. Esta es la única manera de tener libre albedrío; de lo contrario, vamos a seguir siendo peones insignificantes por siempre.
[160387]
De la programación de Radio israelí 103FM, 31/may/15

Material relacionado:
Acepto las reglas del juego
El juego de la vida contiene el pensamiento del creador
Toda la creación es un juego del creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta