La revolución del siglo 21: en beneficio de la sociedad integrada

Dr. Michael Laitman(Continúa de “Revolución del siglo 21: hombre rico, hombre pobre”)

Pregunta: Exactamente ¿Cómo, con el método de educación integral, cambiará la relación entre ricos y pobres?

Respuesta: Gracias a eso, vamos a revelar el sistema de interconexión. No hay alternativa. En la medida en que seamos capaces, es necesario crear los mecanismos correctos de interacción.

La conclusión es que las dos categorías de la población recibirán un beneficio nuevo, una nueva realización. Revelarán la fuerza superior, la vida en el nivel humano, Adam, el cual es similar a la fuerza superior. Sentirán que adquieren un nuevo mundo que está por encima de vida y muerte, de pobreza y riqueza.

Esto satisface a la persona, sustituye placeres antiguos. Su interés ya no es dinero, cuentas bancarias, ventas, fábricas, periódicos ni barcos de vapor. Todo esto le daba placer indirecto y difuso. Aquí, una persona recibe satisfacción directa.

De hecho, nuestra naturaleza corporal es el deseo de disfrutar. Su verdadera satisfacción es lo que definimos con el término “Luz”. Por lo tanto, el método integral nos permite satisfacer este deseo no por dinero, honor ni poder, sino, solamente por la Luz.

No hay reemplazo. Comparado con esto, todo lo demás es sólo un sustituto. Relaciones sociales bien establecidas nos permitirán recibir placer natural que, obviamente, es más eficiente y más atractivo que sus sustitutos, los que, generalmente, son aceptados en la actualidad.

Pregunta: ¿Cómo puede una persona obtener esta Luz?

Respuesta: Se debe conectar correctamente con los demás. Luego, juntos crean un sistema único que corresponde a la unidad de la Luz. Las propiedades de este sistema en el que una persona existe coinciden con la propiedad de la Luz, el bienestar y luego, la persona siente satisfacción en sí misma.

Por lo tanto, nuestra unidad es sólo la condición en la cual recibimos satisfacción eterna y perfecta y debido a ello, revelamos la vida a un grado superior.

Pregunta: Así que, en última instancia, ¿Todo depende de nuestras relaciones?

Respuesta: Por supuesto. La luz me muestra que todos estamos en el mismo sistema. La formación de sus condiciones actuales no dependen de nosotros, pero ahora, con base en la situación actual, se debe llegar a una decisión.

Hago cálculos no de lo que solía ser, sino de lo que será. Tenemos que formar tal conexión que juntos podamos construir una nueva sociedad. ¿Para qué? Para revelar en ella la vida eterna.

En conclusión, el odio hacia los ricos terminará cuando, junto con los pobres, actúen en beneficio de una sociedad unificada e integrada.
[160550]
De Kabtv “Una nueva vida” 14/may/15

Material Relacionado:
La revolución del siglo XXI: el revolucionario callejón sin salida
Es libertad de la esclavitud, no desempleo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: