La verdad sobre el boicot de Israel, Parte 2

laitman_568_01Debemos entender que el gobierno superior despierta la actitud negativa de las personas por medio de nosotros, porque nosotros por nuestra parte, no generamos nada positivo.

Necesitamos llegar a ser un ¨reino de sacerdotes¨ y una ¨nación santa¨. Baal HaSulam habla sobre esto en los artículos ¨Matán Torá (La Entrega de la Torá)¨, ¨Arvut (La Garantía Mutua)¨ y otros. Este es nuestro destino, pero no lo realizamos.

Hasta la fecha, el proceso de la formación del Israel moderno se ha agotado. No hemos creado una nación que por medio de su diseño sea consistente con el concepto de ¨el pueblo de Israel¨. Como resultado, nuestro país no puede ser llamada ¨la nación de Israel¨. Considerando la cultura y la educación, no tenemos correlación con lo que debería haber sido.

Por lo tanto, en años recientes, la presión externa ha estado creciendo. No hace diferencia quién está detrás de esto, sea el presidente de Estados Unidos, el primer ministro de Francia o Inglaterra, una organización estudiantil o nuestros vecinos árabes.

Es más, recientemente hemos estado sintiendo presión desde todos los lados. Hoy en día, se ha llegado al hecho de que ningún país, ni pueblo, ni partido levantará su voz por Israel. Esta es un señal clara de la cantidad de tiempo agotado que nos ha sido asignado para en realidad organizarnos y llegar a ser lo que éramos: ¨Luz para las naciones¨.

Además, sólo podemos ser luz para las naciones bajo la condición de que nos unamos entre nosotros. Después de todo, nuestra nación, a diferencia de las demás, no fue fundada en una base genética. Nuestra nación es un grupo de personas unidas por ideología en lugar de biología.

Es necesario tomar en cuenta lo que se dice en la Torá y lo que dicen los cabalistas: Tenemos un rol especial, y necesitamos implementarlo de forma apropiada, en primer lugar, en relación con las personas en el país de Israel.

Continuará…
[160761]
De Kabtv “Sobre el boicot de Israel” 3/jun/15

Material Relacionado:
Una guerra entre el bien y el mal
El antisemitismo como una exigencia de atención y de amor
No podemos quedarnos tendidos en el suelo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: