Llegar a conocer el plan de la creación

Dr. Michael LaitmanTodos nosotros estamos en un sistema que opera con distintas fuerzas y, como resultado, surgen en nosotros diferentes deseos, impulsos y pensamientos. Todo depende de la medida en que participamos mutuamente con estas fuerzas de forma correcta con el fin de alcanzar un estado de equilibrio y armonía con ellas.

La persona está bajo la presión de fuerzas segmentadas y, debe organizar sus pensamientos y deseos y, entender hacia dónde nos dirigimos. Vemos que todo está avanzando muy rápido en cierta dirección pero sin un plan. La naturaleza tienen un plan claro y exacto que el hombre no entiende. No sabe cómo se desarrolla la naturaleza y qué es lo que esta exige de nosotros.

Estamos forzados a participar en el proceso evolutivo junto a la naturaleza del inanimado, vegetativo y animado, que nos rodea y, al mismo tiempo, dentro de nosotros, como toda la humanidad.

Sin embargo, no podemos siquiera imaginar las fuerzas de nuestro desarrollo, la meta y el plan real de la naturaleza. No sabemos lo que traerá el mañana y así, participamos en este proceso pasivamente.

Con el fin de encontrar las respuestas a las preguntas básicas sobre el propósito de la existencia humana y de la humanidad, en nuestros tiempos complicados, debemos prestar atención a la naturaleza que nos rodea y tratar de entender su plan. De hecho, hasta la fecha ya hemos pasado a lo largo de una gran parte del eje del tiempo de nuestro desarrollo y, vemos que nos estamos desarrollando muy rápido. Por supuesto, existen distintos periodos pero, este es un proceso acelerado. Esta aceleración, de forma especial, últimamente es evidente y es muy aterrador.

Nuestro desarrollo toma lugar bajo la influencia de nuestros deseos egoístas para entender y descubrir todo, controlar y manejar todo. Es más, el egoísmo de cada uno, de cada nación, de cada estado y todo el egoísmo universal, es solamente el ego humano. Todas las demás partes de la naturaleza, el inanimado, vegetativo y animado no tienen egoísmo. Estas son manejadas de forma natural, instintiva, bajo la influencia de las leyes mecánicas de la naturaleza. Hacen lo que la naturaleza estimula en ellas. Esta es la razón por la que no son el problema sino, sólamente la humanidad. También podemos dividir a la humanidad en cuatro grupos: las masas en el nivel inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza y, los seres humanos, de acuerdo a su habilidad de entender el propósito de nuestra existencia.

Por lo tanto, primero que nada, debemos enseñar y educar a aquellos que están cercanos a la percepción y entendimiento de la naturaleza humana.
[161398]
De Kabtv ¨Conversaciones con Michael Laitman¨ 1/jun/15

Material relacionado:
El universo de la sabiduría infinita
Familiarizándonos con la mente universal
El tesoro escondido en nuestros bolsillos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta