Sanando los deseos nocivos

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números 5: 1 a 5: 2: Y el Señor habló a Moisés diciendo: Ordena a los hijos de Israel, que destierren del campamento a todos los afectados por tzara’ath (leprosos), con flujo de semen y a aquellos inmundos [en contacto] con los muertos.

Los atributos llamados leproso e inmundo por contacto con muertos existen en cada persona. Se refiere al ego que aún no se ha corregido. Para corregirlo tenemos que separar con precisión las partes inútiles, las bajas y egoístamente infectadas por deseos que han sido sanados con la intención de amar y otorgar, a favor de la conexión buena y correcta. Este tipo de trabajo se realiza en todos los niveles. En el momento en el que, en la preparación para el ascenso al nivel de la tierra de Israel, algún paso se logra, en el nivel de otorgamiento y conexión total de amor mutuo, diferentes acciones deben realizarse de inmediato con el fin de aclarar y reunir lo que falta.

Si, por ejemplo, se me asigna para clasificar, limpiar y elegir algunos artículos, la primera vez lo hago sin lentes, luego con lentes débiles y después, con lentes más fuertes y con luz adecuada, etc. Esto significa que cada vez la resolución es mayor. Es como si examinamos estos atributos, pero cada vez bajo una lupa más fuerte. Cuando clasificamos, aclaramos si estos atributos son realmente perjudiciales y en qué medida. Lo que es más, podemos corregirlos sólo cuando los separamos de otros atributos, los sacamos del campamento. Pero, en general, toda la generación que avanza del monte Sinaí a la tierra de Israel muere y, una nueva generación entra en la tierra, lo que significa que el ego desaparece por completo y la nación entra en la tierra de Israel como si renaciera.

Pregunta: ¿A dónde van los atributos no corregidos?

Respuesta: Más allá de los límites de los deseos que participan en el ascenso al nivel de la tierra de Israel. Tienen que morir, es decir, tienen que ser cambiados y corregidos totalmente. En espiritualidad muerte significa purificación. Tengo que pensar en cómo distinguir los deseos y atributos impuros dentro de mí y no usarlos. Sacarlos del campamento es una forma de darles muerte. No necesitan recibir ninguna Luz.

El problema es que cuando deseos egoístas están entre deseos e intenciones correctas reciben Luz y se aferran a ellos. Por ejemplo ¿por qué se elimina un tumor? Porque absorbe los poderes del cuerpo y se nutre de órganos sanos, vive a sus expensas. Pero si se remueve, muere por falta de alimento. Así, cuando la intención egoísta muere los deseos son rehabilitados y sanados; se someten a la corrección y se unen al cuerpo sano. Al mismo tiempo, nada desaparece. Los deseos se mantienen y sólo la intención cambia: intenciones altruistas aparecen en lugar de intenciones egoístas.

Pregunta: ¿Es así como un leproso se sana?

Respuesta: Un leproso es un deseo que se utiliza en forma incorrecta, para bien propio. Pero si se elimina la intención del bien propio y se cambia, con ayuda de la Luz Superior, a intención por el bien del Creador, este deseo sana.
[160568]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 21/ene/15

Material relacionado:
Revisando la pureza de intenciones
Los tontos y los sabios
La Torá da vida al hombre

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: