Congreso en México – “Un corazón para todos” 17 al 19 de julio de 2015. Lección 2

Dr. Michael LaitmanLección 2: Las bases para establecer la sociedad

La necesidad de un buen ambiente para avanzar en la Escalera Espiritual

  1. Está escrito, “Oh, Señor, eres la porción de mi herencia y de mi copa, Tú guardas mi suerte. Tú colocaste mi mano en la buena fortuna, al decir: ‘Toma esto para ti’”.

Ahora podemos ver el verdadero significado de sus palabras, que de hecho, es verdad que el Creador mismo pone la mano del hombre en la buena fortuna, dándole una vida de placer y deleite dentro de la vida corpórea, llena de tormento y dolor y desprovista de contenido….

La elección del hombre se refiere sólo al fortalecimiento. Esto es debido a que ciertamente hay aquí un gran esfuerzo y afán antes que uno purifique su cuerpo y pueda observar la Torá y Mitzvot correctamente; es decir, no para contentarse a sí mismo, sino para satisfacer a su Hacedor, lo que se denomina “Lishmá” (lit. En Su nombre). Ya que sólo de esta manera se logra una vida de felicidad y el agrado que viene al observar la Torá.

Sin embargo, antes que uno llegue a esa purificación, escoge, ciertamente, fortalecerse en el buen camino con toda clase de medios y artificios….

-Baal HaSulam, “Introducción al estudio de las Diez Sefirot

2. Uno mismo no puede elevarse por encima de su propio círculo. Por ende, uno debe nutrirse de su entorno. Y uno no tiene otra alternativa que conseguirlo por medio de mucho trabajo y Torá. Por tal motivo, si uno elige para sí un buen entorno, se ahorra tiempo y esfuerzo, ya que se conduce de acuerdo al entorno en el que se encuentra..

-Baal HaSulam, Shamati, 225 “Elevarse a sí mismo

3. Ya que aunque cada uno tenga “su propia base”, las fuerzas no se revelan abiertamente sino por el ambiente en que uno está…

Así, el rabino Yosi Ben Kisma correctamente asumió que si él debía dejar el ambiente bueno que él había escogido y caía en un ambiente dañino; es decir, un lugar sin discípulos de Cabalá, no sólo sus antiguos conceptos estarían comprometidos, sino que todas las demás fuerzas, ocultas en su base, que él aún no había revelado en la acción, permanecerían ocultas. Esto es porque ellos no estarían sujetos al ambiente correcto que los activaría. sólo en materia de la elección por parte del hombre del ambiente, su reinado sobre él es medido

-Baal HaSulam, “La Libertad

4. Sin embargo, hay libertad para la voluntad al principio para escoger tal ambiente como libros y tales guías, que le conceden conceptos buenos. Pero si uno no hace esto, sino que está dispuesto a ir a cualquier ambiente y leer cualquier libro que caiga en sus manos,…

En consecuencia será forzado a conceptos, que lo hacen pecar y condenar. Ciertamente será castigado, no debido a sus malos pensamientos y hechos, sobre los que él no tiene ninguna opción, sino porque no escogió el ambiente bueno, en el que definitivamente hay elección.

Por lo tanto, quien se esfuerza continuamente en escoger un mejor ambiente es digno de alabanza y de recompensa. Pero no debido a sus buenas acciones o pensamientos, que le vienen sin su opción, sino debido a su esfuerzo por adquirir un ambiente bueno, que le trae estos pensamientos y hechos buenos. Como el rabino Yehoshua Ben Perajyá dijo: “haga un rabino para usted y cómprese un amigo”.

-Baal HaSulam, “La Libertad

5. Nuestros sabios dijeron, “Hazte de un Rav y cómprate un amigo”. De tal manera que la persona puede hacerse un nuevo ambiente, el cual le ayudará a obtener la grandeza de su Rav por medio del amor de los amigos que aprecian a su Rav. Que por medio de la conversación de los amigos acerca de la grandeza de su Rav, cada uno de ellos recibe la sensación de su grandeza. De tal manera que el otorgamiento hacia su Rav se convertirá en recepción y combustible, a tal grado que le llevará a ocuparse en Torá y Mitzvot Lishmá.

Y por eso dijeron que: “La Torá es adquirida mediante cuarenta y ocho virtudes, al servir a los sabios y por la prolijidad de los amigos”. Porque además de servir a su Rav, uno también necesita la prolijidad de los amigos; es decir, la influencia de los amigos, tal que lo influenciarán para la adquisición de la grandeza de su Rav. Puesto que la obtención de la grandeza depende completamente del ambiente, y es imposible que el individuo vaya a influenciar esto con algo.

-Baal HaSulam, “Discurso para la conclusión del Zohar

6 .Si uno no posee un deseo y un anhelo por la espiritualidad, pero se encuentra entre personas que sí tienen ese deseo espiritual, y uno las aprecia y estima, entonces también extraerá la fuerza de ellos para sobreponerse; y lo mismo con sus deseos y aspiraciones, aunque de acuerdo con sus propios atributos, él mismo no tenga estos deseos ni aspiraciones, ni la fuerza necesaria para trascender su propio estado. Pero según sea la importancia y trascendencia que les atribuya a estas personas, recibirá nuevas fuerzas.

-Baal HaSulam, Shamati 99, “Malvado o justo no dirás

7. Cada uno debe tratar de llevar al grupo un espíritu de vida y esperanza, e infundir energía al grupo. Así, cada uno de los amigos será capaz de decirse: “Ahora puedo hacer borrón y cuenta nueva en el trabajo”. En otras palabras, antes de venir al grupo, se encontraba decepcionado con el progreso en el trabajo de Dios, pero ahora el grupo le ha llenado de vida y esperanza.

Así, a través del grupo obtuvo confianza y fuerza para superarlo porque ahora siente que puede lograr la plenitud. Y todos sus pensamientos –que estaba enfrentando una gran montaña que no podía ser conquistada, y que esas son en verdad obstrucciones formidables− ahora siente que no son nada. Y él lo recibe todo del poder del grupo porque todos trataron de inocular un espíritu de ánimo y la presencia de una nueva atmósfera en el grupo.

-Rabash, “Qué buscar en la reunión de los amigos

8 . “En la multitud de la gente se halla la gloria del Rey”, se deduce que cuanto mayor sea el número del colectivo, más efectivo es el poder del colectivo. En otras palabras, ellos generan una atmósfera poderosa de la grandeza y la importancia del Creador. En ese momento, el cuerpo de cada persona siente que todo lo que desea hacer por la santidad –es decir, otorgar al Creador– como una inmensa fortuna; que tiene el privilegio de encontrarse entre personas que han sido recompensadas con servir al Rey. En ese momento, cualquier pequeña cosa que haga, lo llena de alegría y placer y ahora tiene algo con lo que puede servir al Rey.

En la medida en que el grupo considere la grandeza del Creador con sus pensamientos durante la reunión, cada cual conforme a su grado, genera la importancia del Creador dentro de sí. Por consiguiente, puede transitar todo el día por el mundo de la alegría y el regocijo.

-Rabash, “La Agenda para la Reunión

Material relacionado:
Convención México – “Un Corazón para todos” 17-19/Jul/2015, Lección Nº 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta