Convención de New Jersey- “Completando el círculo” Preparación para la lección 3

Dr. Michael Laitman

Lección 3: No hay nadie más aparte de Él

1. …La meta deseada del Creador para la creación que Él ha creado es otorgar a Sus criaturas, de manera que ellas conozcan Su veracidad y grandeza, y reciban todo el deleite y placer que Él ha preparado para ellas.
—Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar” #39

2. 116) …Todo lo que existe en el mundo es proveniente del Creador, que Él solo hizo, hace, y hará todas las obras en el mundo. Él sabe por adelantado todo lo que se desplegará al final, como está escrito, “Declarando el final desde el principio”. Y Él vigila y hace cosas en el principio con el fin de repetirlas y hacerlas perfectamente después de algún tiempo.
—”Lej Lejá [Ve hacia adelante]”

3. Tú me has cercado por detrás y por delante, es decir la revelación y el ocultamiento del rostro del Creador. Esto es porque en realidad, “Su reino gobierna sobre todo”,  y todo regresará a su raíz porque no hay lugar vacante de él. Sino que la diferencia está en tiempo presente o tiempo futuro, porque quien conecta los dos mundos, descubre Su vestimenta en el presente: todo lo que es hecho es una vestidura para la revelación de la divinidad… a través de la voluntad del vestidor, porque ese es precisamente  Su deseo.
Escritos de  Baal Hasulam, “Tú me has cercado por detrás y por delante”

4. Sabemos que “Toda la tierra está llena de su gloria” y así lo debe creer todo hombre; sin embargo, el Creador hizo un ocultamiento para que uno no pudiera ver eso, para dar lugar a la elección, donde hay fe -creer que “el Creador llena toda la tierra y está involucrado con toda la tierra”. Después que una persona se ocupa en Torá y Mitzvot y observa el mandamiento de elección, entonces el Creador se revela a ella para que vea que el Creador gobierna el mundo. Se concluye que uno lo hace a Él rey, para que gobierne sobre él, lo cual significa que uno siente al Creador, que Él es el gobernante del mundo entero, y esto es llamado que uno hace al Creador rey sobre él. Hasta que uno llega a esta sensación, el reinado del Creador está en ocultamiento. Acerca de esto decimos, “en ese día el Creador será Uno y Su Nombre Uno”, es  decir que la gloria de Su reino será develada para nosotros. Esta es toda la corrección que debemos estar haciendo en este mundo, y mediante esto continuamos todo lo mejor en el mundo, donde todos los otorgamientos arriba continúan al trabajar en Torá y Mitzvot, con la intención de continuar Su Reino sobre nosotros.
Escritos de Rabash, Vol 2, Carta No. 76

5. El propósito del alma cuando llega al cuerpo es lograr regresar a su raíz y aferrarse a Él, mientras está vestida en el cuerpo, como está escrito, “amar al Señor tu Dios, para caminar en sus caminos y aferrarse a Él”. Ve que el asunto termina en “aferrarse a Él”, es decir como era previo a vestirse en el cuerpo.

Sin embargo, se requiere de gran preparación -lo cual es caminar en todos Sus caminos. Pero, ¿quién conoce los caminos del Creador? En realidad, este es el significado de “la Torá, que tiene 613 caminos”. Aquel que camina junto a su Hacedor, como está escrito, “y Yo sacaré el corazón de piedra de tu carne”. Entonces él tiene que aferrarse a su Hacedor justo como estaba antes de la vestidura del alma en el cuerpo.

Resulta, que existen tres aspectos: 1. Israel, es quien se esfuerza por retornar a su raíz; 2. El Creador, el cual es la raíz por la que uno anhela; 3. Los 613 caminos de la Torá, mediante los cuales uno purifica su alma y cuerpo. Esta es la especia, como está escrito, “Yo creé la inclinación al mal, yo he creado para ella la Torá como una especia”.

Sin embargo, esas tres son en realidad una y la misma. Al final, cualquier sirviente del Creador las alcanza como una sola, unida y unificada. Sólo aparentan estar divididas en tres a causa de mi falta de incompletitud en el trabajo de Dios.
—Baal HaSulam, Igrot, “Carta 17″

6. La esencia de mi trabajo es sólo llegar a la sensación de la existencia del Creador, es decir sentir la existencia del Creador, que “la tierra entera está llena de Su gloria”. Este será todo mi trabajo, es decir todo el vigor que se pone en el trabajo será sólo para lograr eso, y no para ninguna otra cosa.

Uno no debe ser confundido en tener que adquirir algo. En su lugar, existe sólo una cosa que la persona necesita, es decir fe en el Creador. Él no debe pensar en nada, es decir que la única recompensa que quiere por su trabajo debe ser el ser recompensado con fe en el Creador.
—Baal HaSulam, Shamati  #4, “¿Cuál es la razón para la pesadez que uno siente al anularse ante el Creador en el trabajo?”

7. Incluso si vemos que existen dos partes de la Torá: la primera-Mitzvot entre el hombre y Dios, y la segunda-Mitzvot entre el hombre y hombre, ambas son una y la misma cosa. No hace ninguna diferencia si uno trabaja por su amigo o por el Creador… Por lo tanto, cuando uno completa su trabajo en amor y otorgamiento a su semejante y llega al punto más alto, uno también completa su amor y otorgamiento por el Creador. En ese estado no hay diferencia entre los dos, porque cualquier cosa que está fuera de mi cuerpo, es decir de mi interés por mí mismo, es juzgado de forma igual -ya sea para otorgar a mi amigo u otorgar contento a mi Hacedor.
—Baal Hasulam, “El amor del Creador y el amor de los seres creados”

8. Que se nos conceda Su Luz y sigamos en los caminos del Creador y lo sirvamos no con el fin de ser recompensados, sino para dar contento al Creador y elevar la Divinidad del polvo. Que se nos conceda la adhesión con el Creador y la revelación de Su santidad a Sus criaturas.
—Baal Hasulam, Shamati #3, “El asunto del alcance espiritual”

Material relacionado:
Convención en New Jersey – Completando el círculo, Preparación para lección 1
Convención en New Jersey – Completando el círculo, Preparación para lección 2

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: