Libertad imaginaria y verdadera, parte 3 – libertad absoluta

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿A dónde nos conduce la evolución?

Respuesta: La evolución nos lleva a la comprensión de que no somos libres en absoluto.

Si no tenemos una sensación imaginaria de libertad, no podemos desarrollarnos y no desearemos vivir. Sin embargo, esa ilusión siempre despierta entusiasmo y nos concede algún tipo de esperanza para el futuro.

En nosotros existe necesidad de ser libres, pero es una necesidad egoísta de una libertad egoísta. En la medida en que se desarrolla el ego, la persona siente carencias, defectos, falta de libertad. Esta es la dinámica del desarrollo del ego, que establece límites cada vez más amplios para sí mismo.

Por otro lado, deliberadamente nos incorporamos en nuevos contextos porque no nos sentimos cómodos sin ellos. Cada persona quiere tener conexiones particulares con el medio que la rodea, con la sociedad y esto ya indica que no es libre. Y no se puede hacer nada; es un juego que jugamos constantemente.

La libertad absoluta se resume en ascender por encima de nuestra naturaleza presente. Si nos elevamos por encima del ego, ya no estaremos obligados a buscar su satisfacción. Cuando nos elevamos por encima del ego, llegamos a otro espacio en el que no estamos más, bajo el control de nuestra naturaleza; más bien, estamos incluidos en una naturaleza superior. Y ese estado es definido por nosotros, es la plena libertad.

Lo sentimos cuando adquirimos características de otorgamiento y amor por los demás, no por nosotros mismos. Empezamos a poner en práctica estas propiedades y nos sentimos libres del ego personal, de exigencias y limitaciones propias. Cuando salimos de este nivel y hacemos todo con intención de favorecer el otorgamiento, seremos verdaderamente libres.

Ciertamente es posible tener dudas: “¿Qué clase de libertad es esta, si amar a otros nos esclaviza, como una madre que perpetuamente gira en torno a su bebé?” Sí, esto es cierto. Pero, a partir de esta relación con los demás, logramos una cantidad ilimitada de energía, sensaciones positivas y el descubrimiento de nuevos espacios y mundos.

Y esta es una libertad que está conectada con el amor, con la participación y que me saca de mí mismo, me saca de mi pequeño y cerrado mundo egoísta y me incluye en un mundo unido, eterno e ilimitado. Todos mis sentimientos y pensamientos salen de mí.

En lugar de absorber “internamente” todo, yo trabajo hacia “afuera” y verdaderamente me siento libre.

Continuará ….
[161910]
De Kabtv “La última generación” 11/jun/15

Material relacionado:
Libertad verdadera e imaginaria, parte 1 – grilletes en la libertad imaginaria
Libertad imaginaria y verdadera, parte 2 – esclavitud avanzada
La corona de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: