Nombres como símbolos de propiedades de conexión

Dr. Michael LaitmanLa ToráNúmeros” 10:29-10:32: Entonces Moisés dijo a Hobab el hijo de Reuel el Madianita, el suegro de Moisés. Estamos viajando al lugar del cual el Señor dijo, Yo te lo daré. Ven con nosotros y seremos buenos contigo, porque el Señor ha hablado de buena fortuna para Israel. Él le dijo, no iré, porque iré a mi tierra y mi lugar de nacimiento. Él dijo, por favor no nos dejes, porque estás familiarizado con nuestros campamentos en el desierto y serás nuestro guía. Y si vas con nosotros, entonces te otorgaremos el bien que Dios nos concede.

Comentario: Incluso antes del éxodo de Egipto, Itró, suegro de Moisés vino con su sabiduría egoísta con su yerno y le dijo la mejor forma de organizar al pueblo. Lo mismo está dicho de Hobab: ”Conoces campamentos en el desierto”.

Respuesta: Cada vez, extraemos nuevas propiedades de nuestros deseos egoístas con el fin de corregirlas. Son necesarias para nuestro avance.

Justo como Itró, Hobab el madianita representa nuestro egoísmo, el cual tenemos que reconocer constantemente para corregirlo, de otra manera no seríamos capaces de movernos hacia adelante.

Sin embargo, está dicho que “él regresa a su lugar de origen”, es decir que tomamos de nuestro egoísmo sólo lo que es necesario, pero le damos un nombre diferente dado que ya es una propiedad diferente, una que está acoplada con el altruismo.

La misma propiedad fluye de Itró a Hobab. De hecho, la Torá no enlista demasiados nombres básicos de varias propiedades. Cuando nos movemos de nivel en nivel las propiedades se mezclan, formando así “estructuras” de transición adecuadas para la corrección. Por lo tanto, aparecen un número mayor de nombres.

Lo mismo es observado en la sabiduría de la Cabalá. Ésta describe sólo cinco Sefirot, cinco partes y cinco luces. Sin embargo, cuando las descubrimos, producen múltiples nombres y definiciones adicionales.

El “Gran comentario” dice: “Itró estaba entre los hijos de Israel, el suegro de Moisés, quien tras su conversión al judaísmo obtuvo un nuevo nombre -Hobab”.

Significa que una parte de la propiedad llamada “Itró” pasó por la corrección y la otra parte regresó a la Klipá (impureza, egoísmo).

Más adelante, el “Gran Comentario” afirma: “Tras que Itró escuchó que el pueblo retornaba a la tierra de Israel, le dijo a Moisés que regresaría a su tierra natal en Madián”. Moisés trató de convencerlo de que se quedara: “El Creador nos ordenó amar todos los Gers, pero tu mereces amor y amabilidad especial”.

Cualquier deseo egoísta que quiere ser corregido es llamado “Ger”.

Ger se refiere también a cualquiera, sin importar su origen, que comienza a usar la sabiduría de la Cabalá para llegar al nivel de “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.
[163017]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 11/feb/15

Material relacionado:
La escuela de Jetró
El nieto indisciplinado del faraón
En medio del corazón y la mente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta