Tiempo de juicio

Dr. Michael LaitmanEl periodo de tiempo entre el 17 de Tammuz y Tishá B´Av (el 9 de Av) es considerado como el periodo más difícil del año. No hay ningún misticismo en esto. Existen simplemente “fuerzas de juicio” y “fuerzas de misericordia” en la naturaleza. Esas tres semanas hasta Tishá B´Av, las cuales con llamadas “Las tres semanas” son un tiempo en el cual las fuerzas de juicio están particularmente operando.

Esas son las fuerzas que colocan ante nosotros particularmente grandes demandas de corrección, clarificación e introspección. Pero dado que no estamos listos para esto y somos incapaces de transformar esas fuerzas de juicio en fuerzas de bondad y misericordia, sentimos una presión particular en este tiempo, muchos problemas y todo tipo de castigos.

Pregunta: Hay personas que temen ir al mar con sus hijos en esta época ¿Este miedo está justificado?

Respuesta: Existen periodos placenteros, buenos, y deseables y existen periodos desagradables, malos y no deseables. El mejor tiempo es Purim. Este es el símbolo de la finalización de la corrección, lo cual es llamado la “llegada del Mesías”. Sin embargo, cuando nos corregimos, las tres desagradables y malas semanas antes de Tisha B´Av se vuelven el periodo más exitoso. Tisha B´Av es considerado como el peor día que han tenido los judíos en toda la historia porque específicamente en este día el Primer y Segundo Templo fueron destruidos, los judíos fueron expulsados de España, y una multitud de otros desastres sucedieron, y a pesar de todo esto, podemos transformar este día en el mejor día.

Pregunta: ¿No podría ser esta simplemente una profecía auto-cumplida porque esperamos esos sucesos desagradables?

Respuesta: No es una profecía auto-cumplida. Esto nos habla de la actividad de fuerzas que existieron incluso antes de la aparición de los humanos sobre la faz de la tierra.

Esas fuerzas se preparan para tal actividad, incluso en los mundos superiores, que más tarde se materializan en nuestro mundo, el más bajo y el peor de todos los mundos. Las fuerzas de juicio y fuerzas de misericordia fueron creadas en la naturaleza desde el principio. Esas son las líneas izquierda y derecha, y la persona está en el medio. Si podemos inclinar el mundo en la dirección de la compasión y la bondad, entonces corregimos todas esas fuerzas malas, todos los juicios, todas las situaciones no placenteras, en buenas situaciones.

Pero esto es posible sólo bajo la condición de que nos conectemos y nos unamos. De otra manera, no tenemos posibilidad de hacer esto. Entonces, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” es considerada como la ley general y esencial de la Torá, la cual incluye en ella todas nuestras correcciones, todas las acciones que debemos llevar a cabo en este mundo.

No podemos sólo detener las fuerzas de juicio, sino además transformar su acción en algo bueno. Se convertirán en fuerzas de bien, mucho mejores que esas fuerzas que ahora nos parecen buenas que nos echan a perder y nos consienten.

La naturaleza está preparando terribles desastres para nosotros en los próximos diez años. Este verano Europa ha sido dañada por un calor terrible que ha llegado a los 50 grados centígrados.  Al mismo tiempo, los científicos predicen una disminución en la actividad solar y la llegada de una nueva era del hielo.

Si el hombre mismo corrige las fuerzas de juicio y las transforma hacia el bien, él puede usarlas para dirigir su acción, con la ayuda de toda la humanidad para corregir a toda la humanidad, el mundo entero, pasando por las relaciones entre las personas hasta el clima, todos los desastres naturales: tifones, tsunamis, erupciones volcánicas, y más.
[163361]
Del programa de radio Israelí 103FM 14/7/15

Material relacionado:
Festividades judías, un ciclo de corrección
El auge del nacionalismo en europa
El nazismo en el nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: