Tisha B’Av, entre el más y el menos

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué es Tisha B’Av (9 de Av) considerado como el peor día del año?

Respuesta: Estamos bajo el mandato de un sistema de fuerzas que actúa sobre nosotros y nos influye -a veces de manera buena y cómoda y, a veces de forma desagradable  y mala- para despertarnos y hacer posible que integremos esas fuerzas correctamente para llegar a la línea media.

Si equilibramos estas fuerzas, llegaremos a un estado de bienestar absoluto. ¡Es posible! Todo el año estará a una agradable temperatura de 25 grados y todo en la vida será bueno. La persona está preparada para equilibrar todas las fuerzas de la naturaleza y poner todo en armonía.

En Tisha B’Av, las fuerzas del juicio actúan con particular intensidad. Sin embargo, en esencia, no son negativas, aspiran a despertarnos para alcanzar el equilibrio, la armonía de toda la naturaleza.

Pregunta: ¿Son estas fuerzas más fuertes que una persona?

Respuesta: Ciertamente, son más fuertes que una persona. Le obligan a hacer lo que se requiere. Las fuerzas de la naturaleza obran en nosotros y nos influyen para comenzar a cambiar. Vemos los desastres que están ocurriendo en el mundo. El mundo está en retroceso y deslizándose poco a poco, más y más bajo, pero esto nos despierta para la acción.

En concreto, ahora hay oportunidad de revelar la sabiduría de la Cabalá a todos y demostrar que es posible organizar la vida, porque todo está en nuestras manos. Vamos a calmarnos, a ver las cosas racionalmente y, todos juntos decidiremos la forma de equilibrar nuestras vidas.

Las fuerzas del juicio sólo nos parecen un mal temporal, dependiendo de cómo nos sentimos, pero, en esencia, no hay nada mejor que eso, después de todo nos empujan hacia la corrección.

Sólo es posible alcanzar el equilibrio con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá. No tenemos poder por nosotros mismos. Debemos conseguir un poder adicional, único, desde arriba, por encima de nuestra naturaleza, el poder de otorgamiento, amor y unión. Este poder puede equilibrar las fuerzas positivas y negativas, el más y el menos.

Todo avance tecnológico se basa en esto. Un motor funciona porque sabemos cómo conectar correctamente el más y el menos, para que las fuerzas positivas y negativas lo activen y pueda hacer un trabajo útil para nosotros.

Existimos en la naturaleza, dónde las fuerzas positivas y negativas actúan. Sin embargo, todo el problema es que, en el punto medio, no sabemos cómo utilizar correctamente positivo y negativo para transformarlo en una herramienta que actúe entre las potencias de la mejor manera y para nuestro beneficio.

Esto es específicamente lo que la sabiduría de la Cabalá nos enseña: cómo utilizar correctamente las fuerzas opuestas que existen en la naturaleza.

Estas fuerzas se llaman inclinación al mal e inclinación al bien, odio y amor. ¡No es necesario aniquilar nada! Si integramos y utilizamos estas dos fuerzas correctamente, obtendremos resultados maravillosos.

Sin embargo, se requiere una sabiduría única, porque en la vida normal no sabemos cómo equilibrar el más y el menos. Sólo amamos u odiamos, pero tenemos que integrar ambos sentimientos usando nuestra fuerza y actitud internas, para elevarnos por encima de amor y odio. Entonces podremos dirigir y equilibrar nuestra vidas a través de ellos.

Imaginemos que hacemos algo así en la familia, con los niños, en el trabajo, con los amigos, aunque sólo sea en el pequeño marco de nuestro mundo –cuánto más felices seríamos. Amor y odio debe coexistir y equilibrarse entre sí.

No hay nada superfluo en el mundo. Sólo es necesario equilibrar estas fuerzas. Esto es lo que la sabiduría de la Cabalá nos enseña.
[163364]
De la programación de Radio Israelí 103FM, 14/jul/15

Material relacionado:
Festividades judías: un ciclo de corrección
El largo camino hacia el tempo, parte 1
El paradigma del equilibrio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: