¿Cuáles son las naciones que me habitan?

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al libro del Zoharítem 66: Tengan en cuenta que en todo hay interioridad y exterioridad. En el mundo en general, Israel, los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob, se consideran interioridad del mundo y las setenta naciones, se consideran exterioridad del mundo. Además, hay interioridad dentro de Israel mismo, son los que trabajan con todo su corazón para del Creador y hay exterioridad, aquellos que no se dedican a la obra del Creador.

Abraham es la línea derecha del desarrollo espiritual, Isaac es la línea izquierda. Ellos alcanzan un estado en la línea media, Jacob, luego llegan al nivel de grandeza llamado Israel. Al final, van en la dirección de Yashar-El (directo al Creador). Todos los deseos que, en pequeñez y grandeza (Jacob e Israel), no se ordenan de acuerdo a las tres líneas, son llamados naciones del mundo. Este es el deseo total que se creó y así es como se divide en dos partes.

Más tarde cada nivel se divide en dos partes: Galgalta ve Einaim y AJaP. Así, la parte interna superior se llama Israel y la parte externa inferior se llama naciones del mundo. Por lo tanto, existe una cierta relación entre ellas.

Israel recibe el despertar, el impulso que lleva directo al Creador, mientras que las naciones del mundo aún no reciben el impulso de revelar al Creador ni de ser incorporadas a Él ni adheridas a Él.

“Además, hay interioridad en cada persona de Israel – el Israel interior, el punto en el corazón y hay exterioridad, ‘las naciones del mundo’ internas, el propio cuerpo. Pero incluso las naciones internas del mundo en la persona, son consideradas prosélitos, ya que al unirse a la interioridad, se vuelven como prosélitos de las ‘naciones del mundo’, que se unen a Israel”.

AJaP y Galgalta ve Einaim están en los diez Sefirot, pero los deseos más bajos no pueden trabajar con la intención de otorgar ni ser llamados Israel. Están bajo restricción, pero ya no son las naciones del mundo, quiere decir que ya no anhelan cosas diferentes ni quieren disfrutar de otras formas. No, prefieren estar bajo restricción y por eso se llaman extranjeros. Este es el término usual entre las naciones del mundo e Israel.

Los deseos de la fase de Israel se dirigen directo hacia el Creador. Ya están restringidos y tienen un Masaj (pantalla) y la Luz Retornante (Or Jozer), trabajan con la intención de otorgar. Por otra parte, los deseos de la fase de naciones del mundo son una vasija (Kli) que aún no se corrige y que todavía tiene Aviut (espesor), que no se ha restringido y no tiene Masaj o Luz Retornante. Hay deseos que están en medio “prosélitos”, ya están restringidos pero no puede otorgar.

Estos tres tipos de vasija pueden estar en la misma persona: a veces la vasija en la que deseas otorgar se revela en ti; a veces no puedes otorgar, pero tampoco quieres recibir y a veces no te preocupa el otorgamiento y sólo deseas recibir.

Estas vasijas no se revelan al mismo tiempo. Supón que deseas comer y dormir, ¿qué prefieres?, ¿comer y luego dormir? Resulta que uno es antes que el otro, no puede haber dos deseos al mismo tiempo, aunque estén en la dirección correcta. Siempre hay un deseo completo.

Esto significa que todo en el mundo y todo este mundo se divide en dos partes: en interioridad y exterioridad. Este sistema incluye a toda la humanidad y se divide en elementos cada vez más pequeños, que son de la misma composición, ya que todas las partes están siempre en la misma relación de acuerdo con el mismo principio. La fase de Israel en una persona se conecta a la Luz del Infinito y por lo tanto es importante.
grafico 10-8-2015
[129585]
De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá, Escritos de Baal HaSulam, 28/feb/14

Material relacionado:
Los tres pilares que sostienen al mundo
Corrección mediante las tres líneas: una concesión sublime y complementaria
Observándonos a nosotros mismos, los extraños, desde la línea media

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: