De Egipto a la tierra de Israel

LaitmanPregunta: La idea de que los deseos negativos despertaron en los espías que fueron enviados a la tierra de Israel es a menudo mencionada en Midrash Rabá.

Respuesta: El punto es que en la persona, hay una debilidad inicial que se opone a los esfuerzos que le permiten entrar a la tierra de Israel. Después de todo, ¿cuál es la diferencia entre el desierto y la tierra de Israel? En el desierto, sólo puedes estar en el nivel de Bina, pero, cuando entras a la tierra de Israel, debes ascender al nivel de Jojma porque ahí comienzas a trabajar con los deseos egoístas. Aparecen ante ti y te das cuenta que ahora es un paradigma totalmente diferente, una actitud totalmente diferente hacia el ego. Ahora, puedes comenzar a sacarlo otra vez.

Adquiriste el ego en Egipto y lo absorbiste. Estabas bajo su dominio y, eventualmente, lo hiciste incluso más egoísta que los mismos egipcios. Además sacaste de Egipto sus vasijas. Has negado tus deseos egoístas durante 40 años de deambular en el desierto y has aprendido a elevarte por encima de ellos, hasta que en realidad, tuviste éxito Entonces, hubo una ruptura y ya no los usaste en absoluto. Ahora, cuando entres a la tierra de Israel, elevas el Egipto dentro de ti una vez más, gradualmente, revives el ego y comienzas a usarlo otra vez.

Sin embargo, ahora lo diriges hacia la tierra de Israel mientras el deseo egipcio es transformado totalmente y dirigido hacia el Creador, al atributo de amor y otorgamiento. Entonces, los gigantes (es decir, todos los obstáculos) nos parecen increíblemente grandes porque, tras estar en el desierto donde nos habíamos acostumbrado a comer MAN sólo en relación al Creador y siempre habíamos aspirado a llegar al nivel de otorgamiento, necesitamos despertar de nuevo al faraón dentro de nosotros, para liberar este perro malvado y comenzar a trabajar con él.

Esos son los deseos egoístas más terribles que necesitamos aprender a superar. Por lo tanto, se dice que siete naciones guerreras nos esperan en la tierra de Israel, con las que debemos pelear y conquistar.

Así es como Egipto funciona en nosotros y por lo tanto, cada día, la persona debe imaginar que acaba de salir de Egipto y así, construir la tierra de Israel haciendo exterior el ego interior. Entonces, el Monte Sinaí se vuelve una montaña sagrada sobre la cual es construido el Templo.
[164501]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 2/abr15

Material relacionado:
El secreto de las diez tribus, parte 3
El largo camino hacia el templo, parte 4
¿Cómo ganar la batalla contigo mismo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta