El mundo de la música

Dr. Michael LaitmanPregunta: La música es parte significativa de nuestras vidas. Dicen que es un lenguaje universal que no requiere palabras. Es más fuerte que las palabras y penetra directamente en el corazón; abre los corazones y conecta a las personas. Entonces, ¿qué es la música?

Respuesta: La música es un lenguaje que puede expresar los sentimientos más profundos de una persona. Se puede excitar y elevar a una persona, cambiar un estado de ánimo y la dirección del pensamiento.

De acuerdo a su estilo, la música nos puede transportar de un lugar a otro. Con algunos sonidos o acordes sentimos de dónde viene: ¿es europea, india o del sur de América?

En los Estados Unidos, los estilos nacionales de música de todo el mundo fueron mezclados entre sí, produciendo una especie de “ensalada” musical que se ha extendido por todo el mundo porque es adecuada para la mayoría de la humanidad.

La música, inmediatamente, despierta recuerdos en la persona y le produce sentimientos especiales. Las palabras penetran en nosotros a través de la mente y nos vemos obligados a activar un mecanismo de comparación, la memoria. La música, por el contrario, de inmediato toma la emoción de la memoria y la despierta dentro de nosotros, lo queramos o no. Penetra en la persona sin pedir permiso.

La música nos conecta con las condiciones del entorno en el que se escucha: con tiempo, espacio, movimiento y eventos; todo esto se despierta de inmediato en nuestra memoria junto con el sonido que escuchamos. La música es el mundo y todo lo que lo llena.

Todos los sentidos, excepto vista y oído, son insuficientes, como si estuvieran sin desarrollar. A pesar de que el sentido del olfato tiene gran importancia; se desarrolló cuando todavía vivíamos en los árboles. Cuando bajamos de los árboles y nos convertimos en seres humanos, comenzamos a participar con todo tipo de trabajo que no es típico de los animales y estropeamos este sentido.

El sentido del gusto también se deterioró porque ya no somos animales. Hubo un tiempo en que con oler y probar podíamos distinguir si los alimentos era apropiados o si no. Pero ya no somos capaces de hacer esto. Creamos muchos productos alimenticios con sabores y olores que nos atraen; sin embargo, de hecho, son veneno para nosotros.

Incluso el sentido del tacto tiene posibilidades limitadas y nos confunde. Hemos dejado de vivir en un ambiente de cosas naturales simples, apropiadas a nuestra naturaleza. Creamos productos artificiales y cosas que confunden a la vista, al oído, al tacto, al olfato y al gusto, no hay nada en lo que podemos confiar.

Pero de la gran variedad de sonidos que escuchamos, la música nos impresiona en mayor medida. Sólo el llanto de un bebé o una sirena, que inmediatamente nos estimulan, son más fuertes que la música.
[134495]
De Kabtv “Una nueva vida” 27/abr/14

Material relacionado:
La música del alcance superior
Tocar tu partitura
El vuelo del alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: