En la recta final de la historia

Dr. Michael LaitmanCongreso en Nueva Jersey ¨Completando el Círculo¨, lección 1

Una ración miserable

Todo lo que sucede en el mundo, pasa sólamente con el fin de revelarnos el mundo verdadero, en el que todos existimos. En esencia todo lo que está representado fuera del deseo de la persona, cuando uno ve la naturaleza inanimada, vegetal y animal y, a otras personas -todo es la manifestación del Creador frente a la persona. Pero, la persona no siente esto ni entiende lo que se requiere de ella. En consecuencia estamos atravesando un proceso bastante largo y doloroso en la historia, para que al final nos hagamos la pregunta sobre el significado de la vida, ¿para qué es todo esto? ¿quién se beneficia de esto?¿a quién complazco? ¿qué secreto está escondido en nuestra existencia?

Vemos lógica y significado en cada célula, en la unicidad de la naturaleza, en la relación de todas sus partes pero, no encontramos lógica en nuestra propia existencia. La persona, que es la ‘corona de la creación’ es la que más sufre entre todos los seres creados. Poseemos mente y sentimientos desarrollados pero, todavía actuamos como los más grandes gastadores y despilfarradores de todo nuestro potencial por las interacciones mutuas.

Es más, incluso cuando nos damos cuenta de esto, no podemos hacer nada al respecto. Nuestra desdicha es increíble: la persona sabe cuando hace algo estúpido que le traerá dolor a él y a otros pero, es incapaz de cambiar algo.

Por ejemplo, un glotón no puede refrenarse de sus comidas favoritas y pierde el control, al mismo tiempo entiende perfectamente bien cuán terrible se sentirá después. Nosotros enfrentamos el mismo problema con todo tipo de placeres, grandes y pequeños.

A lo largo de la historia, las personas se han estado preguntando si hay alguna manera de salir. ¿es posible entrar en un estado más maduro, más sólido?, ¿es posible evitar ser tan miserables y bajos? Nos damos cuenta de nuestra bajeza y todavía seguimos ahí, hoy es igual que el día anterior. Cerramos los ojos y vamos con la corriente…

Enfrentar la cuestión

En este punto, definitivamente, necesitamos dar gracias a los cabalistas: Ellos sufrieron como muchos otros pero tuvieron éxito. Fueron capaces de descubrir que toda esta vida miserable está dirigida a llevarnos a la solución clave.

Después de todo, no puede ser que nuestra vida fluya del nacimiento a la muerte en esta existencia absurda. No puede ser que esa naturaleza sabia haya creado una criatura tan desarrollada y a la vez que se comporte de forma tan despreciable. Esta discrepancia entre nuestras habilidades y acciones es muy chocante.

Es más, la naturaleza en sí misma nos empuja al abismo. Tal vez, quiero actuar de forma distinta y ser una persona diferente. Si yo me hubiera planeado a mi mismo y me hubiese programado, actuaría de forma distinta -ciertamente mejor que la ‘destinada’ por la naturaleza o el Creador.

Alcanzar esta comprensión o entendimiento, indica una sola cosa: la necesidad de resolver la pregunta planteada. Allí se encuentra la fuente para entender la vida y tener éxito más allá de sus límites. Es poco probable que se limite a nuestra ‘proteína’ de existencia de 60 o 70 años.

La ciencia que nos conduce por la vida

Las personas que se hace esta pregunta, descubren que el mundo y los seres humanos, en realidad tienen una meta: revelar la fuerza única que les envía todo. Esta incluye todo el universo y ‘juega’ con este, con el fin de que en realidad deseemos revelarlo.

Mientras tanto, a lo largo de la historia, sólo algunos individuos aprendieron sobre la oportunidad de revelar al Creador. No obstante, el número de personas que hacen la pregunta correcta está creciendo. Y esta gente nos están diciendo que es la única tarea productiva de una persona en este mundo, desde el momento en que madura y se da cuenta de quién es.

Cuando niños, entre 6 y 9 años también nos hicimos la pregunta sobre la esencia de la vida y su significado. Tal vez no les preguntamos a los adultos ni a nuestros padres pero, las preguntas estaban allí.

Empezando desde una edad temprana, los niños necesitan recibir una enseñanza que les explique cómo realizar esfuerzos constantes para revelar la fuerza superior, que nos influye constantemente, nos da vida y, nos conduce a través de todo lo que ocurre en el camino.

A lo largo de la historia las personas hicieron grandes esfuerzos para revelar esta fuerza. Ellos encontraron un sistema total de conocimiento gradual y lo llamaron la ‘ciencia de la Cabalá’, que literalmente significa ‘la ciencia de la recepción’.

Esta explica cómo una persona en nuestro mundo puede recibir la revelación de la fuerza que le influye y mostrarle todo el cuadro de la realidad.

De acuerdo a las palabras de los cabalistas, uno necesita involucrarse en esta ciencia con particular constancia y dirigir toda su vida hacia esto, para que logre la fuerza superior en el tiempo que se le ha designado. Uno necesita alcanzarla al punto de encontrarla en todos sus detalles.

Todo lo demás en la vida debe usarse sólo para proveer las necesidades básicas -en la misma medida en que los animales cuidan de sí mismos. No tiene caso tener más de lo necesario para la existencia material, sólo tanto como sea necesario para existir de forma racional.

Esto no significa que necesitamos vivir en cuevas o usar pieles de animales. Si no excedemos de los ‘límites de supervivencia` y dedicamos todos nuestros esfuerzos para revelar al Creador, elevándonos a Su nivel de eternidad y perfección, entonces,  no hace falta decir que no haremos más cosas tontas ni perseguiremos los excesos del mundo material. Si nos limitamos a la simple existencia, daremos toda nuestra fuerza a nuestro propósito verdadero.
[163609]
Del congreso en Nueva Jersey ¨Completando el Círculo¨, lección 1, día 1, 24/jul/15

Material relacionado:
Aprender a vivir en el mundo espiritual
Comprender el concepto de luz circundante (avanzado)
Construyendo un túnel hacia el mundo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: