Extremismo de derecha en Europa, parte 1

Dr. Michael LaitmanEl extremismo de derecha levanta su cabeza

Pregunta: En Europa, el nacionalismo extremo se está haciendo cada vez más popular, trayendo xenofobia, neonazismo y oposición a una Unión Europea única. Recientemente, los políticos de derecha radical celebraron una gran victoria en las elecciones parlamentarias europeas.

Por primera vez, fue recibida una representación considerable por un sector que se opone a la inmigración que, a veces son vecinos de la ideología neonazi, si es que no la apoyan.

El Frente Nacional Francés sólo, conducido por Marine Le Pen, ganó 24 puestos en el Parlamento Europeo. El Partido Progresista de extrema derecha de Noruega recibió el 16% de los votos. El Partido Finlandés ganó 18% y la derecha holandesa tomó el 10%. Los mismos procesos están tomando lugar en Austria, Hungría y otros países

Los analistas y comentaristas citan tres razones principales:

  1. El alto índice de desempleo, que deja a muchos jóvenes sin trabajo.
  2. La crisis económica que abarca a todo el continente europeo.
  3. Decepción de las políticas previas que no complieron con las expectativas.

En general vemos como la difícil situación está conduciendo a la intensificación de sentimientos derechistas. ¿Cómo funciona exactamente este mecanismo? ¿Cómo los problemas y dificultades en distintos campos causan que las personas crean que este segmento particular del espectro político les ayudarán?

Respuesta: Yo creo que  los conceptos de derecha agradan a los europeos. Después de todo, ellos proponen cuidarse de sí mismos, no a los inmigrantes: ¨No tenemos trabajo, hemos reducido los subsidios sociales; ¿por qué deberíamos cuidar de los extranjeros? Si los usamos para realizar ciertos trabajos por un periodo de tiempo establecido, es otro asunto. Sin embargo, en lugar de esto, la mayoría se establecen en el país y no se preocupan por el empleo.

En muchas ciudades europeas, esto llega a ser una escena familiar: a mitad del día, las calles se llenan de inmigrantes. Pasan el tiempo sin hacer nada mientras que europeos nativos estaban trabajando. Entonces, ¿Por qué los aceptan y les pagan dinero?

Además, muchos  están insatisfechos con el choque de civilizaciones, dicen que están en contra de nuestra cultura, en contra de nuestro sistema de educación. Ellos no quieren aprender de nosotros, ni llegar a ser como nosotros, a integrarse en nuestra sociedad. Generalmente tienen rechazo a absorber el entorno europeo. Entonces, ¿por qué están en Europa?

Personalmente hice estas preguntas hace décadas cuando el Reino Unido fue el primero en abrir sus fronteras a inmigrantes de sus colonias previas. Era completamente incomprensible para mí, de qué se regocijaban los europeos que recibían personas tan distantes de Europa en su mentalidad. Un símbolo de buena voluntad es una cosa pero, una puerta abierta en beneficio de las metas partidistas dentro del marco de lucha política es algo completamente distinto.

Mientras los partidos llegaban al poder preocupados de su propia reputación y evitando cualquier crítica en su dirección, la afluencia de inmigrantes seguía expandiéndose. Eventualmente, millones de nuevos ciudadanos llenaron grandes ciudades, cercando barrios completos y estableciendo su propio orden, a veces, en lugar de la policía que prefería pasar por alto estas áreas. Construyen  mezquitas, celebran festividades musulmanas y, allí reina un espíritu completamente distinto, traído de sus países de origen.

En Estados Unidos, la coexistencia de distintas nacionalidades, en sus orígenes, fue construida en distintos principios. Estados Unidos fue creado como un ‘crisol’ donde todos se mezclaban entre sí y formaron la cultura estadounidense, aunque alrededor de un núcleo anglosajón. En su fundación permaneció el elemento de ser pionero, conquistar y desarrollar nuevas tierras, un mensaje completamente distinto.

Europa, sin embargo, con su cultura milenaria, ha tomado a personas que la desprecian por completo. Por consiguiente, hay un grano de verdad en los actuales movimientos de derecha. Quieren proteger su patria, su país y a sus hijos de aquellos que prefieren dar recursos que actualmente se gastan en los inmigrantes. En resumen, existen muchas premisas justas en sus reclamos y, ciertamente se intensificarán cada vez más.

Mientras se mantengan dentro de la ley, no veo de qué pueden ser acusados. ¿Qué están mal? ¿Es en el hecho de que no quieren aceptar inmigrantes y pagar por ellos? ¿Deben ellos ser responsables de eso? ¿Dónde está escrito? Alguien está ganando capital político por esto, todo el tiempo, después de subir al poder, extraen beneficio personal de esto. Entonces, ¿por qué Noruega, Suecia y otros países deberían estar llenos de inmigrantes cuando vivieron por cientos de miles de años en un estado ‘congelado’? Al mismo tiempo, Europa abrió sus puertas y, este proceso ha cobrado impulso.

Pregunta: ¿Podemos decir que la historia se repite? Antes de la Segunda Guerra Mundial, hubo una crisis económica y miles de personas no podían encontrar trabajo. Esto llegó a ser una base notable para el ascenso del fascismo.

Respuesta: Si en la Europa de hoy en día todos estuvieran trabajando y los inmigrantes también se unieran a la fuerza laboral para crecer la producción  y contribuir a la prosperidad, entonces los gritos del radicalismo de derecha no tendría lugar.

Sin embargo, existe escasez de puestos de trabajo y los presupuestos sociales están siendo reducidos. Es más, están siendo eliminados de tal forma que los fondos fluyen de los ciudadanos nativos a los nuevos y la gente no está de acuerdo.

Además, la incapacidad para establecer relaciones internacionales apropiadas también está jugando un rol aquí. Los iniciadores de la unificación europea esperaban beneficios económicos de esto, pero fallaron al no considerar como base de esta unidad de las naciones a una cultura en común, una educación en común y sobretodo en una base en común. Después de todo, la Unión Europea no es sólo una palabra; debería significar un cierto territorio unido, una reserva común, un espacio socio cultural en conjunto.

Sin embargo, la Europa de hoy en día no tiene nada de esto. ¿Bancos? ¿Industria?  Apenas hacen frente al rol de unificadores cuando son capaces de demostrar beneficios momentáneos. Por supuesto que esta unidad está destinada a convertirse en un fiasco y sólo provee razones para el surgimiento de la extrema derecha.

Continuará…
[144821]
De Kabtv ¨Una vida nueva¨ 9/sep/14

Material relacionado:
¿Cómo define usted la globalización?
El destructivo poder de Babilonia en Europa
Extremismo de derecha en Europa, parte 2

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta