Extremismo de derecha en Europa, parte 6

Dr. Michael LaitmanEliminando la incompatibilidad en un Estado separado

Pregunta: Usted habla de la necesidad de unir a toda la nación en una sola familia, pero, este no es el sueño de la derecha extremista en Europa: ¿”Nosotros somos una familia, ellos no”?

Respuesta: El problema de la derecha extremista es que pone a su nación en una posición especial, por encima de las otras naciones. Aquí, por el contrario, no hablamos de ser superior a los demás, sino de la unidad entre el pueblo, así que ¿por qué no?

Si soy francés, por ejemplo, otros países no me interesan; Francia es más que suficiente para mí y no quiero que los que no se consideran franceses, vivan ahí. Es más, ser francés es cuestión de cultura y no de nacionalidad.

Pueden ser belgas e incluso judíos, pero siempre y cuando tengamos una cultura general unificada y una perspectiva común, Francia es nuestro estado común y aceptamos su constitución y sus leyes, sus costumbres, sus normas y su lenguaje.

Por lo tanto, si un determinado sector intensifica esta unidad, no hay diferencia si es de derecha, de izquierda o del centro del mapa político, esta actitud es buena, siempre y cuando no se realice a expensas de otros países. Yo no veo a los demás. Yo sólo quiero que mi país viva en paz y armonía, ser feliz y prosperar.

¿Qué hay de malo en eso? Una persona se preocupa por su país y quiere que su pueblo viva como una familia y, aunque le falte una perspectiva amplia o el poder moral para preocuparse de ciudadanos de otros países e, incluso, si se le llama nacionalismo, lo es, en el buen sentido. No es un chovinista y no aborrece ni a otros ni a extranjeros. Sólo se preocupa por su propio pueblo, pero no a expensas de los demás.

Es cierto que en este caso, el país no está dispuesto a ser parte de organizaciones como la actual UE, pero, en realidad no es necesario formar parte de ella. Primero, la nación específica experimenta una nueva forma de educación, aspira a la igualdad, la unidad y un nivel común de vida que todos acepten. Las personas, gradualmente absorben nuevos valores y ya quieren alcanzar un canasta promedio óptima de bienes y servicios básicos para todos.

Por supuesto, no medimos a todos con la misma medida. Una vida cómoda puede significar diferentes cosas para diferentes personas, pero en general, las diferencias son pequeñas, sólo un acto social y no el abismo social que vemos ahora.

Pregunta: ¿Tendrá el ala extremista derecha más éxito si acepta este enfoque?

Respuesta: Por supuesto, pero para hacerlo, la ley tiene que ser cambiado en la dirección correcta. En general, todos los ciudadanos de un estado tienen que aceptar la cultura del Estado y tienen que ser franceses, por ejemplo, a pesar de su fe religiosa. Una persona tiene que ser leal a país en que vive.

Los afroamericanos en EU, por ejemplo, no actúan en contra de su país. Realmente sienten que son estadounidenses. Tienen conflictos con otros sectores, pero viven en su patria.

Por lo tanto, incluso si eres musulmán viviendo en Europa, tienes que ser leal al país en que vives, de lo contrario se te negará el derecho a vivir allí.

Pregunta: ¿Es este tipo de unidad nacional una condición previa para la unidad global?

Respuesta: No, pero ahora estamos hablando de una región específica, acerca de los estados europeos, donde la tensión entre diferentes sectores está creciendo y en ese aspecto, una Europa unificada aún no es parte de la agenda. Podemos hablar de cooperación económica y militar, pero eso no es unidad, sólo cooperación con base en contratos.

Por otro lado, la verdadera unidad simboliza una transición a relaciones familiares. Será mucho más intensa, íntima, profunda y completa cuando toda Europa, en realidad, se convierta en el hogar común de todos sus habitantes. Pero en la actualidad, son incapaces de lograrlo, porque aún están muy lejos.
[145544]
De Kabtv “Una nueva vida” 9/sep/14

Material relacionado:
Hacia los deseos de un nuevo nivel
Extremismo de derecha en Europa parte 5
Extremismo de derecha en Europa parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta