La aclaración de las letras es la corrección de las características

Dr. Michael LaitmanAlrededor nuestro todo está determinado. Sólo nosotros estamos cambiando y, de acuerdo a nuestros cambios internos, sentimos como si el mundo exterior, el cual es una proyección de nuestras sensaciones, hubiera cambiado. A mi alrededor veo personas, aves, animales, pero todas esas imágenes y acciones están dentro de mí.

Siento los cambios en mí como un reflejo externo sobre el fondo de Luz blanca, que, de acuerdo a mis características internas me muestra una imagen externa, un contraste de todos los colores, todas las formas, todo lo que vemos: la naturaleza inanimada, vegetal, animada y hablante y las conexiones entre ellas, Todo esto es reflejo de nuestras características internas sobre el fondo de Luz blanca.

Surge la pregunta, ¿cómo podemos ver todas nuestras características egoístas internas proyectando una imagen de un mundo exterior que no es placentero, pero que el buen manejo superior establece fuera de nosotros? Es decir, ¿cómo vemos la actitud del Creador, Su Luz y no el color negro sobre un fondo de la Luz blanca?

Depende de nosotros cambiar completamente nuestras características, de negativas a positivas, de la característica de recepción a la característica de otorgamiento. Si cambiamos, entonces comenzamos a leer de manera opuesta, no prestamos atención a las letras negras sino a la Luz blanca, el fondo blanco entre las letras. Vemos las formas de la Luz que son creadas por las restricciones, las cuales son llamadas letras.

Las letras son nuestros Kelim (vasijas), deseos que aún no han sido corregidos. Gradualmente, mientras nos corregimos, se disuelven en la Luz blanca.

Las letras fueron creadas debajo del nivel de Bina. La parte inferior de Bina son las primeras nueve letras. Las siguientes nueve letras son Zeir Anpin. Y las cuatro letras finales son Maljut. Existen sólo veintidós letras que simbolizan los deseos que Bina produce, como el deseo supremo (Gevurá Aylá) Gevurá superior, como el principio, como el origen de los deseos. Bina produce a Maljut y por lo tanto las letras comienzan a nacer a partir de Maljut.

Las letras son reflejadas por la Luz Superior que se encuentra en Sefirá Jojmá sobre el fondo de Bina, la cual construye, dentro de sí, los modelos de las letras y a partir de ahí, descienden a nuestro mundo.

No tienen nada en común con las letras en nuestro mundo, porque son patrones de características. Varias combinaciones entre las diferentes características producen palabras y la combinación de palabras oraciones. Esos no son conceptos ni oraciones en nuestro mundo. Como en un programa de computadora, palabras, combinaciones de palabras y oraciones simbolizan funciones, características, leyes de cómo funcionan los mecanismos; entonces, incluso aquí, estas son leyes de la naturaleza.

De esta manera vemos las características de la Luz a través de la oscuridad. Al principio reconocemos las letras negras, los contornos entre la letra negra y el fondo brillante. Y entonces, de acuerdo a la corrección de nuestras características, ya podemos aprender, no acerca de las letras sobre el fondo blanco, sino acerca del fondo blanco que está limitado por las estructuras de las letras negras.

Esta es una ciencia completamente diferente. Es posible compararla con un programa de computadora, donde lo negativo se vuelve positivo y viceversa, donde lo positivo se vuelve negativo dentro del programa. Si hacemos esto dentro de nosotros, entonces entendemos que las letras son un deseo por placer que evita la extensión de la Luz Superior. Y si queremos descubrir las características de la Luz Superior y conectarnos con ella, debemos elevarnos por encima de la letras hasta esas características.

Podemos ascender sólo si transformamos las letras, las limitaciones, en Luz blanca. Pero cuando esta Luz nos guía, es absolutamente diferente de la Luz Superior que llenaba toda la realidad antes de nuestra participación particular en la corrección, porque el fondo que nos proporciona la Luz blanca es un remanente, como lo nombran  los astrofísicos cuando hablan de una galaxia. En otras palabras, esta radiación permanente y constante, por sí misma, sostiene al universo entero.

El fondo blanco que llena Maljut de Infinito es muy débil. Necesitamos escribir nuestras letras en él, transformando gradualmente todos los deseos en Luz (ZAT de Bina, Zeir Anpin y Maljut). En otras palabras, todas las plantillas de las veintidós letras son una expresión de nuestras características. Así, desde dentro de las plantillas separadas comenzamos a crear infinitas combinaciones de diferentes características. Las letras registradas son como un programa de computadora, pueden expresar las características del mundo. A través de esto instalamos nuestro programa desde cero.

Dicen que depende de nosotros identificarnos con la Luz blanca para completar  nuestra corrección, el alcance de la plenitud es ser como la Luz cuando aún no había letras en ella, es decir ser como la Luz que existe en el nivel de GAR de Bina (Jojma, Keter), la cual es el GAR de Partzuf.

Las letras se diferencian de acuerdo a colores, tamaños y características adicionales. Así, la Luz en el mundo de Beriá es roja, en el mundo de Yetzirá es verde y en el mundo de Assiyá, negra.

Para ser como la Luz blanca, para llegar a ser equivalente a ella de acuerdo a sus características, depende de nosotros transformar las veintidós letras con todas las combinaciones posibles entre ellas, en una plena equivalencia con la Luz Superior. Y entonces, todas las letras negras, verdes, rojas y blancas son transformadas en claridad, como la Luz en el mundo de Infinito.
[129657]
De la lección diaria de Cabalá 7/feb/14

Material relacionado:
Selección competitiva de cualidades espirituales
El hebreo es el lenguaje de la luz
Las letras negras que describen la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: