La “multitud mezclada” y maná del cielo

laitman_543_01La Torá, Números 11:1-6: El pueblo se quejaba y eso era malo a los oídos del Señor. El Señor escuchó y Su ira se encendió y un fuego proveniente del Señor ardió entre ellos, consumiendo los extremos del campamento. El pueblo clamó a Moisés; Moisés oró al Señor y el fuego se extinguió, Él nombró ese lugar Tab’erá, porque el fuego del Señor había ardido entre ellos ahí.

Pero la multitud entre ellos comenzó a tener fuertes anhelos. Entonces, incluso los hijos de Israel, una vez más, comenzaron a llorar y dijeron, “¿Quién nos alimentará con carne? Recordamos el pescado que comíamos sin costo en Egipto, los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y el ajo.  Pero ahora, nuestros cuerpos están secos, porque no hay nada en absoluto; no tenemos nada excepto maná a la vista”.

¿Por qué razón el pueblo comenzó a quejarse? Después de todo, ellos no tenían presunciones antes de esto.

Fue porque había una “multitud mezclada” entre ellos. Significa que todos los deseos del pueblo aún no habían sido purificados del egoísmo dado que había deseos como esos entre ellos que son llamados la multitud mezclada. Ellos temían al Creador, pero trabajaban para sí mismos, para su faraón.

Imaginen una persona que tiene miedo del Creador y lleva a cabo todo lo que está dicho en los libros santos, en los libros de oraciones y en el Shuljan Aruj ¿Para qué? ”Estoy haciendo todo lo que me dijeron, ¡entonces tú deberías llevar a cabo lo que me prometiste!” Esto es llamado la multitud mezclada.

La persona aparentemente está viviendo cerca del Creador y, supuestamente está proveyéndose de un paraíso futuro. Podría incluso morir, sabiendo que el nirvana (reposo absoluto) lo espera. Existen casos conocidos en los que detuvieron terroristas en el último minuto y ellos gritaban que querían morir. Esto es porque ya estaban listos para entrar al paraíso en el próximo minuto.

La multitud mezclada incita al pueblo -es decir, deseos que existen en cada persona- y comienzan a quejarse. No obtiene lo que necesita. Todo el movimiento en el desierto es un movimiento dentro de la nada. La persona no obtiene nada, debe moverse hacia adelante y eso es todo. Ellos sólo le dan una pequeña señal, una pequeña nube imaginaria de que está yendo hacia algo

¿Cuándo será capaz de sentir la presencia del Creador más claramente? Es cuando viola algo y entra en su cabeza, “¡Oh! ahora estoy convencido de que esto está prohibido”. Entonces, se concluye que es necesario hacer algo. Esos deseos egoístas dicen, “No queremos estar satisfechos con una petición al Creador”.

Porque ¿cuál era la intención de MAN en el desierto? Es específicamente gracias a que estoy en el desierto y no tengo nada. A partir de un estado de completa desesperanza, puedo encontrar el único camino, el camino hacia el Creador. No tengo nadie más a quien acudir y cuando acudo a Él, esto es llamado MAN.

Esto significa que MAN es elevar mi plegaria, ¡mi petición específicamente al Creador y sólo en el desierto! Sólo cuando estoy completamente vacío y no tengo nada -ni por el bien del cuerpo, ni por el bien de lo que viene, ni siquiera por el bien del mundo por venir- entonces puedo acudir a Él y soy llenado con esto. Este acudir al Creador me llena.

En realidad, no obtengo nada más que una conexión unilateral con el Creador. Si actúo así, entonces el maná viene a mí desde el cielo. Soy alimentado por esto y comienzo a llenar mi alma.

¡Sin embargo, esta es llenada sólo al acudir al Creador! Entonces, esto no habla de MAD, de una satisfacción proveniente de arriba (la respuesta del Creador), sino, específicamente acerca de acudir de forma imaginaria, unilateral, sin una respuesta que está basada en nada por el Creador, a partir de un estado de impotencia.

Si no quiero ningún favor ni placeres del mundo, si no quiero nada más que un desierto que hace posible para mí acudir a Él unilateralmente (cuando, en general, no sé si estoy acudiendo o no), esto es suficiente para mí. Esto llena mi alma. Si puedo moverme hacia adelante de esta manera, entonces entro al desierto y lo atravieso.

Está dicho que había todo tipo de sabores en el maná. Entonces, todo lo que siento en el maná depende de cuánto puedo unir mis deseos egoístas a mi relación con el Creador. Entonces, de acuerdo a esto, sentiré que estoy lleno con todo tipo de cosas.
[163345]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 11/feb/15

Material relacionado:
La definición cabalista de Sión y la multitud mezclada
Ven a la lección para alcanzar la fuerza de la corrección
La clave de todos los problemas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta