Las elecciones continúan

Dr. Michael LaitmanTras que los resultados de la elección que alcanzó el Knesset en Israel, las redes sociales presentaron dos fuertes tendencias de la gente: felicidad y regocijo por la victoria y, un fuerte desencanto por la derrota.

Un pueblo dividido

En las recientes elecciones participaron 26 partidos: ¿Cómo un país tan pequeño puede tener tantos partidos y opiniones?

Incluso si esto es bueno, es bueno sólo si existe algo que nos una en un solo pueblo. Pero vemos que esto no está sucediendo.

Aquellos que cayeron en el odio

Dentro de la nación está un problema esencial: ¿Cómo es posible encontrar la base correcta entre nosotros, un común denominador confiable? Esto será posible sólo si comenzamos a equilibrar el poder del ego que despierta disputas, separación y guerras internas entre nosotros, con el poder del amor. Este está latente en nuestro pueblo y antes de la destrucción del Segundo Templo, vivimos de acuerdo a sus leyes, el Templo fue destruido a causa del odio infundado. Entonces caímos del nivel del amor al odio y hoy, con el fin del exilio, debemos elevarnos otra vez del odio infundado al amor entre nosotros. Sólo de esta manera crearemos una situación en la cual nadie querrá irse de aquí y todos vivirán en paz, felicidad y seguridad.

Así ha sido siempre; sólo la unión nos salvó. Desde el principio, en la antigua Babilonia, bajo la autoridad y liderazgo de Abraham, nuestro pueblo fue fundado en base a la unión de personas que eran extrañas entre sí. Así es como el pueblo vivió y existió, en condiciones de unión y amor por encima del odio, de acuerdo al principio, “el amor cubre todas las transgresiones” (Proverbios 10:12)

Finalizar la división

Incluso hoy depende de nosotros entender cómo establecer puentes y superar el odio mutuo con la ayuda del amor. Sólo de esta manera podemos continuar en el camino. Tengo muchas esperanzas de que este mensaje sea escuchado tanto por estos como por aquellos, que el ala derecha de la población no se entregue a la euforia, ni la izquierda a la decepción. Porque el momento de la verdad ha llegado, pero no vemos dónde estamos.

El próximo paso es un paso necesario desde nuestra perspectiva; esto es la unión del pueblo por encima de todas esas diferencias y contradicciones, por encima de las distancias, el aislamiento y el odio mutuo. Las luchas ya han ocurrido en nuestras historia y ya no debemos permitir una situación como esta ahora. Esto nos debilita y nos amenaza con terribles consecuencias, en las cuales, ni siquiera es deseable pensars.

La sabiduría de la Cabalá nos dice que ni siquiera podemos estar seguros de un nuevo exilio, porque los lazos tradicionales ya no nos conectan ni nos vinculan el uno al otro como lo hacían en el pasado. Y entonces, ahora debemos encontrar un medio, un método, que conecte todos los extremos del espectro y nos consolide en un sólo pueblo. La satisfacción y la plenitud tienen que encontrarse, en esto todos sentirán plenitud. Nos incumbe a nosotros y, es posible. De verdad espero que las personas comiencen a reflexionar y pensar en esto.

Antes que nada, es necesario entender que no existe otra salida, que el enfoque anterior se ha agotado. No vale la pena saldar cuentas con el pasado, dirijamos la mirada hacia el futuro. Este es el método y esta es la única situación en la cual todos podemos existir de ahora en adelante.
[155860]
De Kabtv “Una charla acerca de la situación en Israel tras las elecciones” 18/mar/15

Material relacionado:
Los beneficios de la unidad
La separación interna es más aterradora que el enemigo externo
Una competencia perdida contra el tiempo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta