Sodoma, Egipto y la Tierra de Canaán

laitman_543_01Midrash Raba, “BeShalaj”: Los hijos de Israel ahora acamparon en Kadesh, el noreste de la tierra de Israel. Ellos sabían que subirían las montañas en la frontera de la tierra de Israel. Emocionados, empujándose unos a otros corrieron a Moisés con su pedido: déjanos enviar los espías para que exploren y miren la tierra; ellos nos aconsejarán qué camino deberías seguir y nos dirán qué ciudades serán fáciles de conquistar; para que sepamos quién ataca primero. Pero por supuesto, ellos no tenían necesidad de espías porque la columna de nube se movía delante de ellos. Esta es la razón por la que tuvieron que pensar distintas excusas para convencer a Moisés para enviar a los espías.

Los hijos de Israel  pedían que Moisés envíe los espías a la tierra de Israel, lo que significa que ellos no tenían fe en la columna de nube, la nube de gloria, que los guiaba en el desierto. Pero, ahora ha llegado el tiempo para pelear en contra de los fuertes deseos egoístas en la tierra de Israel y sólo si el pueblo los vence, ellos adquirirán el nivel espiritual que es la tierra de Israel.

El punto es que el desierto es un estado en el que aceptamos una actitud buena, igual y tranquila hacia todos, otorgamiento pasivo. Este no es todavía el trabajo activo con el ego, ya que no lo invocamos dentro de nosotros y no lo llevamos a cabo. La tierra (¨Eretz¨) de Israel viene de la palabra hebrea ¨deseo¨ –¨Ratzón¨, por otro lado, es un deseo que está dirigido hacia el Creador.

La tierra es llamada Canaán ahora y, por el momento está dirigida hacia una dirección totalmente distinta. Siete naciones (de acuerdo al número de las Sefirot) viven en esta; siete fuerzas que atrae a todo aquel que tiene estos deseos en la dirección opuesta. Esto significa que es el mismo Egipto pero en una forma más seria. Esta es la razón por la que es imposible cruzar el Mar Rojo, pasar la experiencia del Monte Sinaí y el desierto y, al mismo tiempo entrar al estado de la tierra de Canaán antes de que sea conquistada por la nación de Israel, es decir, los deseos egoístas más fuertes que están en guardia protegiéndolos.

De acuerdo al estado egoísta, la tierra de Israel es mucho más alta que Egipto. Para Faraón la nación de Israel es la intención de trabajar con el fin de otorgar hacia ellos mismos al recibir a propósito: Yo te doy, pero eventualmente yo recibo de ti, como un buen dueño de alguna fábrica que se preocupa de sus empleados porque él se beneficia de ellos y esto es mucho más valioso para él. Esto significa que Faraón es un capitalista normal con un enfoque sano. Él dice: ¨Vayan y trabajen y recibirán todo: comida, pescado y vegetales. Pueden vivir donde quieran y pueden practicar su religión. Yo no prohíbo nada, ¡simplemente trabajen! ¿Quieren organizarse de distinta forma? ¡Adelante! ¡Pero bajo mi supervisión!

En total, él es un empleador bueno y cuidadoso, que no suprime a sus súbditos mientras ellos no se levanten en su contra y rechacen aceptarlo como su empleador. Esta es la razón por la que él está listo para darles las mejores condiciones: ¿Quieres un fondo de pensión? ¡Aquí la tienes! ¿Vacaciones? Aquí están. ¿Quieres dos veces al año? ¡Está bien! ¿Quieres un pago extra? ¡De acuerdo! Las mejores condiciones para tus hijos: ¿guarderías y escuelas? ¡Yo haré todo! ¡Será el paraíso! No necesitan pensar en nada sino simplemente ¡hagan lo que se les dice y eso es todo! La única condición que él tiene es que : ¨Tienen que ser leales a mí y entonces estarán bien¨. Esto es llamado otorgar con el fin de recibir. Si no aceptas esto tendrás un problema con Faraón y por lo tanto tendrías que reunir todas las fuerzas con el fin de vencerlo e irte. Esto es lo que sucede en Egipto.

Pero, ahora  alcanzamos el siguiente nivel llamado la tierra de Canaán, la futura tierra de Israel. La tierra de Canaán es mucho más alta que Egipto. Cuando la nación de Israel entró en esta, este nivel se hizo cada vez más egoísta. Ellos tienen siete subniveles llamados siete naciones, siete deseos egoístas. Son tan grandes que se oponen al atributo de otorgamiento, a acercarse, al apoyo mutuo y la garantía mutua, que están listos para quebrar en pedazos a cualquiera que empiece a pensar en el amor y otorgamiento.

Por consiguiente, cuando nos acercamos al estado llamado la tierra de Canaán, es decir, sus fronteras, empezamos a sentir un frío mortal que viene de allí. Si quieres unirte, amar a los demás y establecer buenas relaciones con los otros, otorgar los unos a los otros, sientes que todos te odian y rechazan. Esto es mucho peor de lo que experimentó Abraham cuando salvó a Lot de Sodoma porque allí, cada uno vivía para sí mismo. Es así cómo queremos vivir ahora. Cada uno tiene todo propio: ¨Tengo mi propia casa, y mi carro, estoy solo en mi casa y estoy solo en mi carro. No necesito a nadie. Si necesito a alguien puedo invitarlo por una hora o dos y es suficiente¨.

Esto es Sodoma, donde cada uno vive para sí mismo. De acuerdo a las leyes de Sodoma si dejabas a alguien que se quedara la noche en tu casa entonces, eres un enemigo. Estás rompiendo las leyes sociales que están basadas en el hecho de que nadie tiene ninguna relación con nadie; nadie ayuda a los demás y no hay nada mutuo en ningún lugar. Si alguien está hambriento por ejemplo, significa que lo merece y nadie debería ayudarlo. El Creador lo ayudará, no interfieran. No tienes derecho a hacerlo. Todos están manejados por la fuerza superior. Esta es una filosofía antigua, interna muy profunda que tiene una base muy seria.

Pero, la tierra de Canaán es mucho peor. Cuando los hijos de Israel empiezan a sentir el frío que está más allá de las fronteras llamada la tierra de Canaán, que tienen que vencer con el fin de conquistar la tierra y convertirla en la tierra de Israel, ellos descubren obstáculos en un nivel al que no pueden ascender. Esto es muchas veces más grande que  la Muralla China. Esto significa que tienes que cambiar el pequeño ego que queda, el cual de pronto crece por las nubes y entonces, el siguiente nivel que deberías alcanzar se revela y te sientes como un enano comparado con este. Lo que es más, este obstáculo es ideológico e inteligente.

Este te presiona, convence y prueba que estás haciendo algo que está totalmente mal, ¡apuntando en contra del Creador! ¿Quién te envió a hacer eso? ¿Él te envió? ¿Cómo puede ser así? Después de todo, es todo en contraste con Él. Incluso el mensaje ¨enviar¨que significa ¨enviar a espiar allí¨, está en contra de Su condición para avanzar en fe por encima de la razón y avanzar en otorgamiento sin considerar nada. Entonces, ¿puedes enviar a alguien?

Resulta que es imposible vencer el nivel en sí por medio de nuestra propia mente y sensaciones. Esta es la forma en que siempre ha sido en el trabajo espiritual. Enfrentas un estado que no puedes comprender en tu propia mente y que no puedes justificar.

Comentario: La persona constantemente sigue la columna de nube lo que significa que avanza en fe por encima de la razón y entonces ella de pronto se detiene y envía espías…

Respuesta: El pueblo está listo para seguir a ciegas, como marionetas ciegas. Pero para ascender al siguiente nivel, tienen que usar  su mente ya que puedes seguir en fe por encima de la razón en el atributo de otorgamiento cuando elevas la mente a un nivel más elevado. Esta es la razón por la que se te permite usar la mente, tu entendimiento, tu comprensión y tus sentimientos y ahora tienes que avanzar por encima de esto. De esto se trata el pecado y caída el pueblo: Por una parte, ellos se elevaron por encima de sí mismos al nivel de una nueva mente saludable pero por otro lado, no pudieron elevarse por encima de esta. Es decir que la mente se activa antes de cada nivel espiritual y es sólo después que podemos avanzar en fe por encima de la razón, pues, ¿Por encima de qué más hay que ascender si no por encima de nuestra mente?

Comentario: Si comparamos Sodoma, Egipto y la tierra de Canaán, Abraham entra a Sodoma para proteger a los justos, el pueblo bajó a Egipto por el hambre pero, cuando llegan a la tierra de Canaán ellos siguen la columna de nube y son conducidos por Moisés lo que significa por el punto en el corazón.

Respuesta: El pueblo entra a Egipto por hambre porque es aquí donde reciben deseos egoístas adicionales por los que más tarde tiene que ascender por encima. Este ascenso no está completo al conquistar Egipto sino cuando ellos escapan de él. Para ascender por encima de este, ellos necesitan la Torá, el correcto método espiritual. Es sólo en la tierra de Canaán que empiezan a ascender por encima de Egipto, cuando ellos  convocan  grandes deseos egoístas que fueron incrementados durante su peregrinaje en el desierto.

Esto es en realidad lo que se revela ahora delante de ellos.
[164162]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 30/mar/15

Material relacionado:
Espías en la tierra de Canaán
Ve y descubre lo que ha sido preparado para ti
Entrando a la tierra de Israel

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: