entradas en '' categoría

Artículo sobre Rosh HaShaná en Ynet

Estoy contento de invitarlos, queridos lectores, a leer un artículo especial por Rosh Hashaná, el cual publiqué hoy día en Ynet y, con esto, también quiero desearles a ustedes y a todo Israel ¡feliz fiesta y un año bueno y dulce!

Dr. Michael Laitman

 

 

 

 

 

 

 

Este año elegimos estar conectados

¨En Rosh HaShaná,  hace 5776 años, una persona tuvo éxito en crear una conexión con su entorno. Esta noche, celebramos el aniversario de la primera vez que una conexión tal fue creada en la humanidad. Rav Dr. Michael Laitman, en una columna especial por Rosh HaShaná, explica cómo está en nuestras manos el hacer más exitoso el año que llega¨.

Yo miro el año que ha pasado. Fue un año complejo y difícil para el pueblo de Israel. No hay necesidad de decir mucho sobre lo que experimentamos y, está claro que todos nosotros esperamos un año mucho mejor. Depende sólo de nosotros el hacerlo mejor.

Esta noche, estamos celebrando Rosh HaShaná. Hace 5776 años, nació una persona especial el cual nosotros lo llamamos Adam ha Rishón (El primer hombre). Él no fue la primera persona que fue creada; no quiero decir que el universo fue creado hace 5776 años. Este universo material ha existido por 14 billones de años. No hay argumento sobre eso.

Lo que, de hecho, nació hace 5776 años es aquel sistema de conexiones únicas que una persona tuvo éxito en crear con su entorno, con los demás. Esa relación que acerca a las personas,es lo que nos da la verdadera razón para vivir, abre otros mundos delante de nosotros y, hace feliz a una persona. Hoy en día, celebramos el aniversario del primer hombre cuando fue creada en la humanidad una conexión como esta.

Durante los últimos 5776 años, hemos atravesado innumerables situaciones pero, algo de esta raíz queda en nosotros. Es muy pequeño. Es distante. Viene y va. Sin embargo, en las festividades, más de lo usual, todavía es posible sentir un cierto espíritu como este, el cual nos envuelve y conecta a todos. Esto se debe a que esta nación nació de una sensación de conexión especial.

Abraham, el padre de la nación, tomó el concepto amorfo que Adam HaRishón empezó, y en realidad se ha desarrollado en un método. Más tarde, incluso se transformó en un eslogan común en la boca de todos, llamado: ¨Ama a tu prójimo como a ti mismo¨. Sin embargo, la idea de ¨ama a tu prójimo como a ti mismo¨, no es un eslogan. Es el fundamento. Es la base esencial para nuestra existencia aquí. Esto es lo que nos hace únicos y, esta es la base para nuestros valores morales como nación. De forma incidental, es con lo único que podemos y debemos contribuir a la humanidad. Pero, eso es otro tema.

Entonces, en esta festividad, cerramos un círculo, o, más correctamente, abrimos un círculo y,  siempre es necesario empezar por la cabeza y, hoy es la cabeza, Rosh HaShaná, la cabeza del cambio. Esto significa que es el primer punto en el que entendemos que un cambio en la forma de las relaciones entre nosotros también nos conduce al cambio en nuestra sensación como individuos y como sociedad. El camino es el mismo camino que empezó Adam HaRishón y que desarrolló nuestro padre Abraham y, es relevante al mismo grado y tal vez incluso más para nosotros también hoy en día.

Espero, anhelo y deseo un año de cambio. Debería ser un año de construcción de sistemas correctos de relaciones entre nosotros. Un año de ¨ama a tu prójimo como a ti mismo¨, un año de unidad, conexión, amor por los demás, que transforme nuestras vidas aquí, que haga del año que se acerca, un año dulce y feliz. ¡Le deseo un buen año a todo el pueblo de Israel!
Artículo del sitio Ynet

El mes de Elul, una oportunidad para el ascenso espiritual

laitman_549_02Pregunta:Si fuimos creados como egoístas desde el principio, ¿por qué necesitamos expresar arrepentimiento, arrepentirnos por nuestros pecados y pedir perdón?

Respuesta: Rezar es hacer un juicio sobre nuestras características internas obtenidas del exterior. El poder superior de la naturaleza creó nuestra inclinación egoísta, mientras que de nosotros, sólo se requiere descubrirlo y reconocer su maldad.

Es malo porque no nos permite conectarnos con los demás y recrear el Kli de nuestra alma común por medio de la cual sentimos el mundo superior.

La persona está determinada y definida por todas las características con las que nació, donde creció y qué tipo de educación recibió. Entonces, nosotros por sí mismo no pecamos tanto y, aunque nos parezca que hemos cometido ciertos pecados en el pasado, no hemos hecho nada malo. Esto es así porque ¡nada depende de nosotros!

Pero, si aclaramos que la razón de todo el mal es nuestra naturaleza egoísta y queremos corregirla, tenemos la posibilidad de hacer esto. Entonces, conectémonos por ese propósito porque es  imposible que te corrijas por tus propios medios. Entonces, estoy pidiendo a todos. Vengan, conectémonos, ¡y nos sentiremos en un mundo completamente distinto!

Todos nuestro lamento y arrepentimiento es la consciencia de cuánto no queremos conectarnos con los demás. Empezamos a entender que es posible vivir bien, sólo por medio de la conexión y la unidad pero, nuestra inclinación malvada no nos permite alcanzar esto. Entonces, pedimos al poder superior de la naturaleza que nos conecte y nos una, como está escrito: ¨Aquel que hace la paz en Sus cielos, pueda hacer la paz para nosotros y para todo Israel¨, (Kaddish).

Pregunta: Pero, ¿Qué si yo no quiero relacionarme bien con los demás y, tengo miedo de que ellos me exploten?

Respuesta: Nosotros simplemente no entendemos cómo nos beneficiamos de la conexión y la unidad. Es como si recibiéramos una bolsa con un millón de dólares como regalo. Si la recompensa se revelara para nosotros, todos quisieran conectarse. Todo depende sólo de la relación  entre los resultados y la recompensa y, la sabiduría de la Cabalá nos dice cuán grandiosa es la recompensa.

Pregunta: Soy cercano a muchas personas buenas  que tratan de relacionarse bien con todos pero, ellos no han conseguido un premio de un millón de dólares.

Respuesta: La idea es que no sabemos lo que es una buena conexión. Por lo tanto, la Cabalá es llamada una ciencia. Esta requiere de estudio e investigación. Una persona tal vez invierta mucho esfuerzo completamente en vano.

Muchas personas en nuestro mundo tratan de hacer el bien sin resultados. Ellos simplemente no reconocen las leyes de la naturaleza entonces, cometen errores.

Es sabido que sin el conocimiento de las leyes físicas de la naturaleza, es imposible hacer algo bueno. Por el contrario, sólo causas daño. Si no entiendes la ley de la gravedad, estás expuesto a caerte de un techo.

Lo mismo ocurre con el alma. Debemos conocer las leyes de nuestra naturaleza interna o del alma y entonces, las usaremos correctamente y, alcanzaremos fácilmente un vida maravillosa, armoniosa, pacífica y nos beneficiaremos de más de un millón de dólares.

En el mes de Elul, estamos entrando en un periodo único. Tenemos una oportunidad de beneficiarnos grandemente si simplemente entendemos que la meta es conectarnos y unirnos entre nosotros y, lo que nos molesta es nuestro ego, la inclinación al mal.

Si tratamos de llegar a ser libres de este con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá entonces, esta nos proveerá de todos los medios necesarios que se requieren para la corrección. Así, alcanzaremos abundancia y prosperidad completa. Entre nosotros, descubriremos el mundo superior y empezaremos a vivir un vida fabulosa como si estuviéramos en una nube.
[166302]
De un programa de radio israelí, 103FM, 30/ago/15

Material relacionado:
Ascenso en cuarenta escalones
La fórmula perfecta para el ascenso espiritual
Un modelo físico de ascenso espiritual

Nuevo año, nuevos horizontes

Laitman_421_01Pregunta:¿Cómo deberíamos empezar el año nuevo ?

Respuesta:Deberíamos empezar el año con el reconocimiento de que tenemos una oportunidad para llegar a ser iguales al Creador, es decir, relacionarte con Él en la forma en que Él se relaciona contigo.

Sin embargo, primero debes descubrir que el Creador se relaciona hacia ti con amor y otorgamiento absoluto y, tú debes desarrollar lo mismo dentro de ti.

Sin embargo, no sientes al Creador, no Lo conoces. El momento en que empieces a imaginarlo, crearás otra religión y, ya tenemos suficientes religiones en nuestro mundo.

De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, tenemos todos los medios para alcanzar al Creador. Como un rompecabezas, si usas todo lo que se te da de forma correcta, te asemejarás al Creador por completo.

De hecho, el Creador ha creado este mundo en un estado de total destrucción y división. Si tú lo arreglas, no sólo llegarás a ser igual a Él sino, también te asemejarás a Su profundidad y también alcanzarás el mismo estado, el mismo pensamiento, la misma meta, el mismo punto de partida desde el cual Él empezó.

Alcanzarás toda la profundidad de Su pensamiento y, como resultado, también alcanzarás al Creador en cierta medida. Los cabalistas no nos hablan sobre lo que hay después. Cuando alcances ese punto, lo verás por ti mismo.

Por lo tanto, para nosotros, el año nuevo, Rosh HaShaná, es de hecho un paso hacia nuevos horizontes.
[166347]
De Kabtv ¨Festividades, Rosh HaShanᨠ6/ago/15

Material relacionado:
Los días de temor antes del año nuevo
Un feliz nuevo comienzo, Feliz Año Nuevo
El año próximo será un buen año

Juzgarte a ti mismo

Laitman_183_02El mes de Elul es un tiempo para autoexaminarse. ¿Realizaste las instrucciones que fueron dadas en el Monte Sinaí y, aun antes que eso, en el tiempo de Abraham, lo cual es alcanzar la conexión?

La Luz Superior se vestirá en nosotros y nos revelará el mundo superior a la medida que empecemos a unirnos y, sentiremos que estamos viviendo en un mundo corregido, integral, superior y armonioso.

Por lo tanto, un pecado o transgresión es lo que se presenta en nuestro camino al alcanzar la unidad entre nosotros.

Cualquiera puede examinarse desde esta perspectiva y descubrir cuán lleno está de pecados, atributos y deseos egoístas, esto le hace resentir de los demás.

El mes de Elul es llamado un tiempo de arrepentimiento, lo que significa el regreso del ser creado al Creador, asemejarse y ser igual en forma a Sus atributos, amor y otorgamiento.

Descubrir nuestros pecados y transgresiones ya es una corrección. Todo lo que debemos hacer es reconocer nuestra corrupción. Las personas tratan de ocultar su maldad y la esconden, mientras que la sabiduría de la Cabalá nos dice que debemos poner en evidencia nuestro mal porque somos completos egoístas. Al momento en que estos pecados y transgresiones se descubren, inmediatamente se corrigen.

Estamos divididos y sumergidos en nuestro ego pero, debemos conectarnos como las partes de un alma de Adam. Nuestro rol es encontrar el camino de la conexión y la unidad. Nosotros buscamos el camino, pero cada vez, descubrimos que en realidad no queremos unirnos y no anhelamos la conexión. En realidad este es nuestro único pecado y, simplemente descubrimos que, esta es toda la corrección.

Una plegaria es juzgarte a ti mismo, el deseo de descubrir y evidenciar todos tus pecados y transgresiones para que puedan ser corregidos y desaparezcan. El pesar y el arrepentimiento no es llorar sino, reconocer la necesidad de la unidad. Vemos que el mundo está empezando a darse cuenta de que sin la conexión y la unidad, simplemente no seremos capaces de sobrevivir.

Cada vez que descubrimos distintos pecados en contra de la conexión y la unidad dentro de nosotros, estos se corregirán gracias a nuestra revelación. No podemos corregir nada por nosotros mismos y, es nuestra tarea descubrir el mal dentro de nosotros y señalar el atributo egoísta de nuestra naturaleza.

Esto es llamado una plegaria, juzgarte a ti mismo.

Pregunta: ¿Por qué es suficiente con descubrir e iluminar nuestros atributos egoístas, lo cual ya es una corrección?

Respuesta: Cuando descubrimos e iluminamos nuestro mal, nos damos cuenta de qué medida necesitamos corrección. La corrección en sí es hecha por la Luz que Reforma.

Cuando descubrimos nuestro ego y nuestros pecados, atraemos la Luz de corrección. Está escrito: ¨He creado la inclinación al mal, he creado la Torá como especia…¨ ya que la Luz en esta la reforma.

La Torá es la Luz general que está a nuestro alrededor pero , opera en nosotros sólo si descubrimos los atributos dentro de nosotros que permanecen en el camino de nuestra conexión y unidad, es decir nuestros pecados.

Lo principal es determinar el diagnóstico porque, ¡el remedio ya existe! El momento en que descubrimos el ego dentro de nosotros, el cual no nos permite conectarnos, la Luz que Reforma, llamada Torá, inmediatamente opera en este y corrige este deseo.

La corrección nos permite conectarnos con los demás pero, a la medida en que nos conectamos internamente y empezamos a sentirnos cercanos los unos a los otros, la Luz Superior puede revelarse a nosotros y permitirnos sentir el mundo superior.

Nuestro trabajo en el mes de Elul llega para revelarnos el mal que no nos deja unirnos con los demás. Durante este tiempo, el mal sólo es revelado pero, se corrige cuando empieza el nuevo año en Rosh HaShaná.
[166005]
De un programa de radio israelí, 103FM, 30/ago/15

Material relacionado:
Los problemas que surgen de un exceso de inteligencia
El arrepentimiento del egoísta más terrible del mundo
Las fechas de los estados