entradas en '' categoría

Un silencio especial durante el Día de la Expiación

Dr. Michael LaitmanPregunta: El Día de la Expiación (Yom Kipur) es un día muy especial en Israel, cuando se instituye un silencio completo: las tiendas cierran, los medios de comunicación y transporte paran. No hay otro ejemplo así en el mundo.

Hay consenso entre el pueblo de Israel acerca de este día: según encuestas realizadas el año pasado, alrededor del 60% de los israelíes ayunan en Yom Kipur.

Hay un ambiente muy especial. ¿Por qué es tratado con tanto respeto en Israel? ¿Por qué los israelíes honran la tranquilidad y la posibilidad de reflexionar y escudriñar el alma en este día? ¿Cómo usamos este día con un significado más profundo de modo que afecte al año por venir?

Respuesta: Yom Kipur es un día especial, no porque no haya clima especial o sean activadas fuerzas especiales, que, de todos modos, la gente no siente. La gente, con nuestra actitud especial para ese día, es lo que lo hace tan especial. No desciende sobre nosotros así de arriba.

Si el calendario no indicara cuando es Yom Kipur, no lo sentiríamos. Pero cuando todos tenemos este día, en tan gran estima, se hace especial.

Una vez, estuve en Manhattan en Rosh HaShaná, otra vez pasé, en la República Checa, Purim, e incluso en los barrios judíos, no sentí el estado de ánimo de fiesta que se siente en las calles de Israel.

El ‘Día de la Expiación’ (Yom Kipur) es tiempo de reflexión espiritual interna, meditación y una actitud especial. Uno siente que tiene que ver con su alma. Todo el mundo trata de ser un poco mejor, más suave y tranquilo en este día, en función de su capacidad y educación.

Incluso aquellos que no ayunan, lo consideran un día especial. El Día de la Expiación es propio de cada uno de nosotros y nos obliga a realizar una reflexión individual, escudriñando el alma. Pero no se puede hacer esto solo -sólo juntos. No puedo juzgarme a mí mismo de acuerdo a la fuerza superior, el Creador.

Yom Kipur es el día de juzgarte a ti mismo, sigue el arrepentimiento al inicio del año nuevo. Durante el nuevo año decidimos realizar nuestro potencial en la vida y averiguar, durante el año, como hacerlo y acercarnos más al objetivo. Uno revela que hay una fuerza superior, que controla al mundo, una fuerza general de la naturaleza, que tiene un plan y un programa preciso.

Por lo tanto, esta fuerza nos crea y desarrolla. Estamos en una red de leyes de la naturaleza que nos une por todos lados. No entendemos en qué medida somos controlados desde arriba, como los bebés que ni siquiera sospechan que hay empresas que producen su fórmula y todas sus otras necesidades. Un bebé no está familiarizado con este mundo; sólo sabe que tiene que gritar y mamá va a venir y hacer todo por él. Eso es todo lo que sabe.

Del mismo modo, sólo conocemos un mundo diminuto que nos rodea en la tierra y eso es todo. Ni siquiera sospechamos que hay un gran sistema de fuerzas preparándonos y cuidando de, finalmente llevarnos a un cierto estado futuro.

Todo está oculto para nosotros. Sin embargo, la ciencia de la Cabalá explica este proceso y la fuerza superior que nos controla. Debemos revelar esta fuerza por nuestra cuenta y sacarla de su ocultamiento para ampliar este mundo.

Tenemos que cancelar los límites de la cápsula dentro de la cual existimos y ver el mundo juntos, como está escrito, ‘Verás el mundo en esta vida’ De hecho, este es nuestro propósito y realización como seres humanos en el mundo.

Debemos revelar el mundo eterno y perfecto, donde se encuentra el Jardín del Edén, en lugar de este mundo pequeño, transitorio e insignificante lleno de sufrimiento. Y revelaremos el Edén al abrirnos a un mundo grande y externo.

La ciencia de la Cabalá nos enseña que la persona necesita elevarse por encima de su naturaleza egoísta y conectar con otras personas eliminando las barreras. De esta manera también eliminamos los límites entre nuestro mundo y el mundo superior, externo y eterno.

Todo depende de cancelar nuestro amor propio y volvernos hacia los demás. Si empiezo a tratar a los demás como a mí mismo, eliminaré barreras y comenzaré a ver más allá de los límites de mi círculo habitual. No es fácil y tenemos que aprenderlo, pero los cabalistas han logrado este estado en generaciones anteriores y salieron al mundo externo.

La Cabalá dice que tenemos que alcanzar este objetivo.
[166775]
De Kabtv “Una nueva vida” 17/sep/15

Material relacionado:
Cómo desarrolla uno el sexto sentido
Un sabor que no se puede comparar con nada en este mundo
Arrepentimiento

A la sombra de la nube de asteroides

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Existe la impresión de que Adam HaRishon (el primer hombre) Adán, fue mucho más avanzados porque sintió la fuerza superior que nosotros no sentimos?

Respuesta: ¡No hay duda! El desarrollo espiritual no avanza paralelo al desarrollo físico. Por el contrario, los primeros cabalistas estaban mucho más cerca de la fuerza y de los mundos superiores que nosotros. Si tuvimos la suerte de conocer a nuestro padre Abraham, sería posible hacerle muchas preguntas. En el sentido espiritual, en cada generación, constantemente hay una disminución. En consecuencia, crecen más y más el ego y el avance tecnológico, junto con el desarrollo económico y financiero..

En última instancia hemos alcanzado grandes avances tecnológicos y desarrollo espiritual mínimo. Y por eso la crisis mundial crece y explota, eso nos mueve y se siente en todo el mundo. Sólo a través de la revelación de la sabiduría de la Cabalá a la humanidad es posible resolver esta crisis. Si todos estamos unidos, descubriremos la fuerza superior y este mundo ascenderá a la altura de los mundos superiores.

Pregunta: ¿Apenas hacemos algún dinero para vivir en este mundo y usted quiere que nos involucremos con los mundos superiores?

Respuesta: La crisis actual es sólo el comienzo. Se esperan terribles golpes para el mundo. No quiero asustarte pero, por desgracia así es. Ya vemos síntomas claros de un futuro holocausto, que nadie puede parar.

La idea es que el mundo se está aglutinando. Las fuerzas espirituales superiores se acercan al mundo como una nube de asteroide o como un cometa. Las fuerzas superiores que están vinculadas en una sola red comprimen en un anillo cada vez más denso a nuestro mundo, que no está conectado en una sola red. Todo se divide, se separa, es aplastado y destrozado por luchas internas. El mundo y la red de fuerzas superiores que se acercan están en oposición y contradicción entre sí, por lo que fenómenos desagradables y negativos se revelan en nuestro mundo. Crecerán más y más hasta que empecemos a conectarnos y unirnos, a acercarnos a la fuerza única e integral. Sólo de esta manera podemos ser salvos.

Pregunta: ¿Todos los problemas del mundo moderno nos son enviados como castigo?

Respuesta: ¡No hay castigo! Es sólo que las personas perciben lo que está sucediendo así. De hecho, simplemente es la ley de la naturaleza actuando. Más y peores fuerzas negativas están despertando dentro de nosotros y vemos que el ego ha crecido de generación en generación. Pero mayores fuerzas espirituales nos están acercando cada vez más a una sola red. La oposición entre estos dos sistemas está aumentando: por un lado, está el mal del ego humano y por el otro, hay una red mayor de fuerzas buenas. Entre ellas aparecen las potenciales diferencias y tensión que padecemos.

No podemos cambiar la red superior; solamente necesitamos corregirnos y unirnos. Amarás a tu prójimo como a ti mismo es la gran regla general en la Torá. (Yerushalmi Nedarim 30b), si no existiera, no sobreviviríamos. El mundo entero se está haciendo global e integral, vinculado como un pequeño pueblo. Y como tal, el mundo exige a la humanidad buena conexión entre todos. Pero no estamos preparados para crear una conexión así, por eso sufrimos.

Sólo la sabiduría de la Cabalá puede traer a toda la humanidad a relaciones buenas y maravillosas, por eso está siendo revelada en nuestro tiempo. Además, El Libro del Zohar, que fue escrito hace 2,000 años, señaló que en este tiempo la humanidad llegaría a un estado en el que se vería obligado a utilizar el método de la Cabalá para conectarse y vivir en felicidad. Así que deseo un año bueno y dulce para todos, es decir, un año en el que tengamos la oportunidad de llegar a una buena vida.
[166669]
De la programación de radio israelí 103FM, 6/sep/15

Material relacionado:
Una razón para celebrar y estar felices
haciendo un buen año
Las leyes de la naturaleza contienen todo lo que es bueno

Un contraste dramático

Dr. Michael LaitmanParashat Shalaj dice que cuando los espías llegaron a la tierra de Israel, vieron cuán maravillosa era. Pero al mismo tiempo, entendieron que era imposible entrar a ella a causa de terribles gigantes que vivían ahí y cuando el pueblo fue informado de esto, comenzaron a estar resentidos.

Generalmente, ¿cuándo comienzo a estar resentido? Es cuando me dicen, ‘debes hacer esto’.

Es decir, cuando voy hacia el próximo nivel al que debo llegar, no puedo escapar porque las circunstancias me están empujando. Aun así, siento que ya no tengo ninguna fuerza. Este contraste dramático, donde debo hacer algo pero no tengo la fuerza, despierta resentimiento en mí.

Aun cuando la tierra de Israel es tan atractiva y mana leche y miel, aun así no puedo entrar. Todo lo que queda para mí es sentir envidia desde la distancia y relajarme. Como está dicho, un hombre no tiene deseo por la hija del rey porque incluso el sólo soñar con ella, ya es sufrimiento.

Entonces, no sufro. Sé que no es para mí, es un sueño que no se volverá realidad. Así que, automáticamente la remuevo de mis deseos y vivo en paz, disfrutando lo que es alcanzable.

Aquí el problema es que se requiere de mí que me gane a la hija del rey, ‘debes hacerlo’ y no veo ninguna posibilidad. Pero las circunstancias me fuerzan, ‘No importa. Resiste. Ve hacia arriba. Escalarás esta montaña y harás todo’.

Pero ¿hay gigantes enormes ahí y tengo que pelear con ellos? ¿Debo superar obstáculos como ríos con fuertes corrientes y altas montañas? ¡No estoy listo! Entonces, me siento resentido y me quejo.

El resentimiento aparece dependiendo de mi entendimiento actual de las posibilidades que tengo frente y los obstáculos que son colocados ante mí. Aun cuando más tarde pueda esperar recompensa, ríos de leche y miel, no es para mí. Déjenme vivir en paz. Viví cuarenta años en el desierto y podría vivir ahí otros cuarenta años. No es tan malo. Así es básicamente como es construído el ser humano.

El problema es que tomo en cuenta mis características y posibilidades presentes. Sin embargo, el Creador dice, ‘Te pondré en tales circunstancias que no tendrás opción y acudirás a mí. Entonces te ayudaré. Te apoyaré y te elevarás hasta este nivel’.

Pero mientras tanto, el pueblo está resentido, ‘Elegiremos otros líderes que nos lleven de regreso a Egipto’. Esto es porque es imposible permanecer en la mitad del desierto. O vamos hacia adelante o de regreso. Entonces, es preferible regresar ¿Que había de malo ahí?

Para una persona en la situación presente, siempre parece ser así, ‘Cómo odio el estado en el que estoy ahora. Me voy’. De lo que escapó le parece positivo. Entonces, regresa.

Todo esto es completamente natural, excepto por una cosa: pedir, exigir la fuerza para dominar el próximo nivel. Sólo entonces la persona obtiene poderes. Hasta entonces, siempre olvida que es posible exigir y pedir ayuda del Creador, para recibir los los poderes de los que carece.

Pregunta: ¿Cómo es posible explicar este olvido colosal, el alternar constantemente, dentro de nosotros, la sensibilidad hacia el Creador y los descensos y una vez más, sensibilidad y descenso, ¿es así hasta que el Creador es borrado completamente de nuestra memoria y pensamientos?

Respuesta: El hecho es que la persona es nueva todo el tiempo. La memoria no está almacenada dentro de él. Todo desaparece como si nunca hubiera experimentado nada y no hubiera tenido ninguna circunstancia similar. Después de todo, lo que fue en la etapa previa se pierde, como un cohete. La etapa previa es desconectada y todo es completamente borrado. Nada queda, porque el nuevo nivel, las diez Sefirot son nuevas.
[165631]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 6/may/15

Material relacionado:
En las fronteras de la tierra prometida
La reconquista de faraón
Del desierto a la tierra de israel

¿Viene el fin del mundo?

Dr. Michael LaitmanPregunta: De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, estamos al final de un periodo de 6,000 años de existencia de nuestro mundo; estamos en el año 5,775 ¿Significa esto que en otros 225 años, vendrá el fin del mundo? ¿Todo será destruido?

Respuesta: Si, eso es lo que está escrito ¿Pero qué significa que será destruido? El mundo se perderá; desaparecerá de nuestras sensaciones. Porque lo que estás sintiendo ahora te parece como una realidad en la cual existes. Es una realidad que sentimos porque es creada dentro de nuestros sentidos.

Los humanos percibimos la realidad así, pero si estuvieras vestido en otras características, si tuvieras otros sentidos, vista, oído, gusto, olfato y tacto, entonces descubrirías la realidad en una forma completamente diferente. Es decir, la realidad que percibes es muy subjetiva.

Así, con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá comienzas a cambiarte a ti mismo, es decir a corregirte; comienzas a adquirir todo tipo de características y habilidades nuevas y por consiguiente, comienzas a ver el mundo de forma mucho más profunda que las personas ordinarias.

Verás sistemas y fuerzas que lo activan. Ante ti las murallas del mundo aparentemente se abren de par en par y ves detrás de ellas el inmenso y asombroso sistema de guía y supervisión que es llamado ‘el reino del Creador’ y descubres cómo esas fuerzas conducen el mundo.

En todos sus libros, los cabalistas explican cómo funciona este sistema. En particular, el libro de Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot que estudiamos, explica cómo esas fuerzas nos guían a nosotros y a todos los mundos y, cómo entramos en este sistema y comenzamos a asumir el papel de conducirlo nosotros mismos.

Pregunta: ¿Cuando dicen que Abraham descubrió que existe una sola fuerza que lo maneja todo, quieren decir que descubrió este sistema que guía toda la realidad?

Respuesta: ¡Ciertamente! Esa es la idea principal. Eres llamado Adán (Hombre) de acuerdo con el estado futuro donde todos se volverán similares (Domim) al Creador.

Asemejarse a Él significa aprender, alcanzar, adquirir todo este sistema de dirección y supervisión y tomar sobre tí el manejo de este sistema, en lugar del Creador. Acerca de esto está dicho: ‘Y los hijos regresarán a su Creador’. Significa que entenderás, sentirás y descubrirás el mundo entero por ti mismo.

Todo el sufrimiento de hoy en día, todos los problemas y toda la historia de nuestro mundo está diseñada para obligar a la persona a descubrir y conocer por qué y de dónde recibe este sufrimiento. Todo el sufrimiento es sólo para empujarlo a alcanzar el sistema superior de conducción, participar en éste para transformar  y mejorar nuestra vida.
[165590]
Del programa de radio israelí 103FM, 9/ago/15

Material relacionado:
Cómo descubrir el futuro
¿Tenemos 228 años para pensar?
Cabala la revelación de la completa realidad dentro de ti

La crisis significa el nacimiento de algo nuevo

Dr. Michael LaitmanOpinión (WORLDCRISIS): “Estamos de pie al borde de cambios enormes y significativos, que muchos imaginan para sí mismos. El sistema está agotado y se ha vuelto totalmente obsoleto. Hace varios meses, cuando Rothschild anunció que el período de correr tras las ganancias habían terminado, no mintió. En primer lugar, hay que entender varias cosas fundamentales …

  1. Todos los valores modernos y sus relaciones fueron creadas por un sistema que está colapsando. Y antes de que desaparezca por completo, hará todo lo posible para convertirse en el único propietario y controlar los intereses en el mundo.
  2. El sistema, solo por necesidad, toma lo que quiere para sí mismo, hasta el momento de su muerte.
  3. Es imposible de salvar, ‘lo que se ha acumulado por el trabajo duro’ si, en un momento dado, no se utiliza ‘lo que se ha acumulado’ hasta ahora.
  4. El proceso del colapso del sistema está acompañado por el final de los fenómenos globales y la destrucción de conexiones entre los países.
  5. El colapso del sistema existente será general, es decir que va a tocar todos los aspectos de la vida, en todos los países y áreas.
  6. No será posible predecir ni el proceso ni la secuencia de acontecimientos en el proceso, por lo que no habrá necesidad de correr y tratar de transferir las propiedades existentes de una forma a otra”

Mi Comentario: Finalmente Rothschild y otros comenzarán a reconocer abiertamente la nueva realidad socio-económica incomprensible y objetiva y no trataran de convencer a la humanidad de que nada fuera de lo común está sucediendo.

Este reconocimiento debe señalarnos que además de ‘continuar todo como está’, ya que nadie sabe cómo conducirse, Bnei Baruch deberá organizar un centro internacional para estudiar los fenómenos, para todos los interesados (en Internet en los principales idiomas.)

El fenómeno que va a nacer es sabido por nosotros (los cabalistas) y ha sido previsto por adelantado, la salida, es decir, el nacimiento de una nueva sociedad, ya ha sido descrita desde hace tiempo y el sistema para una transición gradual hacia nuevas relaciones socioeconómicas (integrales), necesita ser dirigido por nosotros, junto con expertos del sistema agonizante.
[165567]

Material relacionado:
La crisis se está revelando
Una crisis económica global está tocando a la puerta
El sistema monetario global se dirige hacia el colapso

Preparando a la generación joven, para la ejecución del plan de la naturaleza

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué se debe hacer con escuelas, universidades y trabajo, si la gente no quiere nada?

Respuesta: Primero que nada, la persona tiene que aprender el método para alcanzar el objetivo de la creación, que es para toda la humanidad, lograr amor absoluto, conexión mutua y otorgamiento de unos a otros.

Y sobre esa base, haciendo lo que sea necesario para lograrlo, es decir recibir la educación y la información correctas. Ciertamente tenemos que dotarnos de todo, ya que si la generación joven no quiere trabajar ni aprender, ¿qué pasará con ella cuando la generación mayor cese de existir?

Así que tenemos que entender el programa entero del mundo y reconocer que los años de juventud se dan para que la gente se prepare para la vida, es decir, para la realización máxima del programa de la naturaleza: armonía absoluta de la humanidad con la naturaleza, conexión mutua, amor y cooperación. Así es como se alcanza nuestro próximo nivel de desarrollo y la salida a otro nivel de existencia.

Para ello, antes que nada tenemos que estar involucrados con educación. Y para existir respetablemente en el nivel físico, tenemos que estar preocupados por los requisitos mínimos: alimento, un hogar, comunicaciones y todo lo demás, además adquirir una profesión, desarrollar la industria, pero en la medida en que sea necesaria para alcanzar nuestra meta. Si lo hacemos, veremos que necesitamos muy poco. De todo lo que fabricamos hoy, el 90% podría ser tirado a la basura. Requerimos alimentos simples y sanos, ropa sencilla, un lugar normal y cómodo para vivir, para que no  desviemos la atención de la meta de la existencia y nos permita estar involucrados con nuestro trabajo interno. Así que el 90% de la población del mundo no podrá trabajar en nada o, toda la población de la Tierra comenzará a trabajar, digamos, dos horas por semana, será suficiente para abastecernos con todo lo necesario.

Pregunta: ¿Por qué no podemos lograr esto?

Respuesta: Porque el ego nos empuja hacia adelante: necesita más y más y esto es de gran beneficio para algunos. No es por casualidad que se gaste tanto dinero en publicidad y en medios de comunicación, que nos educan de tal manera que nos convencen de que ‘necesitamos todo’ Pero, mientras tanto, el pueblo sólo necesita saber acerca de la verdadera fuerza de la naturaleza y de su propósito. Espero que en los próximos años todo el mundo sabrá esto.
[165484]
De Kabtv “Conversaciones con  Michael Laitman” 10/ago/15

Material relacionado:
¿Cómo podemos reducir la brecha generacional?
El trabajo más importante del mundo
Llegar a conocer el plan de la creación