Atributos especiales de la tercera y cuarta generación

thumbs_laitman_243_05La Torá, “Números”,14:17 – 14:18: Ahora, por favor, deja que la fuerza del Señor se incremente, como tú hablaste, diciendo: “El Señor es lento para la ira y abundantemente amable, que perdona la maldad y la transgresión; que purifica (algunos) y no limpia (otros), que visita la maldad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación “.

Hay tres generaciones desde Kéter a Maljut: Jojmá, Biná y Zeir Anpin. Esa es la forma en que es en cada estado espiritual. La imagen del Creador se forma en el cuarto nivel, Maljut. La tercera generación es Zeir Anpin, un estado de pequeñez, donde el ego se borra y luego se corrige totalmente  en la cuarta generación. Esto está simbolizado por las palabras: Que visita la maldad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación. Se trata del ascenso de Maljut a través Zeir Anpin a Biná, a Jojmá, y luego a Kéter.

La Torá, “Números”, 14:19-14:23: Por favor, perdona la maldad de esta nación, de acuerdo con tu bondad abundante, tal como me has dado este pueblo desde Egipto hasta aquí. Y el Señor dijo: “Yo les he perdonado conforme a tu palabra. Sin embargo, tan cierto como que yo vivo y la gloria del Señor llena la tierra y,  que todas las personas que perciben Mi gloria y las señales que hice en Egipto y en el desierto y sin embargo, me han probado estas diez veces y no escucharon mi voz, si van a ver la tierra que juré a sus padres y, todos los que me provocaron no lo verán.

No hay nada malo en eso. Por el contrario, se trata de una gran misericordia que el Creador realiza cuando mata a todos, lo que significa que Él mata a todo el deseo egoísta.

La razón es que, sólo en los deseos altruistas que sustituyen a los deseos egoístas, las personas pueden sentir el estado llamado la tierra de Israel. Toda esta rabia es necesaria con el fin de corregir el egoísmo al altruismo. Ningún egoísta puede entrar en el estado del atributo de amor y otorgamiento llamada la tierra de Israel. Primero debe morir, lo que significa volver a nacer y entrar en él, ya sea en un estado de pequeñez (la tercera generación) o en un estado de grandeza (la cuarta generación).

Por lo tanto, cuando la Torá habla sobre el castigo, la destrucción y la muerte, que se refiere al egoísmo, en realidad tiene que ser destruido. Sólo los atributos de amor y otorgamiento que lo sustituyen, sentirán el estado de la tierra de Israel.
[165537]
De Kabtv  “Secretos del Libro Eterno” 29/abr/15

Material relacionado:
Las consecuencias del crecimiento del egoísmo
Deseos que van en fe por arriba de la razón
Sobre la vida, la muerte y el alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta