Compartir el duelo del público es la clave para la revelación del Creador

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Frutas de Sabiduría, ‘El que comparte el dolor del público’: ‘Una persona se mide con la vara con que mide’, es decir, de acuerdo con el tamaño de la vasija, de acuerdo con el recipiente y con su parte interior. La deficiencia siempre estará llena no tendrá, ni más ni menos.

Por lo tanto, el siervo de Dios que no comparte el dolor de la gente, sino que sólo siente su propia deficiencia, tiene un recipiente para la abundancia que no es lo suficientemente grande y por lo tanto no podrá recibir la revelación general de la Divinidad en el secreto del consuelo del público, porque no preparó una vasija para recibir esta fase general, sino sólo su fase privada.

Pero si comparte el dolor del público y siente los problemas del colectivos como sus propios problemas, es recompensado con ver la fase completa de la revelación de la Shejiná, es decir, el consuelo de todo Israel, porque su deficiencia es una deficiencia general y por lo tanto, la abundancia de la santidad también es general.

Así que, debes entender el significado de ‘los justos no tienen descanso’, es decir que, debido a que la abundancia es bendecida de acuerdo con el nivel de deficiencia y anhelo de los justos, en esa medida ni más ni menos, hacen esfuerzos por profundizar y ampliar su vasija, porque el que otorga no tiene medida, sólo el que recibe. Por lo tanto, su único objetivo en la vida es ser más fuerte y anhelar hacer en ellos una vasija y así provocar la alegría en la expansión de las fronteras de la santidad.

La vasija de recepción es limitada, la de otorgamiento es ilimitada. Todo depende de la persona. En la medida en que trata de ampliar su vasija de otorgamiento, recibe ayuda de arriba. Si está realmente interesado en la corrección y usa todos los medios que tiene, siempre puede aumentar su vasija, es decir, aumenta su deficiencia de otorgamiento. La Luz que Reforma actúa en ella, de acuerdo a sus esfuerzos y corrige su vasija, la prepara y luego la llena. Por eso se dice ‘los justos no tienen descanso, ni en este mundo ni en el siguiente mundo’, significa que ni en el nivel actual ni en el siguiente y, siempre podrán avanzar.

La clave y base del progreso es compartir el dolor del público, es decir que las deficiencias adicionales y la necesidad de otorgar sólo pueden ser adquiridas del entorno. No hay otro lugar; el entorno es el único lugar donde se puede obtener ilimitadamente y como resultado, avanzar.

Así, inmediatamente podemos evaluar cómo una persona ve este avance en la vida espiritual. Hoy en día se refiere a todos, hombres y mujeres. Depende si la persona se aísla y piensa que avanzará sólo gracias a sus estudios o si participa en difusión y en la vida comunitaria, conectado al grupo con todas sus fuerzas. Si no lo hace, no puede acumular una deficiencia de otorgamiento ni llegar a la oración ni recibir una vasija. La Luz se encuentra en abundancia, por lo tanto, de inmediato llenará la vasija, cuando esté preparada.

Baal HaSulam escribió: ‘La persona se mide con la vara que mide’ Es decir, la persona sólo puede medir en la medida en que anhele estar en las vasijas de otorgamiento y ser colmada de Luz. Todo depende de él, de la preparación de su vasija. Compartir el dolor del público es clave para la revelación del Creador.

En su artículo La entrega de la Torá, Baal HaSulam escribió que cuando los hijos de Israel estaban en Egipto, se convirtieron en una nación, sufrieron la esclavitud y el trabajo duro y comenzaron a compartir su dolor. El faraón acercó más a los hijos de Israel al Creador y les dio más y más aflicciones, como resultado, los obligó a conectar. Se dieron cuenta de que sólo gracias a la conexión entre ellos, podrían ser salvados y sacados de Egipto. Así es como una persona recibe la deficiencia correcta.

Tenemos oportunidades ilimitadas para avanzar, porque el mundo entero necesita corrección. Siempre tendremos oportunidad de influir en el público y de participar sin límites en difusión; recibiremos las deficiencias de la gente y avanzaremos delante de ellos para enseñarlos y servirlos. Así es como avanzamos hacía, cada vez mayores vasija de otorgamiento.

Todo el dolor debe estar dirigido a una sola cosa: cómo absorber deficiencias adicionales del entorno cercano o del entorno más distante, hasta que el mundo entero esté incluido en mi vasija. Este es el propósito de la ruptura, es decir de  observar los mandamientos. Sólo construyendo una deficiencia por otorgamiento se encontrará a satisfacción.

Hoy en día vemos que todo el mundo, incluidos nosotros, está preparado para la revelación de la deficiencia de otorgamiento mutuo. Así construimos el lugar de la revelación del Creador para darle contento y satisfacción. Todo va a suceder ante nuestros propios ojos.
[128267]
De la preparación para el congreso 25/feb/14

Material relacionado:
Un leño que siente dolor
Qué pedir cuando sentimos dolor
¿Qué es dolor y cómo podemos dejar de sentirlo en todo momento?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta