El legado de Moisés no está perdido

laitman_740_03La Torá, “Números, 14:24 – 14:25: En cambio a mi siervo Caleb, que ha mostrado una actitud diferente y me ha sido fiel, le daré posesión de la tierra que exploró, y su descendencia la heredará.

Ahora,  los amalecitas y los cananeos viven en el valle. Mañana Regresen al desierto por la ruta del Mar Rojo”.

Pregunta: El Creador distingue a Caleb (en hebreo se deriva de las palabras “como un corazón”) y dice: “Yo le traeré a la tierra a la cual él fue y su descendencia la tendrá en posesión”. ¿Significa entonces que, hay otro deseo en nosotros para estar allí, que no sea Moisés?

Respuesta: No hay profeta más grande que Moisés pero, hay muchos atributos que descubrimos después de él. Moisés es el atributo de Biná, sin la cual Maljut no puede moverse un milímetro hacia el Creador.

Pero, el atributo de Biná es limitado. Le proporciona todo lo que Maljut puede exigir con el fin de santificarse a sí mismo y para corregir la intención para que esta sea con el fin de otorgar pero,  Biná por sí misma no siente nada hacia la recepción.

Conectar los atributos de Biná y Maljut permite la aparición de nuevos atributos que son más fuertes que Bina, porque entonces Maljut puede recibir en la intención llamada; con el fin de otorgar. Estos atributos son mucho más fuertes que Moisés pero, al mismo tiempo, también están más cerca del Creador y más distante del Creador.

Ellos están más cerca del Creador al ser capaces de recibir la revelación de Él. El Creador no se revela a Moisés. Por el contrario, Moisés siempre se mantiene lejos de eso porque él es el atributo de Biná.

Todos los demás, los que conquistaron la tierra de Israel, la generación que comienza a vivir en ella, los que construyen el templo, etc., alcanzan al Creador en sus deseos egoístas anteriores que fueron corregidos por el atributo de Moisés (Biná) y, por lo tanto ascienden hacia el Creador.

La diferencia es que cuando trabajas con el ego con intención de otorgar eres como el Creador, ya que en la práctica otorgas como Él. El atributo de Biná, por otro lado, no es como el Creador en sus acciones sino en el mismo atributo. Bina no hace nada, sino que simplemente tiene el mismo atributo que el Creador.

Así, por un lado, Moisés parece ser tan humilde, inclusive débil, protegiéndose a sí mismo de la revelación del Creador, y el Creador vuelve Su parte posterior a él y va detrás de él. Pero, este atributo es un atributo típico del Creador y es el más fuerte de todos los atributos que pueden ser revelados en el ser creado.Cuando comienzas a utilizarlo en tu trabajo con el ego, no es de una manera limpia, a pesar de que te permite ascender espiritualmente.

El atributo de Moisés en Maljut creó figuras individuales como Caleb. El trabajo de Moisés es despertar a los que pueden continuar la acción espiritual. Este es su trabajo. De aquí que, el atributo de Moisés vive en cada uno de nosotros, desde el primer hombre que alcanzó el Creador. De lo contrario no seríamos capaces de corregirnos a nosotros mismos, para trabajar con Maljut, ya que Maljut es Faraón.  Moisés es el atributo de otorgamiento que fue creado por encima de Faraón, entonces, ni un hombre ni todos juntos, pueden alcanzar una corrección particular o general, a menos que usen el atributo de Moisés que en realidad existe en oposición a Faraón.

Caleb y todos los demás, por otro lado, son los derivados de Moisés en Maljut, y aunque Moisés se muere, él existe en todo el que entra en la tierra de Israel, porque se metió a sí mismo dentro de ellos. Pero ahora, no se revela en su forma pura, la forma en que fue durante los cuarenta años en el desierto sino, en el atributo de recibir con el fin de otorgar. Esta es la razón por la que se dice que se estaba muriendo porque este atributo en su forma pura desaparece. Todo lo que sucede más tarde, ocurre como resultado de lo que la persona, el ego, absorbe del atributo de Moisés que se disuelve por completo y comienza a trabajar.

En otras palabras, nosotros procesamos el atributo de Moisés en nuestro ego, en todo lo que sucede hasta que el final de la corrección. En la forma correcta, todos los atributos egoístas construyen Maljut de Ein Sof (Infinito) o la vasija general para la revelación del Creador, lo que significa nuestro estado perfecto.

Así que, cuando Moisés se procesa dentro de nosotros, emergen los nuevos nombres que se crean como resultado de la simbiosis entre Maljut y Biná . Biná es ese atributo de Moisés y Maljut es la tierra de Israel, que ha recibido la corrección mínima por parte de Moisés en el nivel del inanimado de la naturaleza. Luego están los niveles de la vegetativo, animado y el hablante, y todo entra en los cuatro niveles de la corrección del deseo.

Como líder, Moisés es un hombre increíble pero, es el primero del atributo de amor y eso es lo principal. Luego está todo lo demás pero, sólo el amor gobierna: tanto el amor por las personas como el amor por el Creador. Este es el líder pero, por sí mismo, no existe.
[165576]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 20/abr/2015

Material relacionado:
Y ellos creyeron en el señor y en Moisés, su siervo
Mirando al mundo de Ein Sof (infinito) con y sin anteojos
El poder de la cueva de Majpela

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta