Hacia la espiritualidad con ayuda de Arriba

Dr. Michael LaitmanLa porción semanal de la Torá ‘Shalaj’ nos habla de cómo Moisés envió a los espías a la tierra de Israel, la tierra de leche y miel, donde crecen maravillosos frutos especiales. De pronto ellos vieron que allí vivían gigantes que no les permitían entrar ni acercarse a aquellos frutos.

Esto significa que para conquistar esta tierra y descubrir la grandeza del mundo espiritual, tenían que luchar contra deseos egoístas muy grandes y, gradualmente, superarlos. Pero, la persona no tiene el poder para superar incluso el deseo egoísta más pequeño, dominarlo y conquistarlo. La persona necesita la ayuda de Arriba para hacer esto.

La pregunta es cómo pide esto, ya que la persona no tiene confianza en nada. Ella piensa: ¿Para qué podría alcanzarlo? En cualquier caso ¡es imposible!

Resulta que los frutos son maravillosos y la tierra en realidad es un paraíso pero, hay gigantes en cada paso del camino y, ellos se sienten como hormigas corriendo debajo de sus pies y podrían ser aplastados sin que ni siquiera los gigantes se den cuenta.

Dice que los espías tomaron un racimo de uvas que sólo podía ser llevado por ocho personas juntas y con gran dificultad, lo cual muestra cuán pesado era. De hecho es así, porque la persona se pesa a sí misma y entiende que no puede sobreponerse a estos obstáculos y que en realidad necesita ayuda de Arriba.

Así, el pueblo empieza a quejarse: *¿Por qué Dios nos trajo a esta tierra?¨ Un motín está a punto de empezar en el campamento de Israel: ¨Elijamos un líder y regresemos a Egipto¨.

Después de haber pasado tanto y haber alcanzado mucho, descubrieron que están tratando con la fuerza superior que los conduce en la vida, que el objetivo ha sido enviado y todo está planeado pero, sí de forma obstinada se niegan a aceptarlo, ¡morirán en el desierto! De hecho, una generación totalmente nueva llegó a la tierra de Israel.

¿Por qué todos mueren en el desierto? Es porque no tienen suficiente poder para avanzar y por lo tanto estaban condenados a morir. La Torá dice que cada año en el 9 de Av, suelen cavar tumbas y recostarse en ellas. Aquellos que morían, morían y aquellos que podían levantarse de la tumba, seguían avanzando.

Así se forjó la nueva generación que se crió en el desierto y no tenía miedo de nada hasta que alcanzaron las fronteras de la Tierra Prometida.
[164979]
De Kabtv ¨Secretos del Libro Eterno¨, 15/abr/15

Material relacionado:
Transformación en el crecimiento espiritual
La reconquista de Faraón
Guardianes gigantes en la tierra de israel

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta