Hay una razón para celebrar y estar felices

laitman_740_03Pregunta: Cada año nos deseamos unos a otros un buen año, y al final del año resultó que no fue particularmente exitoso. ¿En qué sentido nos estamos equivocando? Todos queremos que las cosas sean buenas pero no sabemos cómo hacerlo.

Respuesta: Nosotros no entendemos que al grado de nuestro acercamiento con cada uno, nos estamos acercando al poder superior, a la fuerza buena y benéfica. La fórmula es muy simple: mientras más cerca estemos a los demás, más cerca nos encontramos del Creador

Parecería que no existe una fórmula más simple que esta pero, no es posible llevarla a cabo por medio de los poderes humanos. Y por eso la sabiduría de la Cabalá fue relevada para ayudar a hacerlo a través del poder superior. La fuerza superior ayudará a la persona sólo en este sentido, y no en otra cosa. Sólo está esperando esta petición de nosotros.

Pregunta:  Si Adam ya había abierto el camino a la buena vida hace 5776 años, ¿por qué él no se lo mostró a todos? ¿Por qué fue necesario atravesar por guerras, exilios y problemas a través de los cuales la humanidad ha pasado por miles de años?

Respuesta: Adam enseñó su método porque los cabalistas en todas las generaciones fueron seguidores de los estudiantes de Abraham. Hasta este día los cabalistas estudian el descubrimiento de Adam para que en cada generación fueran añadidos al estudio cada vez más detalles nuevos.

La Cabalá se desarrolla como cualquier otra ciencia y, últimamente, recibimos el conocimiento acerca de qué clase de mundo superior está sobre nosotros, cómo este nos influencia y nos maneja y cómo es posible influenciarlo de abajo hacia arriba.

Nosotros clarificamos que el mundo superior y nuestro mundo inferior están completamente interconectados y mediante nuestras relaciones con cada uno, descubrimos la fuerza superior, llamado el Creador, manejando ambos mundos. La sabiduría de la Cabalá se encarga del descubrimiento de la fuerza superior y del establecimiento de una conexión mutua con esta.

El problema es que es posible descubrir la fuerza superior sólo con la condición de que nosotros nos parezcamos y seamos equivalentes a estas características como todo lo demás en nuestras vidas. No seré capaz de entender a otra persona si está hablando en un lenguaje que es desconocido para mí o si habla de cosas que sólo son entendidas por un profesional o si tenemos perspectivas tan diferentes que no nos podemos comunicar. Todos nuestros sentidos; vista, oído, olfato, gusto y tacto están arreglados para absorber sólo lo que estamos preparados para percibir en el rango de frecuencias de su sensibilidad. Pero, no tenemos sensibilidad en lo correspondiente al mundo superior; aún necesitamos desarrollarlo entre nosotros. Y esto es lo que la Cabalá nos enseña.

Así que, existe un nombre para esto, Cabalá, de la palabra, “LeKabel” (recepción); es una ciencia acerca de cómo recibir, sujetarnos, entender y sentir el mundo superior. Adam nos dejó este conocimiento, y todos los cabalistas que vinieron después de él desarrollaron su descubrimiento cada vez más y añadieron, de forma similar como la física se desarrolla de generación en generación.

Como resultado, hoy existe una ciencia desarrollada, única y poderosa en nuestras manos que explica cómo debemos descubrir la esencia de la vida y su propósito de manera práctica, es decir, implementarla. Los cabalistas del pasado escribieron acerca de nuestra generación, considerándola como la “generación del Mesías”, es decir, aquellos que podrían recurrir a la sabiduría y utilizarla, básicamente alcanzar y saber el propósito de nuestra existencia en esta tierra.

La humanidad ha llegado a un estado dónde debe contestar esta pregunta, de otra manera, nuestra situación no tendrá esperanza. La Cabalá abre todas las posibilidades entre nosotros, así que, tenemos una razón para celebrar el año nuevo y estar felices; solamente necesitamos usar correctamente el regalo que recibimos de Adam HaRishón (el primer hombre), Adán.
[166607]
De un programa de radio Israelí 103FM, 6/sep/15

Material relacionado:
El cumpleaños del hombre
Nuevo año, nuevos horizontes
El nuevo año judío (rosh hashana) simboliza un nuevo nivel espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: