La sabiduría de la Cabalá y el mal – dos cosas que no van juntas


thumbs_laitman_627_1 (1)Pregunta
: ¿Un cabalista es alguien que siente amor y bondad hacia los demás?

Respuesta: Si es verdadero amor y otorgamiento hacia otros, es un cabalista. El problema es si estamos equivocados y sólo en apariencia amamos y otorgamos a otros. No hay amor en nuestro mundo.

Comentario: Mucha gente cree que es buena y amorosa.

Respuesta: Esto es un error. Un cabalista desarrolla un atributo especial de amor y otorgamiento verdaderos, no es un receptor disfrazados que sólo es un ego más desarrollado y sofisticado.

El atributo de amor y otorgamiento se construye por encima del ego, por encima de nuestra naturaleza. Entonces realmente podemos sentir lo que es externo a nosotros, que es sólo una fuerza llamada el Creador. La revelación del amor y otorgamiento a nosotros, se llama mundo superior. Un cabalista es una persona que cumple con el principio de ‘ama a tu prójimo como a ti mismo’, lo que le permite sentir el mundo superior.

Pregunta: ¿Qué es el mundo superior?

Respuesta: El mundo superior es la suma de fuerzas, influencias y acciones de la fuerza superior sobre nosotros. Un cabalista ve fuerzas que otras personas no pueden ver. Él comienza a cooperar con la fuerza superior, con los componentes individuales de esa fuerza que proviene del Creador. Así comenzamos a responder a su llamado, a actuar en respuesta y a convertirnos en socios del Creador.

Un cabalista coopera con la fuerza superior y cambia la realidad. Al cambiarse a sí mismo constantemente, puede hacer que el mundo y la gente vivan mejor.

Pregunta: ¿Puede un cabalista usar sus súper poderes para dañar a la gente?

Respuesta: Esto es imposible; ya que, para empezar, lo que adquiere es la fuerza de amor y otorgamiento.

Comentario: Pero a menudo escuchamos en las noticias que una persona que se dedica a la Torá, también estuvo implicado en actos prohibidos.

Respuesta: Un cabalista no puede causar daño a nadie. La sabiduría de la Cabalá cambia la naturaleza de la persona a altruista. Lo primero que restringe es su ego.

La Torá contiene la Luz que reforma y puede convertir nuestra inclinación egoísta en inclinación al bien. Un cabalista utiliza la Luz Superior y corrige su naturaleza del mal al bien. Este es el primer signo. Si una persona hace daño a otros, no es un cabalista.
[165489]
De la programación de radio israelí 103FM, 16/ago/15

Material relacionado:
Nosotros no somos esclavos de los esclavos más bien somos siervos del Creador
En los hombros de los grandes cabalistas
Los cabalistas acerca de la nación de Israel y las naciones del mundo, parte 13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: