Sucot: Adhesión con un solo “abrazo”

laitman_276_03La Torá, Levítico 23:33-23:36: Y el SEÑOR habló a Moisés diciendo: Habla a los hijos de Israel, diciendo: En el día quince de este séptimo mes es la festividad de los tabernáculos por siete días al SEÑOR. En el primer día habrá una convocación sagrada; no harán ningún tipo de trabajo servil.

Siete días traerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR; en el octavo día habrá una convocación sagrada sobre ustedes; y traerán una ofrenda hecha por fuego al SEÑOR; es un día de asamblea solemne; no harán ningún tipo de trabajo servil.

La festividad de Sucot continúa por siete días; en cada uno de ellos un ascenso es llevado a cabo a partir de los niveles espirituales de Jesed, Gevurá, Tifferet, Netzaj, Jod, Yesod y Maljut.

Y en el octavo día una reunión especial sucede cuando una persona recibe llenado por la Luz de Jasadim (Misericordia), la luz del amor, amistad, felicidad, compasión, camaraderíay misericordia.

Esto es llamado “Abrazar desde el lado derecho”, como está dicho: “Su mano izquierda debe estar bajo mi cabeza, y su mano derecha debe abrazarme” (Cantar de los cantares 8:3).

Esto significa que Rosh HaShaná y Yom Kippur son “Su mano izquierda debe estar bajo mi cabeza” y Sucot es “y su mano derecha debe abrazarme”. Y en el último día, en el octavo día de la festividad de Sucot, sucede un acoplamiento parcial de las partes masculina y femenina del Kli.

En este tiempo, el deseo de la persona transmite iluminación a través de la Luz Superior y entonces, a lo largo de todos los días de la festividad se espera que  la revelación de la grandeza de la Luz de Jasadim y la gran adhesión de las partes masculina y femenina del deseo lo “abracen” a uno.  

Entonces, cada día de la festividad de Sucot es importante, aquellos que se pasan en una Sucá que es especialmente construida bajo el domo del cielo donde están organizadas una reunión y un festín sagrado. Una persona que está en una Sucá por siete días aparentemente recibe todas las Orot Ha Makifim (Luces circundantes) corregidas, que lo llenan y lo empujan hacia el descubrimiento, la conexión y el contacto con el Creador.

Y esto sucede en el octavo día después de abandonar la Sucá entonces, el octavo día es llamado Simjá Torá. La Torá es la Luz que corrige a la persona y la llena con felicidad.

Comentario: Se piensa que cada tarde miembros del Ushpizin (invitados), visitantes, llegan a la Sucá de acuerdo al orden: Abraham, Isaac, Moisés, Aarón, José y David.

Respuesta:Todos esos visitantes simbolizan las Luces de corrección en siete niveles espirituales. No son figuras históricas sino estados espirituales. Cada uno de los niveles posee un carácter único y, sólo cuando una persona  pasa a través de ellos, es decir se corrige en siete diferentes estados, se convierte en alguien listo para la revelación del Creador.
[166914]
De KabTV “Secretos del Libro Eterno” 18/jun/15

Material relacionado:
Sal de una casa segura y vive en una cabaña
La luz especial de la fiesta
La mayor dificultad del trabajo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta