Un millón de dólares por un buen pensamiento

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo es posible lograr el reconocimiento del mal, expresar remordimiento y arrepentimiento en este mundo donde se ha convertido en la norma dañar, ignorar y engañar a los demás, todos los días?

Respuesta: La humanidad se desarrolló durante miles de años con el fin de alcanzar, en nuestro tiempo, el reconocimiento del mal. La naturaleza que nos rodea está empezando a ‘unificarse’ y a poner presión sobre nosotros, obligándonos a conectarnos a un sistema interrelacionado, similar al mundo inanimado, vegetal y animal que están unidos en un sistema simbiótico, así necesita la gente estar conectada entre sí. Este estado se crea ahora, por primera vez en nuestra historia.

Los cabalistas señalaron al siglo 20 como el tiempo en que la humanidad empezaría a conectar. Con este fin, es revelada la sabiduría de la Cabalá, el método de conexión, unidad y corrección. Pero la corrección no es posible si la ruina no se conoce, es por eso que muchos problemas son revelados en el mundo -odio de unos a otros, separación, padres e hijos que no pueden encontrar un lenguaje común, gente que no se casa ni establece familias, divorcios.

Todos estos son signos de los tiempos que los cabalistas describen desde hace muchos años. Maldad, odio y separación son revelados y la gente busca cualquier oportunidad para retirarse y esconderse, para tomar un descanso. Pero tenemos que entender que la naturaleza nos obliga a unirnos, nos hay otra opción. Estamos dentro de las leyes naturales. Así como no puedes ir en contra de las leyes de la física, química, biología, anatomía, no puedes desatender las leyes internas de la conducta humana, es decir, el alma.

La sabiduría de la Cabalá habla de las leyes del alma: cómo ensamblar las partes separadas del Adam HaRishon roto. Nos debemos conectar, pero no en los cuerpos físicos, sino en nuestros deseos internos para completarnos unos a otros. Cuando nos unimos y conectamos, se descubre una criatura colectiva, virtual y mutua que se llama Adam (hombre). Todos trabajamos por esta unidad virtual y hacemos esfuerzos para mejorarla, pues dentro de ella, vamos a sentir el mundo espiritual superior.

Pregunta: ¿Qué puedo hacer si en mi actitud egoísta, maldigo a todos en el camino, discuto con el cajero en el supermercado, insulto a la gente que está cerca de mí?

Respuesta: Todos se comportan de esa manera. Lo más importante es entender que esta mal, es decir, revelar el beneficio que nos dará la unidad, por ejemplo un millón de dólares. Digamos: si algunas personas se unen entre sí y cada una recibe un premio de un millón de dólares, todos correrán a unirse, si quieren ver el beneficio de la conexión.

Imagina que diez personas están sentadas alrededor de una mesa. Diez es el número requerido para una medida completa de conexión. Si tenemos éxito en la conexión, entonces, de lo alto caerá sobre la mesa, un saco con $10 millones, un millón para cada uno.

Así me doy cuenta de que mi incapacidad para conectar con los demás es mi naturaleza malvada, mi enemigo. Yo podría haber ganado, pero mi ego no me dejó conectarme. Sólo falta este reconocimiento.

La sabiduría de la Cabalá nos revela un poco lo que es el mundo superior. Lo bueno que es, pero la condición para entrar es que escudriñemos nuestro principal obstáculo, el ego, llamado la inclinación al mal. Sólo nos faltan este reconocimiento; de lo contrario, no creemos que nuestro egoísmo es malo. Y esto es todo el propósito de arrepentimiento, que se acostumbra hacer en el mes de Elul, antes del año nuevo. Arrepentirse es la revelación de los disturbios contra la buena conexión con todos.
[166152]
De la programación de radio israelí 103FM 30/ago/15

Material relacionado:
Inaceptable pero así es
La telaraña invisible que nos une a todos
Una tormenta de arena de nuestro egoísmo

2 comentarios

  1. Extraordinaria

  2. Como manejamos los egoístas y los envidiosos dañinos?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta