“Y recuerden todos los mandamientos del Señor”

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números 15:37-15:41: El Señor habló a Moisés diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles a ellos que hagan flecos en las esquinas de sus vestimentas, a través de todas sus generaciones, y pegarán un hilo de  [lana] azul cielo en el fleco de cada esquina. Estos serán los flecos para ustedes, y cuando lo vean, recordarán todos los mandamientos del Señor para realizarlos, y no deambularán tras sus corazones y tras sus ojos detrás de los cuales se han extraviado. Para que recuerden y lleven a cabo todos mis mandamientos y serán santos para su Dios. Yo soy el Señor, su Dios, Quien los sacó de la tierra de Egipto para ser su Dios; yo soy el Señor, su Dios.

Debe haber flecos especiales que son atados de una manera especial en todas las cuatro esquinas de cada atuendo y cada pieza de ropa. Esos flecos simbolizan las cuatro partes de la vasija espiritual: Jojmá, Biná, Zeir Anpin y Maljut, las cuales todas deben ser corregidas y añadidas. Esto significa que son estudiadas y absorbidas con la ayuda de los 613 mandamientos, 613 deseos que tiene una persona, para que siempre esté atenta a su corrección.

La persona se cubre con esos atuendos sólo durante el día y es llamado “manto de oración”, a causa de que cuando está en la Luz del Creador la persona tiene que recordar constantemente cómo adaptarse a la Luz, anhelarla constantemente, y asemejarse a ella, pero no de noche.

El manto con la cual nos cubrimos debe tener flecos en sus esquinas, los cuales tienen que ser atados. Si no son atados, deben ser cortados con tijeras hasta una pequeña extremidad, de manera que puedan ser doblados.

Todas las esquinas del rectángulo (Jojmá, Biná, Zeir Anpin y Maljut) donde el Parsá pasa a través de Maljut hasta Biná, simboliza la vasija espiritual que tiene que estar plenamente adaptada a los atributos del Creador, lo cual significa estar totalmente corregido en todos sus 613 deseos.

La persona tiene que verlos ante sí como el lugar para su corrección. Por lo tanto los nudos en sus ropas le recuerdan que tiene que estar constantemente subordinado a ellos para que vea esos flecos cada vez y piense en sus 613 deseos. En el nivel de nuestro mundo esas son sólo acciones físicas, por supuesto, mientras que en el mundo espiritual simbolizan que una persona está corregida. Estar bajo el manto de oración hace referencia a una persona espiritual.
[166198]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 13/may/15

Material relacionado:
613 deseos
Escuchamos los mandamientos sólo cuando alcanzamos la conexión
Todo el universo es tan sólo diez Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: