Yom Kippur: ¿Alegría o aflicción universal?

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Levítico, 23:26-23:28: Y el Señor habló a Moisés diciendo: Pero el décimo día de este séptimo mes, es el día de la expiación, será una ocasión sagrada para ustedes; deben afligirse, y ofrecerán una ofrenda de fuego al Señor. No deben llevar a cabo ningún trabajo justo en ese día, porque es un día de expiación, para que ganen el perdón ante el Señor, Su Dios.

La cuenta de los meses en el trabajo espiritual comienza en Pesaj (Pascua). El séptimo mes desde Pesaj, tiene una correlación con Maljut, hasta la séptima Sefirá que viene después de Jesed, Gevurá, Tifferet, Netzaj, Jod, Yesod. La décima y última Sefirá en Maljut (Maljut de Maljut), la cual simboliza el décimo día del mes, es Yom Kippur, cuando una persona llega al punto más bajo de su naturaleza y eleva su plegaria a partir de ello. Esto significa que una persona llega a un estado que no está en su poder corregir por sí mismo, entonces simplemente se separa de sí mismo y hace lo que esté en su poder para elevar una petición por corrección.

Yom Kippur es una festividad,. Es un día de alegría, cuando tengo algo con lo cual acudir y alguien a quién acudir (la fuerza superior) con esta petición. Puedo en realidad hacer eso dado que, he llegado al punto más bajo en mis acciones. En otras palabras, he llegado justo a la última etapa a través de mis aclaraciones y búsqueda psicológica interna de quién soy, qué soy, hacia dónde se dirigen mis acciones y para qué estoy viviendo. He descubierto que este estado es totalmente egoísta y que no hay conexión con otros dentro de este estado.

En este punto sólo puedo llorar, y este es un punto de expiación y perdón donde siento mi naturaleza como el odioso ego y deseo desapegarme de este con todas mis fuerzas. No quiero usar el ego cuando se trata de comida, agua o en cualquier acción, y no puedo vencerlo. Lo único que puedo hacer es elevar una plegaria hacia la fuerza superior para que Él me corrija. Este es el significado de mi petición.

Podemos llegar a un estado de expiación y perdón en cualquier momento, sin importar la fecha de Yom Kippur en el calendario. Esto sucede cuando la fuerza superior puede llevar a cabo correcciones en mí. Sólo Él puede ayudarme; no puedo corregirme a mí mismo pero, puedo pedirle a Él esta corrección.

Comentario: Todo lo que sucede en el mundo espiritual es opuesto a cualquier cosa que existe en el mundo corporal, porque para nosotros, Yom Kippur es un día de aflicción universal y no un día de alegría.

Respuesta: En el pasado, el estado de Yom Kippur era entendido correctamente, pero durante los 2000 años de exilio, lo hemos atribuido a nuestras propias sensaciones y hemos igualado nuestras sensaciones con este día. En realidad, es un estado de alegría porque todos los días festivos son alegres.
[166766]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 18/jun/15

Material relacionado:
Cómo convertir la tristeza en alegría
Yom Kippur: ¿Tristeza o alegría?
Yom Kippur y la Expiación en cada alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: