Artículo en Ynet: “Dos gigantes intelectuales que predijeron el futuro”

Dr. Michael LaitmanDos de los más grandes espíritus del siglo veinte, que fueron retirados del mundo durante los días de expiación, predijeron lo que nos sucedería hoy en día y no estaban equivocados… La columna especial del Rav Michael Laitman acerca del Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam) y su sucesor el Rabí Baruj Shalom Ashlag, en conmemoración a los días de sus fallecimientos.

Dos gigantes intelectuales que predijeron el futuro

Una noche fría y lluviosa de 1979 no podía dormir, los pensamientos me perseguían. De pronto me encontré detrás del volante, conduciendo sin dirección. Un enorme letrero interrumpió mis pensamientos: “Bnei Brak”. Entré. Las calles estaban desiertas. En la esquina de la calle Jazon Ish encontré un transeúnte. ‘¿Dónde estudian aquí?’ pregunté. Me observó y respondió, ‘Ve al final de la calle, ahí verás un huerto, al cruzar la calle’.

Así me encontré por primera vez con mi maestro, Rav Baruj Shalom Ashlag, el hijo mayor y heredero de Baal HaSulam -el más grande cabalista del siglo veinte. A partir de este momento mi vida cambió más allá de todo reconocimiento.

Por doce años lo serví como su asistente personal y estudiante y absorbí de él todo lo que sé acerca de la sabiduría de la Cabalá. Cada día se retiraba al segundo piso y escribía. Así nacieron sus profundos artículos que pavimentaron el camino espiritual más apropiado para las personas de hoy. Nadie antes de él escribió en un lenguaje tan simple y práctico. Como un padre que guía a sus hijos por el camino, toma a los lectores de la mano y los guía hasta que descubren el verdadero significado de la vida.

Rabash siguió los pasos de su padre Baal HaSulam, el cabalista famoso por haber escrito el Comentario Sulam a El Libro del Zóhar. Ambos absorbieron la antigua sabiduría de la cadena de cabalistas que los precedieron y fueron el eslabón que la adaptó a nuestra generación. ‘Estoy contento de haber nacido en esta generación cuando está permitido revelar la sabiduría de la verdad’, escribe Baal HaSulam (La enseñanza de la Cabalá y su esencia).

Tiempo de actuar

En el año 1922, once años antes que Hitler llegara al poder, Baal HaSulam previó la amenaza de aniquilación que enfrentaba el pueblo judío en Europa.

Se esforzó mucho por advertir a los dirigentes de la comunidad judía en Varsovia, que la afilada espada Nazi ya había sido colocada sobre sus cuellos. Les urgió a unirse y regresar a la tierra de Israel, pero se negaron a escuchar su llamado y lo excluyeron. Emigró solo a Israel. La segunda guerra mundial vino y no hizo excepciones con los miembros de la comunidad judía, todos perecieron en los campos de concentración.

En la década de 1930, Baal HaSulam hizo esfuerzos supremos por encontrarse con los dirigentes de la Yishuv (asentamientos): David Ben Gurión, Zalman Shazar, Moshe Sharett, Jaim Najman Bialik, Jaim Arlozorov y otras figuras públicas. Trató de hablar con ellos de la importancia de la unidad y acerca de la necesidad de conectar las partes de la Yishuv judía que estaba surgiendo en Israel.

En 1940, a pesar de las objeciones de los círculos ultraortodoxos al Estudio de la sabiduría de la Cabalá, Baal HaSulam publicó un diario llamado, La Nación -el primer diario en su tipo, dedicado a la unidad socio-espiritual del pueblo judío. Sus oponentes acudieron al gobierno británico y se encargaron de la clausura del diario.

Baal HaSulam esperaba que precisamente en nuestros días la religión perdiera su influencia sobre las personas, las bases políticas se quebraran y la división de la sociedad en facciones destruyeran todas sus partes buenas -hasta que la humanidad quedara sin una respuesta. Trató de hablar de esto con todo el que estuviera de acuerdo en reunirse con él. El asunto ardía en su interior y sentía la necesidad de actuar a tiempo. Sabía que el único remedio para el sufrimiento que Israel y el mundo esperaban era restaurar la unidad que siempre fue la base de la nación, de otra manera se levantarán contra nosotros para aniquilarnos.

La última generación

El mensaje de unidad que Baal HaSulam sostuvo, es más relevante que nunca. El surgimiento de oleadas de odio y antisemitismo amenazan la continuación de nuestra existencia. ‘Nos hemos reunido aquí para establecer una sociedad para todos los que desean seguir el camino y método de Baal HaSulam’, así comenzó mi maestro Rabash su primer artículo (“Dargot HaSulam, El propósito de la sociedad 1).

Tras su partida en 1991, personas comenzaron a reunirse a mi alrededor cuyos corazones ardían con el deseo de descubrir el propósito de su existencia. Gradualmente inició el grupo Bnei Baruj, nombrado en honor al Rabí Baruj Ashlag y  se convirtió en la organización ‘Cabalá para el pueblo’.

Cada mañana estudiamos en los libros de los cabalistas: El estudio de las diez Sefirot, El Libro del Zóhar con el comentario Sulam y otros escritos de Baal HaSulam y Rabash. Tratamos de seguir diseminando el método a todo el que lo quiera, exactamente de acuerdo a cómo me transmitió mi maestro la sabiduría de su padre.

El día de hoy tenemos alrededor de dos millones de estudiantes en Israel y en el mundo y vemos nuestro papel como portadores del camino de dos grandes luminarias, y justo como Baal HaSulam enfatizó, ‘…sólo a través de la expansión de la sabiduría de la Cabalá en las masas obtendremos la redención completa” (Introducción al libro, Panim Meirot uMasbirot).

En estos días conmemoramos la partida de los dos gigantes de la generación. Espero que tengamos el sentido para caminar fielmente en su camino.
[166958]

Material relacionado:
Baal HaSulam y Rabash nos abrieron la puerta a la espiritualidad
Cómo escuchar los artículos de Rabash
“Alimentados” por las enseñanzas de Baal HaSulam Y Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: