Comenzamos ascendiendo

Dr. Michael LaitmanHemos llegado al principio del camino que asciende, hacia el fin de la corrección. Hemos aprendido lo que es la cadena, de arriba hacia abajo, desde Olam Ein Sof a través de todos los mundos, es decir, el Ha’alamot (ocultamiento), se fue intensificando más y más hasta que llegamos a este mundo.

Poco a poco, la Luz de Ein Sof y su vida eterna y perfecta nos fue ocultada y es así como desde aquí, desde abajo, empezamos a subir de nuevo y así descubrimos la fuerza superior, la vida espiritual más alta.

El libro del Zohar está a nuestra disposición y sólo con él los cabalistas conectaron sus esperanzas de corrección, para el buen futuro nuestro y del mundo entero. En El libro del Zohar hay un poder para elevarnos, de sentir la vida física mortal en este mundo a sentir la existencia eterna en Olam Ein Sof. Las claves para la felicidad están en un solo libro. El poder único de El libro del Zohar es capaz de eliminar todos los obstáculos y todos los problemas y, de alejar la miseria humana.

Pero no funciona como otros tipos de bendiciones, amuletos, milagros y acciones místicas. No cambia el mundo que nos rodea; me cambia a mi. He cambiado de tal manera que veo y siento Olam Ein Sof con la misma realidad que antes percibía este mundo.

Se vuelve claro para mí que la gente que vi antes como extraña, es parte de mi alma y estámos conectados en una sola alma. ¡Así los veo ahora! Estamos conectados como una sola alma y estamos llenos de la misma Luz, eternidad, plenitud, logro y comprensión. Ni siquiera encuentro solución para los problemas anteriores, hallo el poder de elevarme a otra dimensión de la vida. Todo esto es gracias a El libro del Zohar.

Para empujarnos, la Luz que nos influye desde arriba se revela cada vez más. Los genes de información, los Reshimot, de acuerdo a los cuales nos hemos desarrollado y cambiado, se descubren en nosotros con más fuerza como resultado de la creciente influencia de la Luz. En consecuencia, nos sentimos cada vez peor. Después de todo, la oposición entre la Luz y los deseos rotos, Reshimot, producen en nosotros el sentimiento de estar rotos.

Tenemos que adelantarnos a los golpes con un remedio y se nos dio el remedio. Llegamos a la sabiduría de la Cabalá no para evitar problemas, sino a causa del sufrimiento espiritual; no sentimos la plenitud espiritual en nuestras vidas. Por eso fuimos atraídos a la sabiduría de la Cabalá. No es como con el resto del mundo que no siente conexión con el sentido de la vida, ni negativa ni positiva. La pregunta sobre el sentido de la vida está en todos, pero externamente, la gente simplemente siente que está mal.

Por lo tanto, debemos responder a esta invitación, a la llamada que nos hacen y hacer una corrección en el nivel espiritual, a la altura de ese estado elevado que debemos alcanzar. Tenemos que llegar a un estado en el que el mal no nos empuje desde atrás con golpes. En su lugar, elevarnos al bien, a la grandeza de la meta, a la fuerza superior, al mundo superior, al estado elevado que está preparado para nosotros. Tenemos que ascender y apreciarlo, tenemos los medios necesarios para ello.

Tenemos muchos amigos y grupos en todo el mundo, una organización internacional, una conexión bien organizada entre nosotros. Sólo tenemos que jugar a este juego de la vida, como si nuestras vidas tuvieran características espirituales, con otorgamiento que es lo contrario a nuestro ego natural, como si sus vidas fueran santificadas por el amor, que es lo contrario del odio. Si jugamos así, crecemos.

Nada imposible se requiere de nosotros: no necesitamos ser buenos. Es sabido que la persona no es capaz de corregirse a sí misma. Sólo tenemos que querer ser buenos. Esto se llama nuestra ‘media moneda’ La Luz pone la segunda mitad y completa nuestra corrección. La Luz lo hace todo de acuerdo a la regla de trabajé y encontré, como está escrito, ‘Si trabajas y no encuentras, no lo creas’

Por lo tanto, nuestro objetivo es esforzarnos, querer conectar, para jugar con la unidad y tomar las medidas necesarias como niños que juegan a ser adultos y, atraer la Luz que Reforma que los hace crecer. Nosotros también queremos ser grandes en un sentido cualitativamente diferente, corregir nuestra relación con los demás, con el grupo y, a través del grupo, nuestra relación con el Creador.

Debo medir las etapas de mi desarrollo. ¿Es cierto que he comenzado a sentir que los amigos son importantes para mí, incluso egoístamente, siento en mi interior que dependo de ellos y que mi futuro está con ellos, que estoy conectado a ellos y debo estar dentro del grupo, sumergirme y disolverme en él?

Si siento que me estoy acercando a este estado y empiezo a sentir que dependo cada vez más del grupo, entonces avanzo. Esta es una señal muy gratificante que atestigua que la Luz, en verdad, influye en mi.

Posteriormente, cuando siento mi dependencia al grupo, debo comprobar si mi sensación agradable está conectado a mi deseo de dar satisfacción al Creador. ¡Inténtalo! ¿La idea de que quiero hacer al Creador feliz despierta calidez y placer en mí? Si existe este sentimiento, entonces tengo la intención correcta, a través del grupo llegar al Creador. Así es como la Luz Superior comienza a construir el camino hacia arriba dentro de mí.
[128550]
De la lección dos del Congreso Mundial de Zohar , día uno 5/feb/14

Material relacionado:
En la primera línea del ataque espiritual
Como abrir el libro del zohar
Libros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: