Desaparición del marcador del reloj

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zohar”, Sección 61, 63: La respuesta es que el mundo, durante los seis mil años de su existencia, es como un Partzuf dividido en tres tercios: Rosh (cabeza), Toj (interior ), Sof (fin), es decir, JaBaD (Jojmá, Biná, Daat), JaGaT (Jesed, Gevura, Tiferet), NeHY (NetzaJ, Hod, Yesod). Esto es lo que escribieron nuestros sabios: “Dos milenios de Tohu (caos), dos milenios de la Torá y dos milenios de los días del Mesías” (SanedrÍn 97a) … Por lo tanto, sólo después de la finalización de estas almas humildes puede la Luz Superior manifestarse y no antes.

Hay una regla general que se llama la “relación inversa entre luces y vasijas” (Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, Sección 24), de modo que eran los vasijas que cayeron en mayor profundidad fueron más elevadas antes del Shevirá (rompimiento).

Lo que significa que a pesar de que estamos en un estado de ruptura, en el estado más bajo, a través de nuestra corrección podemos añadir gran poder para el Kli general y, como consecuencia de esto, una gran Luz será revelada.

Las primeras generaciones sobresalieron en la realización y su deseo de recibir fue relativamente refinado, por lo que la Luz de Jojmá no fue muy revelada. Este no fue el mismo método y no es la misma Luz que descubrimos dentro de nuestros Kelim. Y por otro lado, de acuerdo a la relación inversa entre luces y Kelim, la Luz de Jojmá se dará a conocer dentro de los Kelim de JaBaD, mientras pertenecen a los Kelim de NeHY.

Y al final de la corrección toda la Luz y cada Kli  estará en un solo círculo.

Pregunta: ¿Por qué los 6,000 niveles espirituales son descritos como 6,000 años? Parece que el Creador creó a la criatura y le dio un ultimátum, para terminar la corrección en el plazo determinado y no más allá de esto.

Respuesta: Existe un sistema de mundos, ABYA (Atzilut, Beriá, Yetzirá y Asiyá). En este sistema, el mundo de Atzilut es el mundo de la corrección y no pertenece a los Kelim rotos, pero fue creado para que los corrija. Los mundos de BYA son el lugar, el entorno, el estado donde existen los Kelim rotos, las almas rotas.

En realidad existe una sola alma, el alma de Adam HaRishón (el Primer Hombre). Esta alma se divide o se rompe en una multitud de piezas que cayó en función de su nivel espiritual en los mundos de Beriá, Yetzirá y Asiyá y debe ser redescubierta. De acuerdo con la intensidad de la ruptura, estas partes se dividen en tres grupos: JaBaD, JaGaT y NeHY.

Ellas son revelados de acuerdo a un orden en particular: Beriá, Yetzirá, y Asiyá, de luz a oscuridad. Las piezas que pertenecen a los mundos de Beriá y Yetzirá y los dos tercios superiores del mundo de Assiya, son revelados de acuerdo con el programa de la creación. Después de todo, en la etapa actual, los Kelim aún no están divididos de acuerdo a la línea derecha y la línea izquierda en una forma tal que pueden activar su libre albedrío.

Y sólo en los Kelim de la parte inferior de NeHY, es decir, al comienzo de nuestra generación, que se llama la última generación, existe la posibilidad de desarrollarse más rápida y eficientemente que en el programa de la creación. Anteriormente, el programa de creación determinaba la conexión y el ritmo relativo entre las luces y los Kelim de acuerdo con un despertar desde arriba, que está considerado ser 6,000 años. Y ahora, se descubre el nuevo método.

Esto se debe a que la creación no es sólo un producto con las características que le son dadas desde el inicio, desprovistos de cualquier potencial para el desarrollo de nuevas cosas así que no está claro por qué existe.

Y específicamente nosotros que queremos realizar el programa de la creación por nosotros mismos con nuestras propias fuerzas, justificamos al Creador, lo que confirma que no fue simplemente creado sin ningún beneficio; no es simplemente automático. La ventaja es que la creación hace posible que la persona busque y encuentre posibilidades de unirse al proceso de acuerdo a su libertad de elección para acelerar la corrección y anticipar la creación a través de la elevación de MAN. Y entonces, toda la creación pertenece a la persona, el mundo entero le pertenece.

Y así, el tiempo de desarrollo se acorta, no porque haya una necesidad de esto, sino más bien es una señal de lo mucho que la persona anhela terminar su correcta creación. ¿Por qué? Debido a que en el Kli corregido es posible dar una gran satisfacción al Creador.

Esto significa que a partir de ahora estamos dispuestos a dedicar nuestro tiempo para que todas nuestras acciones sean con el fin de otorgar y, a través de esto, atraer a todo el mundo hacia la corrección.

Pregunta: ¿Por qué este proceso todavía está conectado al tiempo físico?

Respuesta: En tu percepción haces una división entre lo espiritual y lo físico. Pero, de hecho, lo físico es lo que se llama una intención con el fin de recibir y la espiritualidad es una intención con el fin de otorgar. ¿Cómo lo uno puede estar sin lo otro?

Todo viene de lo alto y la raíz espiritual determina la rama física. La rama física incluye la naturaleza del inanimado, vegetativo y animado, todo lo que vemos, todos los deseos que no están listos para determinar cualquier cambio en relación con el Creador independiente. Esto incluye la naturaleza de Adam, que no es una persona en nuestro mundo, en lugar de un Adam (hombre) que está dispuesto a parecerse al Creador. Sólo las personas como éstas pertenecen al nivel de Adam, otorgando y no recibiendo.

Es lo mismo con respecto al tiempo. Hay tiempos que pertenecen a la naturaleza del inanimado, vegetativo y animado y, hay un tiempo especial para aquellos que pertenecen al nivel de Adam, los que ascienden por encima de su naturaleza. Ellos sienten su tiempo, su estado, su nivel, en la misma medida que se corrigen a sí mismos. Para ellos el tiempo no se determina por el reloj ni por fechas en el calendario. El marcador del reloj simplemente desaparece de tu sensación si alcanzas el final de tu corrección individual.

Y así, estamos viviendo en el final de los 6,000 años, y nuestro tiempo es único, ya que tenemos la posibilidad de la libre elección. Estamos trabajando no sólo para nosotros, sino para todos los seis milenios. Después de todo, los que formaron la escala de los niveles espirituales dependen de nosotros. Y si atraemos las Luces más pequeñas,  arriba son reveladas como las Luces más grandes.

Esto es correcto a pesar de que es difícil para nosotros valorar nuestro trabajo porque no vemos sus resultados.
[128358]
De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá 25/feb/14, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Cien años de sufrimiento
La era de la fermentación excesiva del ego
La lógica superior del programa de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: