En el umbral de una tercera intifada-parte 5 “No quedará ningún enemigo externo”

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam escribió en el artículo, Exilio y redención: Entonces, propongo a la Casa de Israel decir a las problemas, ‘¡Suficiente!’ y, al menos, hacer un cálculo humano con respecto a esas aventuras que nos han infligido una y otra vez y aquí, en nuestro país, también. Deseamos comenzar nuestra propia política, ya que no tenemos esperanza de enraizarnos en el suelo como una nación, mientras no aceptemos nuestra santa Torá sin ninguna justificación, hasta la última condición del trabajo Lishmá y no para uno mismo, sin ningún residuo de egoísmo…. Mientras no elevemos nuestra meta por encima de la vida corporal, no tendremos una reanimación corpórea porque lo espiritual y lo corporal no pueden habitar en una canasta, porque somos los hijos de una idea.

El pueblo de Israel fue creado a partir de una idea, del anhelo de emular y llegar a la equivalencia con la naturaleza, la adhesión con la fuerza superior. Y debemos existir en unidad, en esto se basa el método de Abraham.

¿Por qué es considerado nuestra patriarca si no seguimos sus principios? Mientras vivimos en separación, no alcanzamos su naturaleza, esto no puede continuar más.

Los cabalistas escribieron que hace cerca de cien años recibimos permiso de regresar a la tierra de Israel, sólo bajo la condición de que cumplieramos la ley de Arvut (garantía mutua), de unidad. Así creamos una conexión entre la fuerza interna de la naturaleza, la unidad que constituye su base, las naciones del mundo, la humanidad.

Esas no son sólo lindas palabras, porque vemos cómo esas leyes operan dentro de la sociedad humana, invitando ataques y odio hacia Israel sin ninguna razón.

No hay explicación lógica para la actitud negativa hacia Israel de parte del mundo. Es algo tan extraño, que obviamente, algún tipo de ley especial está funcionando aquí y el odio no desaparecerá por sí solo.

Cuando tenía veinte años, yo también, traté de resolver este acertijo: ¿Por qué lo antisemitas me odian tanto y sin razón? Pensé en ir a Israel, estar entre mi gente, donde nadie me odiaría y donde habría buena actitud. Pero cuando llegué a Israel, descubrí relaciones entre las personas que algunas veces parecían, incluso peores que en el extranjero.

Este odio está en contra de la naturaleza de nuestro pueblo y no podemos existir hasta que cumplamos con las condiciones de nuestro padre Abraham y nos unamos como una persona con un corazón.

Pregunta: ¿Se puede decir que las relaciones entre los judíos en Israel determinan cómo los árabes que viven en Israel se relacionan con nosotros?

Respuesta: En El Libro del Zohar está escrito que si nos relacionamos el uno con el otro con amor, nadie nos puede causar ningún daño. No quedará ningún enemigo externo.
[167908]
Del programa de radio israelí 103FM 11/oct/15

Material relacionado:
En el umbral de una tercera Intifada – parte 2 “Unidad como defensa contra la calamidad”
En el umbral de una tercera intifada – parte 3 “Una bomba de tiempo”
En el umbral de una tercera intifada – parte 4 ¨La salvación está en nuestras manos ¨

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: