La invención más práctica

Dr. Michael LaitmanPregunta: Entiendo que es necesario estar integrado en un grupo y dirigir todos mis pensamientos allí. Pero, ¿dónde es posible conseguir la fuerza cuando no estoy en ese estado? ¿qué puedo hacer para tener esa fortaleza?

Respuesta: Lo mejor que han inventado en este tiempo es el entorno que me puede estimular.

Aparte de esto, es posible usar un despertador o un teléfono celular que se encienda automáticamente, me despierte y me haga correr a través de música y canciones. Sin embargo, lo principal son los amigos, que se comuniquen conmigo frecuentemente y que estén interesados en lo que estoy haciendo. Realmente no quiero responderles, pero me veo obligado a mantener la conversación y eso me saca del mal estado.

Sólo el entorno nos salva. En general, ¿qué existe en el universo? Soy yo o es el mundo. Esto significa que, si yo no lo hago, entonces lo hace el mundo.

Así que, cuando me siento vacío, relajado, con la cabeza en las nubes, sin inspiración ni espíritu elevado, no escucho ni recuerdo lo que pasó ayer, es decir que es necesario llenar esto con la grandeza del grupo y del Creador.

¿Dónde puedo conseguir esta grandeza? Es precisamente aquí donde puedo comprobar qué tanto estoy conectado con el grupo, lo mucho que le debo.

Supongamos que tengo fiebre. No me siento bien y en la habitación contigua un niño llora. Así que, ¿me levanto o no? Me levanto. ¿Voy a él? Sí. ¿Hago todo lo necesario? Sí. ¿Poco a poco me recupero? Sí. ¿Qué puedo hacer? Es mi obligación.

¿Me he conectado al grupo y tengo obligaciones para él? Después de todo, ¿no tengo que levantarme, ir a la cocina y ayudar a los amigos en algo? ¿me levanto por la mañana para llegar a la lección y sentarme allí, a pesar de que estoy dormido? ¡Lo digo muy en serio! Yo mismo pasé por esto. ¡Sin esto, nada tendrá éxito! Como dicen, ‘El doctor dice que hay que operar, así que hay que operar’.

Es lo mismo en relación con el grupo. ¿Me están tirando de las orejas? ¿me están sacando del pantano? Si firmé un acuerdo con ellos, deben hacerlo. De lo contrario, ¿para qué estamos juntos? Es sólo para esto. Como está escrito, ‘Un prisionero no se libera a sí mismo de la cárcel’ (Berajot 5b). Es sólo el grupo, el entorno, la potencia del ambiente.

Estoy obligado con el grupo como con mi bebé a quien cuido, incluso cuando me siento mal, el grupo, a su vez, debe cuidarme como si cuidara a un bebé, incluso si desaparezco de su campo visual, ‘Algo le pasa; parece estar muy quieto’. Es necesario preocuparse, como los padres lo hacen por sus hijos.

Si no construimos relaciones así, ¡nada resultará! Vamos a través de todas estas situaciones, sólo para fortalecer la conexión entre nosotros.
[128094]
Del “Congreso Integral de Educación” Semana mundial del Zohar, día tres 4/feb/14, taller 5

Material relacionado:
El entorno de hoy es mi yo del mañana
El entorno crea conciencia
Esferas de influencia interior y exterior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: