Las dudas son un lugar para avanzar

Dr. Michael LaitmanComentario: Si vemos la Torá superficialmente, parece que sólo habla de muerte, sufrimiento y de la lucha entre el bien y el mal y, escuchó que usted está constantemente justificando a los rebeldes: Miriam con Aaron, Coré con Israel.

Respuesta: Estas características están constantemente elevándose dentro de nosotros. En el camino hacia la corrección, el descubrimiento de todo tipo de características egoístas sucede en mayor o menor grado.

Pero aún están en conflicto, para despertar una mayor semejanza y equivalencia con el Creador, para atraer mayores deseos y mayor intensidad de ascenso.

Después de todo, el ascenso pasa tanto de acuerdo a la característica del deseo egoísta, ‘línea izquierda’, como a la característica altruista, ‘línea derecha’. Por lo que es necesario aclarar cómo ascender en la ‘línea media’, de modo que atraigamos lo máximo de las dos líneas con una conexión entre ellas.

¿Dónde se encuentra la conexión correcta entre ellas? Aquí hay muchas sutilezas. Estudiamos esto en el libro El árbol de la vida del Ari y, en parte, en el libro Talmud Eser Sefirot (Estudio de las diez Sefirot) de Baal HaSulam.

Pero en general, este es un sistema muy complejo de múltiples niveles y hay lugar para dudas constantes. Aparecen en nosotros intencionalmente porque, específicamente, en el momento de estas dudas, tenemos necesidad de ascender aún más por encima de la característica de recibir a, la característica de otorgar.

Cada duda hace posible que la persona la resuelva ascendiendo por encima de ella. Así, todos los personajes de la Torá tienen contradicciones y aclaraciones, ya que sólo de esta manera es posible elevarse al nivel del Creador.

Todo el sistema consiste en ascender por encima de las dudas: no sé cómo comportarme ni qué hacer. Le pregunto a mi deseo egoísta, a mi intelecto, a mis sentimientos, toda mi experiencia, ponderando los ‘pros’ y ‘contras’. Aparentemente todo sucede en el escenario de un teatro. En última instancia, el escape sucede con un ascenso por encima de mí. Y este es el avance.

Así que tenemos que unirnos cerrando los ojos; sólo de esta manera es posible sobrevivir y avanzar.

Por supuesto, esto no se siente de inmediato, porque cuando los deseos surgen en mí, como Coré y su parte, entonces estoy en una enorme fragmentación interna.

Me parece que estoy en lo correcto. Sólo la característica más pequeña que queda en mí, que descubro en un momento crítico y puedo usar, me elevara a una altura mayor.

Comentario: Es interesante que es, específicamente, el gran tzadikim (justo) el que comete “pecados”, pero en el buen sentido de la palabra. Un ejemplo de esto son los líderes de las doce tribus que entraron en la tierra de Israel y vieron gigantes allí.

Respuesta: Sólo las características más elevadas nos dan situaciones complejas como éstas. Después la tierra se los traga o son apedreados o quemados; qué y cómo no es importante.

Esto habla sólo de la corrección del egoísmo. Después de todo, hay cuatro niveles de densidad del ego, en consecuencia, hay cuatro métodos para su ‘ejecución’.
[167169]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 20/may/2015

Material relacionado:
La generación del desierto
Dudas en la Zona Crepuscular
La revelación sucede en medio de una gran nube de dudas.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta