Tsunami planetario

laitman_571_08Cualquier desastre, es una fechoría de Israel

Pregunta: Algunas personas están felices de que Europa esté ahora abrumada con refugiados musulmanes. Ellos piensan que Europa se lo merece. ¿Cuál es su actitud al respecto?

Respuesta: Uno no debe regocijarse de las aflicciones de otros. Además, cualquier problema con el tiempo se volverá en nuestra contra.

De alguna manera sucede que cualquier sufrimiento en este mundo es culpa de nosotros y sólo nosotros, e inevitablemente lo mismo se aplicará a la crisis actual de los refugiados. Sólo vamos a ser culpados por ello. Los africanos, los asiáticos y los europeos se acercan a nosotros para decir: “Ustedes son los culpables de causar nuestros desastres. Esto es lo que sentimos “.

Los eventos de la actualidad del mundo son sólo una preparación para atacar a Israel. No importa dónde se lleven a cabo los eventos y quién participe en ellos. Una tormenta de desastres, una sensación de amargura, desesperación y la impotencia están a la vuelta de la esquina. Todo esto nos llegará muy pronto a menos que, preparamos un remedio contra la enfermedad.

Las cartas sobre la mesa

Los cabalistas nos advierten que tenemos que estar a la cabeza del próximo ataque. Debemos notificar a la humanidad, poner las cartas sobre la mesa y juntos convertirnos en un solo hombre con un solo corazón.

No hay alternativa; viene de la naturaleza, la fuerza superior. Y hay una metodología que puede mejorar nuestra relación existente con la naturaleza. Se llama la ciencia de la unidad, la sabiduría de la Cabalá. Debemos ponerla en práctica en la vida y tomar ventaja de ello para el beneficio de todos.

El conjunto de la humanidad es una sola familia, descendientes de los antiguos babilonios. Actuemos juntos, de lo contrario, las cosas van a empeorar mientras seguimos tragándonos los unos a los otros. Es imposible no hacer nada y simplemente ver sufrir a los demás. Tenemos que asumir la responsabilidad, aunque sólo sea porque no hay oportunidad para nosotros de evitarlo.

La interdependencia global es obvia hoy en día. No podemos deshacernos de nuestra naturaleza común, inclusive intentaremos tratar de ocultarnos en algún lugar en una isla desierta en medio del océano. Muy pronto, las olas de un tsunami devastador golpearon a todo el planeta.

¿Bienvenida Africa?

Además, no se toma en cuenta el potencial de desastres naturales y catástrofes económicas. Y, sin embargo, pueden afectar a todo el mundo y dejarnos a todos en la posición con los estándares de vida aun más bajos que los actuales países del Tercer Mundo.

Hoy en día, los países del Tercer Mundo tienen al menos el derecho a pedir ayuda y conseguir un poco de ayuda de otros países. Sin embargo, el colapso económico global podría devaluar todo el dinero y entonces no habría nadie a quien recurrir.

Una familia que se agrupe en una choza junto a una cabra y una pequeña porción de tierra de alguna manera sobreviviría pero, ¿qué va a hacer un europeo sin trabajo y sin una fuente de ingresos? Es una pobreza peor aún, ya que los occidentales serán incapaces de hacer cualquier cosa.

Está escrito: “Creé la inclinación al mal y la Torá como una especia”. Al final, los tsunamis planetarios tales como vemos hoy nos librarán del viejo mundo, ¨la inclinación al mal¨, de manera que comenzaremos a usar “la especia “, como el medio de corrección, pasando así a un nuevo mundo, más feliz.
[167032]
De Kabtv “Una vida nueva ” 28/ago/15

Material relacionado:
Desastres naturales y el rol de la humanidad
Unir a la nación es un proceso acumulativo
Obstáculos útiles

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: