Comportamiento humano

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Es posible decir que tarde o temprano la persona entenderá que “Coré”, “lepra” y todas las otras cosas de las que habla la Torá son características internas?

Respuesta: No es probable que las masas puedan captar esto correctamente, pero los individuos son capaces de transformarse a sí mismos.

Sin embargo, entre las masas esto sucede de forma mucho más simple porque la naturaleza los cambia y ni siquiera sienten que han cambiado. ¿Cómo viven normalmente? Hoy pienso en algo y mañana ni siquiera recuerdo lo que pensé.

Es muy dificil para un individuo elevar a las masas porque él tiene una relación única con ellos, un ego único.

Pregunta: ¿Esto significa que carecemos de individuos que puedan elevar al pueblo?

Respuesta: No. Las masas son absolutamente manejadas y cambiadas por esas fuerzas que están en ellos. No se ocupan en el proceso de estudio.

Los individuos tiene estados desde anteayer, ayer, hoy y mañana porque dentro de ellos está oculto un sistema de evaluación interna y clarificación de lo que está sucediendo. Ellos constituyen la cabeza del alma colectiva, para que ellos tengan pensamientos, intenciones y direcciones que están coordinadas con el Creador.

Les preocupa eso y necesitan interiorizar todo, absorber y estar de acuerdo con el proceso que está sucediendo. Después de hacer esto, todo lo que entienden, captan y coordinan dentro de sí mismos con el Creador específicamente en comparación con la situación de ayer, hoy o mañana, todo esto desciende hacia las masas, de la cabeza al cuerpo.

Mientras que las masas no sienten que están cambiando: así es como somos, y eso es todo. No tienen ningún entendimiento de ayer, hoy o mañana, la clarificación de sus estados internos, del movimiento evolutivo hacia adelante.

No sienten esto, porque están en el nivel de la bestia y, una bestia, como sabemos, sólo está conectada a ese tiempo y situación en la cual existe, no tiene problemas.

Una vaca que está pastando hoy no es diferente de ninguna manera a una vaca pastando hace 500 años. Mientras que en relación al ser humano que vivía hace 500 años y un ser humano que está vivo hoy, ya existe una diferencia.

Sin embargo, la sensación de nuestra existencia humana de hace 1000 años se ha perdido; no existe en nosotros. Los eventos por los que pasamos están en nosotros, pero están ocultos dentro de la reencarnación de las almas. Por lo tanto las masas captan todo de forma completamente natural, sin comparar nada: “así es como estoy pensando ahora”.

La diferencia entre las masas y la parte de la cabeza, el Adam, es que el Adam aparentemente deambula a través de todo el eje del tiempo; lo que le interesa es también la paleontología, zoología, biología, la sabiduría de la Cabalá, el futuro y todo lo demás.

Pregunta: Entonces, si la parte de la cabeza siente que lo que está dicho en la Torá está sucediendo dentro de él, ¿qué sucede con las masas?

Respuesta: Las masas aceptarán todo esto de forma natural. De pronto se crearán actitudes del uno hacia el otro completamente diferentes: “¿Otorgamiento? ¿Por qué no? Veo que esto es útil y necesario, es decir, así es como debemos vivir”. No trabajan con el ego. Esos pensamientos y emociones simplemente se alojan en sus corazones y mentes y ellos los llevan a cabo.

Comentario: Personas felices….

Respuesta: El objeto más feliz en el mundo es una piedra; no necesita nada; sólo yace ahí en el camino. Después de todo, el que “incrementa el conocimiento, incrementa el dolor” (Eclesiastés 1:18).
[167903]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 27/may/15

Material relacionado:
Humanos o animales sociales
Evolución espiritual: de embrión a ser humano
Alterar los genes humanos por medio del estudio de la Cabalá

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta