Cuando la tumba se convierte en el paraíso

Dr. Michael LaitmanTorá, Números 16:31-16:35: Tan pronto como terminó de decir todas esas palabras, la tierra debajo de ellos se abrió. La tierra debajo de ellos abrió su boca y tragó a todos los hombres que estaban con Coré y todos sus bienes. Ellos y todo lo que poseían, descendieron vivos al sepulcro; la tierra los cubrió y se perdieron de la asamblea.

Todos los israelitas que estaban alrededor de ellos huyeron de sus gritos, pues decían: ‘¡No sea que la tierra nos trague [también]!’ Un fuego salió del Señor y consumió a los doscientos cincuenta hombres que habían ofrecido incienso.

Pregunta: ¿Qué quiere decir ‘descendieron vivos al sepulcro’?

Respuesta: Si estás completamente dentro de tus deseos egoístas, sientes muy claro la contradicción entre estos deseos y el Creador y esto te quema como fuego. Sientes vergüenza, inexistencia, contrariedad absoluta y no sabes qué hacer con esos deseos, por eso te queman. Esto se conoce como infierno. Después de todo, la tumba, el infierno, es la vergüenza.

Por lo tanto, ‘descendieron vivos al sepulcro’ quiere decir, sintieron una vergüenza intensa, pero esto, ya es una corrección gradual.

Constantemente aparecen deseos y características de los que nos avergonzamos. Sin embargo, lo que sucede en el nivel físico, no está conectado, en absoluto, a lo que la Torá dice. La vergüenza espiritual es lo peor. Realmente es un infierno.

Pregunta: Dice: ‘Todos los israelitas que estaban alrededor de ellos huyeron de sus gritos, pues decían: ‘¡No sea que la tierra nos trague [también]!’ ¿Cuáles son estos deseos?

Respuesta: Las características que la persona siente cuando pasa por un estado de purificación y se beneficia de este poder único, de esta elevación.

El fuego de la vergüenza afecta e influye absolutamente en todo, porque este es un sistema integral único en nosotros. De ello se desprende que la vergüenza espiritual, es la esencia. Creó a Maljut, a Tzimtzum Alef (primera restricción) y a todo el sistema que se basa sólo en el sentimiento de vergüenza.

El mundo subterráneo tiene siete compartimentos y el más profundo se llama el Seol. Esas personas malvadas cayeron específicamente al Seol.

De acuerdo con el deseo del Creador, el suelo cedió profundo bajo la tierra para que la influencia destructiva del Seol, no destruyera el mundo.

Esto habla de la distancia máxima entre Moisés y Coré. Pero entonces, hay una corrección y no queda nada dentro. ¡Seol mismo se convierte en Gan Eden (Jardín del Edén – paraíso)! Después de todo, de hecho, no existe el mal.

Todos los enemigos son aquellos que anhelan al Creador. Por lo tanto, Seol se convierte en Gan Eden, igual que el Monte Sinaí se convierte en montaña sagrada y todo su odio es amplificado 625 veces, se convierte en esa montaña sagrada en cuya cima -donde previamente hubo la acumulación más negativa y egoísta que pudiera existir en la naturaleza-, la persona se encuentra con el Creador.
[167660]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 20/may/15

Material relacionado:
La vida tras la cortina del Tzimtzum
El “sistema análogo” del mundo espiritual
El trabajo diario en aras de la corrección final

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta