La corrección de los deseos de la humanidad

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números, 17:4 – 17:5: Y Eleazar, el sacerdote, tomó los incensarios de cobre que las víctimas del incendio habían traído y forjado para cubrir el altar como recordatorio para los hijos de Israel, para que ningún extraño, que no sea de la simiente de Aarón, se acerque a ofrecer incienso delante del Señor, para que no sean como Coré y su compañía, como el Señor dijo por medio de Moisés.

Coré y su congregación son fuerzas dentro de la persona que expresan sus atributos internos. Cada persona mencionada en la Torá, refleja un cierto atributo único del cuerpo de una persona.

La Torá, Números 17:6 – 17:7: Al día siguiente, toda la congregación de Israel se quejó contra Moisés y Aarón, diciendo: ‘Han matado al pueblo del Señor’. Esto sucedió cuando la congregación se reunió contra Moisés y Aarón y se dirigieron a la tienda de reunión y he aquí, la nube la había cubierto y la gloria del Señor apareció.

Todo lo que sucede es necesario para lograr la revelación del Creador. Incluso la rebelión de Coré y su aparente castigo, el ocultamiento de esa parte de Maljut que no puede estar en el nivel de Aarón y la rebelión de la gente es la revelación de los deseos de nuestro cuerpo común y su corrección.

La congregación de los hijos de Israel, es decir, los deseos no corregidos, dicen a Moisés y a Aarón: ‘Han matado al pueblo del Señor’, porque así, es como lo sienten. Es porque se comparan con Coré y sus socios, mientras que Moisés y Aarón son principios morales muy altos, con los que nuestros deseos internos, llamados el pueblo, simplemente no pueden estar de acuerdo. En realidad, así es como la corrección de los deseos se lleva a cabo y, el Creador se revela.
[167938]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 27/may/15

Material relacionado:
Moisés y Aarón, fe y conocimiento
Cubierta para el altar
Vamos a tirar de toda la humanidad a través del ojo de una aguja

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta