Los tres niveles de unidad: El sacerdote, el levita e Israel

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números 18:1-3 : El Señor dijo a Aarón: Tú, tus hijos y la casa de tu padre deberán soportar la inequidad asociada con el Santuario y tú y tus hijos contigo deberán soportar la inequidad asociada con su Kejuná (sacerdocio).

También tus hermanos, la tribu de Leví, la tribu de tu padre, se acercará a ti y se juntarán y te servirán y tú y tus hijos contigo, delante de la Tienda de Testimonio.

Ellos mantendrán tu cargo y el cargo de la Tienda y no se acercarán a las vasijas sagradas ni al altar, para que ni ellos ni tú mueran.

Pregunta: ¿Qué significa que Aarón y sus hijos no deben acercarse a las vasijas sagradas?

Respuesta: Significa que cuando descubres fuentes de la Luz Superior que son muy grandes, puedes recibirlas para ti mismo y no con la intención de otorgar a la sociedad y entonces, ¡debes ser muy cuidadoso!

Pregunta: Sin embargo, otros familiares y toda la tribu de Leví se acercan.

Respuesta: No estamos hablando de un alma individual sino de la colección general de almas. En el mundo espiritual, no hay un concepto de ¨solo¨ como en nuestro mundo. Las personas que se juntan en un todo y salen como uno, son una fuerza con un cierto poder en la espiritualidad.

Al mismo tiempo, los levitas se distinguen de la masa general al ser capaces de conectarse entre ellos más fuertemente que los demás; los sacerdotes pueden conectarse, incluso, en mayor medida.

Existen tres niveles de acuerdo a la intensidad de la conexión – el sacerdote, el levita e Israel y cada persona alcanza uno de los tres niveles como corresponde.

Pregunta: ¿Es cada persona o cada judío?

Respuesta: Primero, es sólo aquellos que participan en el ascenso espiritual. Son llamados judíos, que se deriva de la palabra hebrea ¨Yijud¨ – unidad y conexión.

Luego, no hay limitaciones ya que todos venimos de Babilonia y como resultado, no hay diferencia entre un judío y un no judío y, mañana pueden cambiar lugares. Todo depende sólo de la persona.

Rabí Akiva, que no era un judío de origen, llegó a ser el maestro más grande de la nación de Israel. Toda la Torá y todo lo que conocemos hoy en día, tanto sobre el mundo corpóreo como sobre el mundo espiritual, pasó por medio de él.

Pregunta: ¿Podemos decir que, eventualmente todos llegaremos a ser sacerdotes?

Respuesta: Sí, está escrito: ¨y harán para Mí un reino de sacerdotes y una nación santa¨. Esto no se refiere sólo a la nación de Israel sino a cualquiera que alcance este nivel. Todos debemos alcanzar el nivel más elevado y fundirnos en un todo.
[168855]
De Kabtv ¨Secretos del Libro Eterno¨ 3/jun/15

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: