Moisés y el pueblo

Dr. Michael LaitmanEl Señor habló a Moisés diciendo: ¨Ponte a un lado de esta congregación y Yo los consumiré en un instante¨. Ellos cayeron sobre sus rostros. Moisés dijo a Aarón: ¨Toma el incensario y pon fuego desde su parte superior y pon incienso. Luego, llévalo rápidamente a la congregación y haz expiación por ellos, porque la ira ha salido de parte del Señor y la plaga empieza¨. (Torá, Números, Coré, 17:9-11).

La persona debe acercarse a estos deseos y características que están debajo de ella. La persona necesita hacer posible que estos se llenen con incienso, es decir con Or Józer (Luz Reflejada) y entonces, llegará a ser como el Creador en su nivel.

Pregunta: ¿Por qué Moisés fue tan misericordioso con el pueblo?

Respuesta: ¿Qué más hay que corregir si no el pueblo? Moisés y Aarón son característica corregidas. Pero, ¿quiénes son ellos sin el pueblo? ¡¿Para qué existirían?!

Moisés es la característica de otorgamiento absoluto y, sin el pueblo, él es como una cabeza sin cuerpo.

Pregunta: ¿Cómo puede Moisés sentir al pueblo si él está completamente divorciado de ellos? ¿Cómo puede rezar por ellos?

Respuesta: Juntando a la nación. Ese es su trabajo, no el trabajo del pueblo. Todos nuestros deseos, excepto la cabeza, son básicamente deseos bestiales y, sólo la cabeza los mantiene en la intención correcta.

La cabeza se junta a cierta cantidad de deseos del cuerpo espiritual y hace un cálculo sobre ellos, el cual es llamado Zivug de Hakaá (acoplamiento por golpe). Después de eso empieza a trabajar con los deseos, juntándolos hacia ella y el cuerpo concuerda y manifiesta completamente lo que la cabeza decide.

Pregunta: ¿Resulta que Moisés se siente culpable de su desapego del pueblo?

Respuesta: Esto sucede todo el tiempo. Cada vez que aparecen nuevos deseos desde abajo, la cabeza debe encontrar la manera de trabajar con ellos.

Comentario: Y Moisés no los culpaba…

Respuesta: ¿Por qué los culparía? Después de todo, este es un Kli roto que llega a desconectarse de Egipto porque la nube del Creador lo cubría y sacó al pueblo de allí. Entonces, aquí el cuerpo no es del todo culpable.

Todos los deseos que aparecen en el hombre se descubren de acuerdo a un calendario estrictamente definido, y la cabeza necesita trabajar con ellos, es responsable de ellos. Ya que para los deseos físicos no hay restricciones.
[168004]
De Kabtv ¨Secretos de Libro Eterno¨ 27/may/15

Material relacionado:
La fórmula de la corrección: Un círculo, una línea, un círculo
Coré, un deseo para avanzar
El trabajo diario en aras de la corrección final

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: