Vasija Abierta

Dr. Michael LaitmanLa Torá, Números, Jukat, 19:15: Cualquier vasija abierta que no tiene sello sujeto a su alrededor se convierte en impura.

El hombre se compone de pequeñas vasijas (Kelim) que, en realidad, son nuestros deseos, intenciones y propiedades. Si la vasija aún no está formada, no tiene pantalla, si no se utiliza la vasija después de la contracción, si está abierta a cualquier acción, es decir, si no se tiene control sobre esto, entonces se considera una vasija impura, sin ‘sello’.

Todos deberían sentir y entender de qué cualidad particular se trata, crear una pantalla y mantenerla fija. Al mismo tiempo, se debe saber a qué estado pertenece esta propiedad y cuándo se puede usar para permitir el avance.

Nuestra vasija, debe estar siempre limpia y asegurada. De lo contrario, estará propensa a diversas influencias externas e internas, que, en principio son las mismas. La vasija debe abrirse sólo cuando es absolutamente necesario, para satisfacer las demandas de la sociedad en que vivimos.

La Torá, Números, Jukat, 19:20: Si una persona se vuelve impura y no se purifica a sí misma, esa alma será alejada de la congregación…

Un hombre que no se purifica a sí mismo no se puede conectar con los demás; es como si se distancia del alma general.

La Torá menciona el ‘campamento’ que un hombre impuro tiene que dejar para pasar varios días en auto-purificación antes de que se le permita regresar. El campamento es la conexión inter-humana, es decir, el alma general.
[169979]
De  Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 24/jun/15

Material relacionado:
La corrección de los deseos madera y barro
El trabajo secreto
Purificando la intención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: