entradas en '' categoría

Jánuca 2015: una lucha existencial

Dr. Michael LaitmanComentario: Durante la ceremonia de encendido de las velas de Jánuca en el Muro Occidental, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo: “Israel es una antorcha en la oscuridad. Gran oscuridad nos rodea y aquí en Jerusalén, en la nación de Israel, elevamos el milagro de la independencia de la humanidad, en su honor, por el derecho del pueblo de Israel a vivir libremente en su tierra y en su ciudad, en la ciudad que los Macabeos liberaron. Esta lucha continúa en nuestra generación. En cada una de las generaciones han tratado de eliminarnos y en cada generación el Santo, Bendito Sea, nos ha salvado de sus manos, siempre y cuando nos aferremos a la bandera, a la antorcha e incluso, a la espada de Israel”.

Mi comentario: Jánuca es una batalla de los partidarios de la unión del pueblo judío como ideología y como el único medio de nuestra salvación. Específicamente a través de la unidad, el poder superior se despierta en nosotros, Abraham creó el pueblo judío, en la antigua Babilonia, precisamente a través de la unidad, así que nuestra existencia depende de nuestra unidad. Pero cuando nos separamos, nos dividimos, lo hemos visto estos 2,000 años, sobre todo en nuestro tiempo. Benjamin Netanyahu puede decir lo que quiera, pero hasta ahora, en Israel no hay nación ni pueblo. De acuerdo con la definición natural e histórica, el pueblo y la nación pueden existir sólo cuando estamos unidos por una sola ideología, una sola meta, una visión de nuestra existencia y su significado.

Y así sucedió el milagro de Jánuca. Eso sucedió en la historia y eso es lo que debe suceder ahora, pero no está ocurriendo porque no estamos unidos.

Tenemos que entender por qué tenemos un sinfín de guerras con escudo y espada en la mano, en lugar de celebrar llevando una Menorah de siete brazos al mundo. La Menorah simboliza la unidad del pueblo de acuerdo con la ideología de: “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). Pero no tenemos esa unidad.

No tenemos una norma así; no hay ideología como esta y no hay una educación de la gente que le de el método de la unión. No existe en ninguna parte: ni en la vida privada ni en la sociedad.

Judíos de diferentes países, con diferentes visiones del mundo conviven en Israel y no hay manera de que se consideran solo un pueblo unido. Pueden decir: “Somos un solo pueblo”, pero su sentimiento proviene de que están rodeados de enemigos que los obligan a defenderse. Y en este estado de legítima defensa, se sienten a sí mismos como un pueblo. Específicamente, es el enemigo lo que los une y no el anhelo interno por los demás. Existimos, gracias a nuestros enemigos que nos presionan; sin ellos, desde hace mucho tiempo, no habría un pueblo judío. Si dejaran de presionarnos desde afuera, dejamos de existir como pueblo.

¡Es una paradoja! Porque, por otro lado, parecería que si se aplica presión, entonces todos huirían en todas direcciones. ¡No! Aquí no van a huir. Aquí, como ovejas, se acurrucan para escapar de los lobos.

Pero, ¿es la única manera en que podemos existir como un solo pueblo y transmitir la ideología de nuestra unidad al mundo, tan necesaria ahora?

Por lo tanto, no debemos tener sólo el escudo y la espada, sino también la conciencia de que estamos luchando por el bien de la unidad. Así, el escudo y la espada se convertirán en la Menorah de Jánuca.
[171848]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 12/ago/15

Material relacionado:
El milagro de Jánuca, parte 1 – ¿Crees en milagros?
“Alabando el milagro” de Januca.
El amor existe sólo por encima del egoísmo

La fórmula simple del milagro de Jánuca

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede ser que una pequeña jarra de aceite,  suficiente para un día, durara ocho días? Usted nos dijo que no hay milagros.

Respuesta: No fue un milagro, porque cuando llegamos al siguiente nivel, otras leyes operan allí. Ahí es posible que una pequeña jarra de aceite arda durante ocho días. Vemos que, incluso en nuestro mundo, a medida que nos desarrollamos, aprendemos a extraer energía de fuentes que antes no podíamos usar o, usamos fuentes conocidas de manera más eficiente, con una nueva calidad. ¿Quién hubiera pensado que un kilogramo de material, por ejemplo uranio, podría ser más eficiente que una montaña de carbón?

Pregunta: Entonces, ¿cuál es el secreto? ¿cómo puede una pequeña jarra de aceite arder durante ocho días?

Respuesta: Esto sucede gracias a nuestra conexión. Añadimos nuestra unión integral a esta energía de combustión, en lugar de la energía de una sola persona.

Al unirnos, nos elevamos de nuestro mundo mortal cerrado y delimitado por tres coordenadas, -tiempo, movimiento y espacio- al mundo del Infinito. No es sólo un aumento de ocho veces, como en el milagro de Jánuca; nos elevamos a un mundo infinito.

Soy científico, quiero saber, ¿cómo podemos multiplicar el mundo a dimensiones infinitas? Es sólo a través de nuestra conexión. De esta manera, cada uno se convierte en maestro del mundo integral, en lugar de un solo punto. Me conecto con siete mil millones de personas y tú también y él y cada uno de nosotros. Así que en lugar de ser yo mismo, estoy con siete mil millones y cada uno se conecta con los siete mil millones.

Estamos conectados y aumentamos el poder de nuestra unidad. Cualquiera que alcanza la intensidad de la conexión, conecta con aquellos que también están conectados con los siete mil millones, así, nuestro poder se multiplica infinitamente.

Y finalmente, nos convertimos en una esfera con un número infinito de conexiones, con cada conexión se obtiene la unidad de energía y comprensión mutua de la vida. Así es como ascendemos al mundo del infinito.

Es una fórmula matemática, científica, simple, así que no es un milagro. El milagro es sólo una cosa: que un judío ordinario que escuche esto, quiera poner en práctica esta unidad, al menos un poco.
[171852]
Del programa de radio Israeli 103FM 12/jun/15

Material relacionado:
Despejando el camino para la unidad
Sólo un milagro puede ayudar
La energía que salvará al mundo

Pros y contras de los deportes

Dr. Michael LaitmanPregunta: Recientemente 500 atletas de 48 países tomaron parte en el campeonato europeo de natación de Wingate en Israel ¿Es posible unir al mundo a través de eventos de este tipo?

Respuesta: Los eventos deportivos no tienen nada que ver ni con amistad ni con amor. Esta competencia es organizada con base en odio mutuo, hostilidad, rechazo, y oposición. En los deportes, los atletas deben superar el dolor, la pereza y todo tipo de problemas, especialmente hoy cuando los logros atléticos están más allá de los poderes humanos.

En esto no hay conexión ni unidad ni amistad. Hay una gran contradicción entre los deportes y cómo se manejan. Hoy se practican sin escrúpulos, los atletas usan drogas para ganar, etc.

Un deporte verdadero hace a la persona más sana, le ayuda a sobrevivir correctamente en su envoltura física para resolver el problema esencial para el que fue creada: alcanzar la meta de la creación. Esto requiere de fortaleza, de un sistema nervioso sano y de entendimiento mutuo. El verdadero deporte está dirigido sólo a la rehabilitación del cuerpo, ‘una mente sana en un verdadero deporte sano, debe ser dirigido sólo a mejorar el cuerpo’, ‘¡una mente sana en un cuerpo sano!’ Pero, si intentas ser mejor que otros, esto ya no es deporte. Los deportes deben ser colectivos, no para alguien ni para algo ni en contra de algo, sino en aras de la conexión y la unidad ¡Estoy a favor de este tipo de deportes!
[171657]
De Kabtv “Conversaciones con Michael Laitman” 12/jun/1

Material relacionado:
Los deportes y el futuro
Si no hay meta, no hay alegría en la vida
Sumérjanse en una nube de felicidad

“La diferencia de los idiomas humanos es determinada por el clima y el entorno”

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (Newsweek): “¿Qué hay que hacer para comunicarnos? Si estás en una estación de tren, atestada, gritando a tu amigo que está a 15 metros, podría ser necesario simplificar. Imagina decir ‘inequívocamente’. Seguramente no te entenderá. Cualquier palabra con muchas consonantes y sílabas complicadas, muy probablemente será difícil de entender, la distorsionará el ruido a tu alrededor, la bloqueará la multitud de cuerpos, kioskos y otros objetos en el camino. Hay que hacerlo fácil. Un simple y viejo ‘si’ probablemente llegará mejor a sus oídos.

“Ahora extrapolemos esas restricciones acústicas a la humanidad, que deambula por la tierra. Imagina sociedades desarrollándose en miles de hábitats ecológicos. Al mismo tiempo, desarrollando sus propios idiomas. Resulta que las características de los idiomas tienen mucho que ver con el entorno -específicamente clima y topografía- en el que surgieron. Esto, de acuerdo a una nueva investigación…

“Las personas de culturas que se originaron en regiones cálidas, cubiertas de árboles tienden a hablar idiomas con menos consonantes y con sílabas más simples en parte porque, de acuerdo a los investigadores, el aire cálido y la vegetación hacen menos confiable la transmisión de sonidos en frecuencias altas (como los que hacen las consonantes). De acuerdo a Ian Maddieson, lingüista de la Universidad de Nuevo México e investigador principal del estudio, esta es una razón principal por la que los lenguajes hablados en áreas tropicales, usen más vocales y estructuras silábicas más simples que sus contrapartes en lugares abiertos y fríos. Las vocales se transmiten en frecuencias más bajas y las estructuras silábicas más simples son menos propensas a perderse al tener árboles en su camino.

“Un terreno accidentado, como montañas y acantilados, tiene un efecto similar a la vegetación en el lenguaje. Las personas en esas regiones también hablan con sílabas más simples y con más vocales. También, nos dice Maddieson, el viento y la lluvia, en diferentes áreas, parecen jugar un papel en la forma de los idiomas. Todos esos factores ecológicos, son responsables en, hasta en un cuarto de la variación en el predominio de consonantes en un idioma.

“…Encontraron que la precipitación y la temperatura promedio anual, la densidad de la vegetación y la ‘rugosidad’ (tipo, cantidad y elevación de montañas), están relacionadas con las características del lenguaje de esa región. Concluyeron que; la acústica particular del entorno cuenta, en gran parte, en cómo se desarrollaron las diferencias en los idiomas humanos.

“Maddieson dice que esos hallazgos sugieren la hipótesis de que la adaptación acústica, la cual ha sido, en su mayoría, aplicada para describir aves, también puede ser aplicada a los humanos. Desde los años 70, los investigadores han observado que el canto de las aves parece depender, de forma muy significativa del hábitat ecológico de cada especie particular. Maddieson dice que, ‘las notas más altas y con menor rango en el canto de las aves, son de entornos de tipo boscoso’. En relación a los humanos, las aves evolucionaron en su comunicación, de acuerdo a factores acústicos similares a los que estudió el equipo de Maddieson. Pero a diferencia de las aves, los humanos son una especie, nos dice Maddieson, que hace particularmente atrayente el uso de esta hipótesis.

“Están encontrando que, dentro de una sola especie de ave, las que viven en ciudades, dentro del entorno de ruido de autos, etc., cantan en frecuencias más altas que las que viven en áreas rurales.  Dicen que, ‘las aves se están adaptando al ruido de tráfico. La especie se adapta a su entorno’.

“Entonces, ¿los humanos que viven en áreas urbanas, podrían estar transformando su lenguaje, nacido en el campo, para adaptarse mejor a esas condiciones?

“Maddieson nos dice. ‘Con el tiempo, esperaría que eso evolucionara. Pero, probablemente aún no hemos vivido tiempo suficiente en áreas urbanas ruidosas. Pero si regresas en unos años, podrías ver que si”.

Mi comentario: La naturaleza está mutuamente conectada en un solo sistema donde todo está alineado de acuerdo a reglas generales de conexión mutua. La meta de la naturaleza es llevar a todas sus partes a la cooperación mutua y plena, en la que la fuerza única de la naturaleza es revelada y todo es llenado con la característica de unidad, el Creador. La ley principal de la naturaleza es equilibrio y armonía; por lo tanto, la influencia completa de todas las características y partes de la naturaleza es inevitable. Esta es la ley del mundo integral, vinculado.
[170814]

Material relacionado:
En conexión con la Naturaleza
La ley integral de la interconexión
El maravilloso atributo de la garantía mutua

La vela de Jánuca, un símbolo de la Luz

LaitmanPregunta: ¿Por qué las velas encendidas son el símbolo de Janucá? También encendemos velas en otras fiestas y esto, esencialmente, es parte de muchas culturas.

Respuesta: Una vela es símbolo de Luz, un símbolo de poder físico y espiritual que nos colma y nos ayuda a sentir que estamos más allá de los límites de este mundo, en el espacio ilimitado.

Nos olvidamos del cuerpo y no sentimos que nos limita ni que nos presiona, como si estuviéramos flotando en el aire.

Pregunta: ¿Por qué es costumbre añadir una vela cada día de Jánuca, de modo que al final quedan ocho velas?

Respuesta: Cada día que pasa, recibo una nueva Sefira, un nuevo nivel espiritual de Maljut a Bina. Jánuca aún no es el final de nuestro desarrollo, sólo una parte. Por esta razón se le llama ‘Jánuca’, se deriva de las palabras hebreas ‘jardín’ y ‘aquí’.

Así es como logramos parte del mundo espiritual, una parte relativamente pequeña, interna, interconectada y libre de la interferencia de los ‘griegos’. Luego, de Jánuca a Purim hay otra parte de corrección. En Purim, alcanzamos el fin completo de la corrección y logramos el control del mundo superior.

Pregunta: ¿Por qué es costumbre comer donas durante Jánuca?

Respuesta: Las donas representan el aceite, la Luz. Jánuca es la fiesta de la Luz. Cuando iniciamos la unidad entre nosotros, sentimos que no estaba en nuestro poder lograrla, pero que lo hicimos con ayuda de la fuerza superior que dispuso esta unidad entre nosotros.

Por eso, el símbolo de la fiesta es Luz, una Luz que está por encima de nosotros como la luz del sol, la luz de la vida, la luz del aceite.

Antes la gente no tenía lámparas, sólo aceite. Al aceite se le considera fuente de luz.

Si nosotros, los judíos, comenzamos a luchar por nuestra unidad, ignorando a nuestros enemigos externos y tratando de acercarnos unos a otros, de inmediato, la Luz vendrá de arriba y nos conectará. Luego, con la ayuda de la gran fuerza que iniciará entre nosotros, podremos superar obstáculos, vencer miedos, odios, ISIS e intifadas.

Está en nuestras manos y todo se suma a nuestra fuerza de unidad. Esta es la razón por la que la Torá habla sólo de unidad. Esta es la condición primera y más importante para recibir la Torá. ¿Estamos preparados para conectar como un solo hombre con un solo corazón, para obedecer las reglas de: ‘Lo que odias, no lo hagas a tu prójimo’ y ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo’?

Todo está dirigido sólo a la conexión, ya que en la conexión descubrimos el mundo superior. Como está escrito, ‘Verás el mundo en tu vida’, porque en esta vida empezarás a sentir la espiritualidad y la vida en ambos mundos.
[171907]
Del programa de radio israelí 103FM 12/jun/15

Material relacionado:
La Luz de Januka en tu corazón
La primera vela se enciende en la cadena de unidad
La religión del futuro es “Ama a tu prójimo como a ti mismo”

Lección diaria de Cabalá -13/dic/15

Preparación para la Lección
Video:           Audio:

Escritos de Rabash, “Peldaños de la Escalera”, Artículo 24
Video:          Audio:

Escritos de Baal HaSulam, “La Sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”, “ La Sustancia  y la Forma en la Cabalá”
Video:           Audio:

Escritos de Baal HaSulam, “Prefacio al comentario Sulam“, ítem 87
Video:           Audio: